Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2021-01-08
The students holding a shot of graduation cap by their hand in a bright sky during ceremony success graduates at the University, Concept of Successful Education in Hight School,Congratulated Degree

Opinión: No habrá vuelta a la educación tradicional

La “nueva normalidad” abre a las universidades oportunidades para la transformación digital y el acceso a mercados internacionales, de acuerdo con el experto Julio Zelaya.

Entrevista con Julio Zelaya, PhD, guatemalteco, co-Fundador de BrightDomino, Universidad Corporativa y Director de la Escuela de Propósito.

¿Por dónde debe pasar la evolución acelerada de las universidades para hacer frente a las nuevas modalidades de formación que impone la pandemia y a la educación a distancia?

Las universidades, como cualquier otra organización, deben servir mejor a sus audiencias clave (a sus clientes). La queja usual del cliente, empresa e individuo es una misma “la academia está divorciada de la realidad”.

En el contexto de la pandemia, existieron tres instituciones: -Las nuevas digitales -Las que tenían alguna experiencia digital -Las que nacieron digitales (un 5% de las organizaciones)

¿Respondieron adecuadamente las universidades a la nueva realidad y nuevas necesidades de sus estudiantes? ¿Cómo hacerlo mejor en 2021?

Las universidades en muchos casos adaptaron el modelo presencial a una herramienta digital (la misma clase pero en Zoom). El diseño instruccional para entornos digitales es diferente que el de entornos presenciales. Esto tendrá un impacto de corto plazo en mayor deserción, en menores índices de impacto competencial, entre otros.

¿Cuánto ha impactado la virtualidad en la calidad de la educación superior, especialmente en carreras de práctica como medicina, ingenierías, sin la opción de aprovechar los laboratorios y otras herramientas etc?

Especiales E&N: ¿Cómo enfrentaron las universidades de Centroamérica el año de campus vacíos?

Es temprano para concluir, pues es un proceso que tiene pocos meses. Sin embargo, la tecnología permite lograr desarrollo de competencias (como un simulador de aviación en lugar de volar el avión real).

Considero que las universidades pueden diseñar experiencias relevantes que permitan enfocar el desarrollo en la práctica. Las nuevas tecnologías (realidad aumentada, realidad virtual, simuladores inmersivos, modelos de machine learning predictivos, etc) permitirán compensar -y en algunos casos mejorar- la experiencia práctica.

En nuestra región, la educación a distancia es una barrera para estudiantes que no tienen el equipo (PC o Tablet), estudiantes o profesores que no cuentan con acceso a Internet de buena calidad. ¿Qué impacto ha tenido este tema?

El acceso a Internet de alta velocidad sigue siendo una barrera. Sin embargo, esto es algo que en los próximos años será un tema del pasado, gracias a esfuerzos como SpaceX, Google, entre otros. Los modelos de negocios de las grandes empresas tecnológicas dependen de la conectividad de alta velocidad.

Relacionado: ¿Cómo será el retorno de los universitarios de Centroamérica a las aulas?

Julio Zelaya, PhD, guatemalteco, co-Fundador de BrightDomino, Universidad Corporativa y Director de la Escuela de Propósito.

Rumbo a 2021 ¿Cómo visualiza la educación universitaria? ¿Programas presenciales, mixtos, sincrónicos/asincrónicos?

Sin duda los modelos híbridos serán la norma. Existirá una demanda creciente por programas digitales, en formatos sincrónicos y asincrónicos.

Las experiencias relevantes (coloquios, retiros, inmersiones totales) serán más cuidadosamente diseñados para que, las partes presenciales, sean más relevantes.

¿Cómo deberían prepararse las instalaciones para el retorno todavía con la amenaza de Covid-19? ¿Hay modelos exitosos fuera de Centroamérica de protocolos de actuación? ¿Hay suficientes recomendaciones desde las autoridades de salud y educación?

Creo que no volveremos a ver la normalidad del pasado. Muchas personas, aún con una vacuna, cuestionarán la ineficiencia de movilizarse, de pasar mucho tiempo en tráfico, etc. Las universidades deberán considerar que los estudiantes ya habrán probado por mucho tiempo la tecnología y, en muchos casos, no querrán volver a lo tradicional.

En este momento los casos internacionales no son concluyentes. En distritos como Boston han tenido momentos de cierres repentinos por rebrotes, pero en lugares como Asia en donde hay más distanciamiento normal los programas académicos son más “normales”.

¿Cuánto ha crecido la deserción en la pandemia en nuestra región?

La deserción ha sido alta a nivel mundial. Ha crecido doble dígito de acuerdo a diversos estudios. Esto se ha notado más en estudiantes con necesidad de trabajar o con menos recursos económicos.

Adicionalmente, estudiantes con retos de conectividad tuvieron un impacto más pronunciado en la experiencia educativa y en la motivación básica de aprender. Finalmente, si le adicionamos docentes no preparados para brindar una experiencia digital relevante, tenemos una receta que impacta en la deserción.

¿La aceleración tecnológica de las universidades y de los educadores ha sido la que demandan las nuevas circunstancias? ¿Que observa a nivel de las plataformas y soluciones implementadas para la educación a distancia y la adaptación de los contenidos?

La tendencia es favorable. Se ha acelerado la adopción de diversas plataformas (Zoom, Teams, Canvas, Mentimeter, Mural, entre otras). Las personas se han permitido experimentar diversas modalidades de estudio (Coursera, EdX, Udemy, Kajabi, etc) y familiarizarse con experiencias en vivo (Webinars, Lives, entre otros). Existirá una mayor oferta y demanda por las nuevas tecnologías educativas que usan la tecnología.

Puede leer: Educación híbrida: el futuro del aprendizaje

¿Que pierden los estudiantes en esta etapa a nivel de intercambios, redes, experiencias en el campus y como puede suplirse/ compensarse?

Como todo cambio, tiene un proceso de adaptación normal. Pasamos de dos extremos: ningún contacto -totalmente digital- a totalmente presencial. Poco a poco pasaremos a un modelo híbrido, donde la tecnología permitirá democratizar la educación de calidad y se diseñarán experiencias presenciales relevantes.

¿El modelo de universidad puede entrar en crisis? ¿Está en riesgo la sostenibilidad de las universidades?

Llevaba años en crisis. Los cierres de las universidades eran de cientos en muchos países. Esta crisis aceleró los problemas básicos. Sin embargo, modelos de universidad corporativa han crecido y son cada vez más usados para cerrar las brechas competenciales.

RELACIONADAS