Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-05-16
Foto René Valenzuela
Galeria  Ver Fotogalería

Diego Foresi, CEO de Infinity Esports, el ejecutivo que apuesta por una industria que sube de nivel

La Industria de los videojuegos sigue pasando niveles. En 2020 ingresó un 19,6 % más que en 2019, hasta alcanzar los US$174.900 millones (según datos de la consultora especializada Newzoo), más que la del cine y el deporte juntos.

Por Daniel Zueras - estrategiaynegocios.net

Se calcula que 3.100 millones de personas consumen de manera habitual algún juego de video, el 40 % de la población.

En definitiva, se trata de un sector fundamental de la economía naranja (que engloba a las diferentes industrias culturales) que la región debe desarrollar más en profundidad. Costa Rica se encuentra a la cabeza en Centroamérica, con el equipo puntero latinoamericano de esports (deportes electrónicos), comienzan a descollar estudios de videojuegos y atraen a multinacionales del sector tercerizando algunas partes de los desarrollos de los juegos.

La de Diego Foresi no es una historia habitual, ni en el mundo corporativo, ni en el de los esports (deportes electrónicos de competición). Asentado en Centroamérica como alto ejecutivo en diversas multinacionales (fue director general de Comex Latam, y gerente general de PPG Industries), este argentino decidió quitarse la corbata y ponerse la camiseta de Infinity, un club costarricense de esports. Junto a otros dos socios de su misma nacionalidad (Nicolás Lescano y Damián Szafirsztein, también residentes en Costa Rica) apostaron por entrar en junio de 2018 en el accionariado del club fundado por el tico Paul Venegas en 2009, quien es director deportivo y todavía conserva una pequeña parte de las participaciones.

banner edición portada(800x600)

Pasé los primeros seis meses conociendo el tema, aproveché viajes internacionales que tenía a Europa y Asia para saber de qué se trataba”. Se quedó un tiempo aprendiendo cómo era la industria en ambos continentes y volvió entusiasmado, pensando que en América Latina iba a tardar quizás cinco años en llegar a esos niveles de profesionalización. “Desde ahí hacia acá ha sido un vértigo”.

En apenas tres años han puesto a Infinity en lo más alto, ganando en dos ocasiones el campeonato latinoamericano de League Of Legends (LOL, el más importante de la escena competitiva, un juego de estrategia multijugador -la plantilla la componen cinco jugadores que compiten de manera simultánea frente al rival-). Pero no se han quedado ahí. Compiten en distintos países, en ocho juegos diferentes, con nueve equipos, uno de ellos femenino. Se trata de un caso único en la industria latinoamericana, donde suelen ser clubes con una sola escuadra.

El primer trabajo fue identificar los juegos relevantes, dónde competir. “Tenés una cantidad enorme de juegos, de países, de ligas... ¿Dónde están las audiencias, qué tipo de audiencias estamos buscando, qué audiencias buscan las marcas, dónde, cómo? Todas esas preguntas que te vas haciendo y a partir de ahí armamos una línea muy clara: queremos ser el club de esports más reconocido de Latinoamérica, para eso tenés que jugar los juegos más relevantes en los países más relevantes”, cuenta Foresi.

ESPORT JUEGOS.1(800x600)

Latinoamérica por bandera

Esa apuesta latinoamericana y de múltiples juegos, junto a los éxitos obtenidos en estos años, ha hecho que las marcas acudan al calor de las jóvenes audiencias que les proporciona Infinity, a las que saben hablar.

El caso más claro es el del propio nombre, Infinity Gillete Esports. La multinacional se apropió del naming del equipo, siendo el primer patrocinio de una empresa de cuidado personal en el sector. Y acaban de sumar a BMW que también ha escogido al club de bandera costarricense para su desembarco en los esports en Latinoamérica (ya trabajaba con equipos top en Europa, Estados Unidos, China y Corea del Sur).

“Tenemos como meta desarrollar talento latinoamericano, lo buscamos desde Argentina hasta México, en cada país. Hemos tenido jugadores de todos los países de Latinoamérica”. Conceptualmente lo han buscado y desarrollado, y a partir de los jugadores conocen e interpretan las comunidades de cada lugar. “Eso da una visión muy grande de dónde están las audiencias, cómo comunicarte con ellas y de qué manera esas audiencias interpretan el juego”.

Infinity no cuenta con equipos irrelevantes, “en cada competencia que entramos lo hacemos competitivamente”.

Este trabajo da sus frutos. “Por el lado de la geografía hemos ampliado el footprint de manera importante. Cuando ves dónde tenemos las operaciones, los influencers, o los jugadores, te das cuenta que estamos en toda América Latina”.

E&N Newsletter
EDICIÓN IMPRESA

12 ejemplares al año por $75

SUSCRÍBETE
Redes Sociales