Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2021-01-08
Universidad Don Bosco. El Salvador: Cuenta con la plataforma de aprendizaje Aula Digital, donde cada docente comparte diversos materiales interactivos, actividades de aprendizaje, recursos multimedia y desarrolla comunicación asíncrona a través de discusiones y debates que se generan en los foros.

¿Cómo será el retorno de los universitarios de Centroamérica a las aulas?

A mediados de marzo, la intensa vida de los campus universitarios de Centroamérica se paralizó. Pero, ¿Cómo será el retorno? Esto indican los rectores de las univeridades del istmo.

Por Velia Jaramillo. Colaboraron Daniel Zueras (Costa Rica), Gabriela Melara (El Salvador), Luis Alberto Sierra (Panamá) y Roberto Fonseca (Nicaragua)

Las acciones de distanciamiento social decretadas para prevenir contagios de Covid-19 dejaron las aulas vacías, las universidades desiertas, los comedores estudiantiles solitarios Cientos de miles de estudiantes devueltos a casa.

Especiales E&N: ¿Cómo enfrentaron las universidades de Centroamérica el año de campus vacíos?

Así, el 2020 se convirtió en uno de innovaciones aceleradas, de transformación digital y de aprendizajes urgentes.

¿Cómo se preparan recibir nuevamente a los estudiantes las universidades de Centroamérica?

* Universidad de Costa Rica. Docencia Bimodal.

La universidad costarricense podría apelar a una docencia bimodal, presencial + virtual. Así, en un laboratorio de cómputo con capacidad para 40 personas, al cumplir con distanciamiento social podrían trabajar 15 o 20 personas. “Planteamos la posibilidad de que el grupo se pueda dividir en dos, y que reciban una semana clase presencial y la siguiente virtual. Posiblemente durante el primer semestre deba ser de esa forma. Eso para los casos donde la presencialidad es necesaria, pero donde no lo sea mantendremos virtualidad”, explicó su rector.

Opinión: No habrá vuelta a la educación tradicional

* Universidad del Valle. Modalidad HyFlex (hybrid-flexible).

A partir de enero del 2021, en la UV prevén la incorporación de la modalidad HyFlex, desarrollada en el 2007 por el profesor Brian Beatty de la Universidad Estatal de San Francisco, con el fin de garantizar la participación de los estudiantes en las actividades de aprendizaje, ya sea físicamente en el aula o laboratorio, conectándose sincrónicamente durante el período de clase, o bien, viendo las grabaciones de lo ocurrido en clase en otro momento si tuvieran alguna complicación de conectividad. El docente por lo tanto diseña experiencias de aprendizaje tomando en cuenta los estudiantes locales y remotos.

“Para que esta modalidad funcione adecuadamente, se ha invertido en la compra de equipos que permitan transmitir eficientemente las imágenes y el audio de lo que ocurre en los espacios de aprendizaje con flexibilidad de movimiento. Se busca fomentar la interacción entre los diferentes grupos de estudiantes y proporcionar la misma calidad de aprendizajes sin importar la ubicación. Varios laboratorios contarán con cámaras inalámbricas especializadas para video streaming. Además, todos los auditorios y ciertas aulas tendrán el equipo para grabaciones de clases en alta resolución”, detallaron.

* UTEC El Salvador. Vuelta parcial con distancia social.

Desarrollan encuestas para conocer como esperan sus estudiantes se desarrolle la formación en 2021. “Seguiremos con la oferta virtual, pero sabemos que muchos de los nuevos profesionales sí deben venir a algunas prácticas a los laboratorios. Cuando se nos permita volver en el 2021, esperamos hacer horarios para los alumnos, con distanciamiento social, para realizar las prácticas.

Y queremos brindarle al estudiante la alternativa de regresar a la universidad o seguir virtual”, expusieron. Por ahora, en el primer ciclo de 2021, prevén que se mantendrá el formato a distancia.

* Universidad de Panamá.Retorno parcial.

Redujo temporalmente la jornada de trabajo de 8 a 6 horas diarias, para minimizar la probabilidad de contagio del personal en horas pico del transporte público y el aforo establecido por día fue del 30%.

Puede leer: Educación híbrida: el futuro del aprendizaje

A medida que se levantaban las restricciones de la cuarentena, se estableció que se mantendrían labores administrativas con un personal mínimo para garantizar el funcionamiento de la universidad. Se mantienen medidas de seguridad a disposición del personal, el uso de mascarillas, alcohol, gel alcoholado, guantes, toma de temperatura con termómetros digitales, mamparas acrílicas, distanciamiento físico, lavado de manos y limpieza de las áreas de trabajo. En los puntos de acceso a la Universidad, se han dispuesto termómetros digitales e infrarrojos, para controlar el acceso.

FORMATOS DE ENSEÑANZA

Universidad del Valle. Guatemala

El formato sincrónico fue el más utilizado, con recursos como webinars, discusiones, comentarios a videos, estudio de casos, foros, simulaciones, exposiciones.

En lo asincrónico se utilizaron foros de discusión, películas, videos, resultados de investigaciones. Otra transformación fue la flexibilidad curricular

Universidad de Costa Rica

En la UCR, más del 80-90 % de profesores usan clase sincrónica, principalmente Zoom. Cuentan con una plataforma de mediación virtual, un repositorio donde los profesores ponen los contenidos de los cursos.

Universidad Don Bosco. El Salvador

Cuenta con la plataforma de aprendizaje Aula Digital, donde cada docente comparte diversos materiales interactivos, actividades de aprendizaje, recursos multimedia y desarrolla comunicación asíncrona a través de discusiones y debates que se generan en los foros. También con las plataformas de videoconferencias Adobe Connect y Microsoft Team para el desarrollo de los encuentros síncronos, donde se realizan discusiones, talleres, debates y defensas de proyecto de cátedras.

Con los laboratorios de acceso remoto, sus estudiantes toman control no solamente de computadoras sino de componentes electrónicos, tienen el uso de escritorios remotos, de bancos de pruebas basados en el Internet de las cosas. Con esto, pueden emular plantas industriales, conectores eléctricos, software de Diseño, entre otros”.

Universidad Americana. Nicaragua

Recurrió a una combinación entre atención sincronizada y asincrónica. Los espacios sincrónicos se realizaron utilizando aplicaciones como el Meet, Zoom, Webinar y Team, con el objetivo de brindar explicaciones, crear un espacio de encuentros entre estudiantes y para aprender de manera colectiva. En la segunda, el estudiante se vuelve el protagonista de su propio aprendizaje. Para ello, los docentes realizaron guías de mediación entre el contenido y las actividades que los estudiantes tendrían que realizar.

Universidad de Panamá

Se apoyó en formatos sincrónicos como lecciones vía zoom, webinarios, y también asincrónicos, con contenidos online. Se utilizan herramientas como Moodle, Plataforma UP Virtual, Plataforma Edmodo, Google Scholar y Plataforma Classroom.

UNITEC. Honduras

Invirtieron en tecnología broadcasting para equipar las aulas de UNITEC y CEUTEC a nivel nacional, con equipo de audio y cámara de última generación para transmitir las clases desde los campus y sedes, mientras los estudiantes se encuentran en sus casas, recopilando lo que el docente expone en la pizarra.

Necesidades de la pandemia: Responder a la realidad social de los estudiantes

Hacer la transición de la educación en las aulas a la educación virtual con los estudiantes en casa, abrió otros retos.

Fueron las universidades públicas entrevistadas las que lideraron esfuerzos más amplios para apoyar a la población estudiantil que no contaba con herramientas, Internet o recursos para continuar en esta modalidad y en medio de una pandemia.

En la Universidad de Costa Rica decidieron facilitar el acceso para que ningún estudiante quedara fuera por falta de acceso a Internet o falta de equipo. Se negoció con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para que todas las descargas desde dominio UCR fueran gratuitas. Se fortalecieron las becas, se reforzaron programas de atención psicológica a estudiantes. Y finalmente, se propiciaron la flexibilización y el diálogo, con reuniones de estudiantes y foros con el rector.

“Hubo estudiantes que nos dijeron ‘Me voy a retirar’, por cuestiones económicas, otros por la falta de herramientas de tecnología”, confirmó el rector de la UTEC de El Salvador.

“No todos tenían una buena calidad de acceso a Internet o un equipo para recibir las clases, unos solo tienen planes prepago y un celular, entonces, empezamos a readecuar nuestra plataforma, porque estábamos con BlackBoard, buenísima, pero muy pesada, tuvimos que regresar a Moodle, debido a que era más amigable”, agregó Nelson Zárate.

Por su parte, el Consejo Académico de la Universidad de Panamá aprobó en agosto de 2020, la exoneración total del pago de matrícula para el II semestre y el III cuatrimestre de 2020 para todos aquellos estudiantes matriculados en carreras técnicas y de Licenciatura. En la UP -y en la mayoría de universidades de la región- se decidió que la matrícula se realice totalmente de manera virtual, así como todos los trámites de retiro/inclusión.

En la Universidad Don Bosco de El Salvador implementaron un procedimiento especial que benefició a estudiantes que reportaron problemas económicos, por pérdida de empleo o disminución de ingresos a causa de la emergencia por coronavirus, permitiéndoles concluir el ciclo 01 al diferir las cuotas de abril y mayo en el ciclo 02-2020.

RELACIONADAS