Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-10-10
Hecho en Centroamérica, con orgullo, con ganas y pasión. Así resume su proyecto -y así podría definirse personalmente- Alejandro Argumedo, el emprendedor salvadoreño de 29 años, cofundador y CEO de Hugo Technologies que empuja la maquinaria de Hugo App, la super aplicación que reúne a usuarios con más de 3.000 comercios en Centroamérica. Foto: Salvador Meléndez
Galeria  Ver Fotogalería

Alejandro Argumedo y su conquista del delivery en Centroamérica con Hugo App

Hugo App nació de las ganas de despertar el orgullo salvadoreño y demostrar que en Centroamérica también se puede innovar y emprender. En marzo de 2017 nació la app con la promesa de ser la aplicación de entregas a domicilio, de productos y servicios, más completa de El Salvador, ahora se expande por la región y República Dominicana.

Textos por Claudia Contreras / José Barrera - Fotos Salvador Meléndez

Hecho en Centroamérica, con orgullo, con ganas y pasión. Así resume su proyecto -y así podría definirse personalmente- Alejandro Argumedo, el emprendedor salvadoreño de 29 años, cofundador y CEO de Hugo Technologies que empuja la maquinaria de Hugo App, la super aplicación que reúne a usuarios con más de 3.000 comercios en Centroamérica.

De Hugo App, el sueño que emprendió hace tres años junto a Ricardo Cuéllar (CFO) y Juan Maceda (CTO de Hugo) dice: “Sabíamos que teníamos que hacer una estructura escalable y en dos años ya estamos en seis países. Hemos hecho tres millones de transacciones en nuestra plataforma”. Hugo es la aplicación de servicios de entrega a domicilio con mayor crecimiento y expansión en Centroamérica. En octubre, llegan a República Dominicana, preparan el desembarco en Sudamérica y están lanzando en El Salvador su servicio de transporte VIP.

Puedes conocer en vivo la historia de Hugo y la historia de éxito de su CEO en Honduras > Inscríbete en el evento gratuito en este link.

Una beca para estudiar y jugar tenis en Estados Unidos le abrió a Alejandro Argumedo las puertas para vivir en Oklahoma y en Nueva York, oportunidades que a la larga sembrarían en el emprendedor el conocimiento que lo llevaría a desarrollar los cimientos de Hugo App, una compañía que se extiende por Centroamérica y aspira a afianzarse en otras regiones.

AlejandroArgumedo2(800x600)Hugo App nació de las ganas de despertar el orgullo salvadoreño y demostrar que en Centroamérica también se puede innovar y emprender. Cuanto la gente en Estados Unidos le preguntaba a Alejandro: ´¿Qué es El Salvador?´; cuando algunos, al conocer su nacionalidad, llegaron a preguntarle si era pandillero, se rebeló contra esos estigmas. “Pensé: ¿Por qué no nos apoyamos nosotros mismos?”, comenta.

Alejandro estudió marketing y trabajó junto a Oscar Salazar, cofundador de Uber, entendió cómo funcionaba el capital de inversión, cómo trabaja la economía On Demand, donde todo viene a ti. Conoció los secretos detrás del movimiento emprendedor de startups en Estados Unidos. Vivió en Nueva York, en donde todo funciona con la On Demand Economy. Aprendió y después lo dejó todo para regresar a Centroamérica. “Con ese conocimiento me decidí a regresar (a El Salvador), donde no había E-commerce desarrollado”, cuenta.

DESARROLLO DE LA PLATAFORMA

¿Qué fue lo más difícil en la primera etapa de Hugo App? Alejandro responde sin dudarlo: “Fue el tema de financiamiento. Sí logramos al principio recaudar ciertos fondos pero fue un sacrificio. Los tres pasamos ocho meses sin ganarnos un salario. Queríamos sacar esto a flote, estábamos hasta las 3:00 de la mañana los viernes, sábados, domingos. Nuestros papás pensaban que estábamos armando un bar”, recuerda divertido el emprendedor.

Pero la cosecha llegaría pronto: Hugo comenzó a ser rentable a partir del cuarto mes de trabajo. Los tres cofundadores fueron claves, “cada uno cubre la debilidad del otro”, sostiene Argumedo. “Sabía cuáles eran mis debilidades, y qué fortalezas debía buscar en mis socios. Eso fue un punto muy importante en el equipo. Los tres estábamos decididos a cambiar el rumbo de la tecnología en Centroamérica”, reconoce el CEO.

El capital semilla con el que arrancaron fue de US$115.000. Hoy, la aplicación da empleo a 130 personas a nivel regional y tiene registrados a 3.000 Hugos, como se conoce a los repartidores que se suman a la plataforma en formato freelance. Son los motoristas encargados del delivery.
1.75098(800x600)

Para Argumedo, hoy la plataforma resuelve problemas a los tres agentes que toca: comercios, motoristas y clientes. “Es lo que ha hecho que esto despegue. Antes, el usuario no tenía una forma rápida de comparar, de ver diferentes menús, ver qué opciones tenía disponibles, qué había en el mercado. La opción era agarrar el carro e ir por ahí. A veces, ver en Facebook, pero no es como ver todos los comercios a los que tengo acceso. Para el usuario fue descubrir más cosas, ver más servicios. Para el motorista, fue una oportunidad de trabajo flexible: gano bien y entre más trabajo más voy a ganar. En El Salvador, un Hugo puede ganar hasta US$1.500 al mes, más propinas. Si trabaja bastante, puede ganar bastante”.

Hugo inició con una creciente oferta de delivery de restaurantes, junto a los “mandaditos”, es decir, el servicio de trasladar a través de los ‘hugos’ pagos de ventanillas, envíos de paquetería, compras de artículos o traer llaves olvidadas. En los últimos meses sumaron Hugo Cash, Hugo Market, productos de conveniencia, lavandería, café, supermercado, alimentos y juguetes para bebés, farmacia y productos para mascotas. Uno de los servicios que vienen es venta de entradas al cine y una alianza con Todoticket para vender entradas a conciertos.

HUGO CONQUISTA A LOS INVERSORES

En el primer trimestre de este año, Hugo captó US$2 millones con los que aceleró los planes de expansión y perfeccionamiento de la app. El objetivo de Hugo Technologies es concretar 10 veces más que ese capital antes de que termine 2019. El nuevo fondeo les permitirá poner un pie de manera sólida en Suramérica, donde competirán con Rappi, Glovo y Uber Eats.

¿Cómo se conquista a los inversionistas? Argumedo responde en dos palabras: “Con resultados”. “Hemos tenido resultados verdaderamente espectaculares. Tenemos un equipo súper comprometido, talentoso. También estamos resolviendo un problema que es tangible y es lo que están viendo los inversionistas”.

Le interesa: Rappi, el unicornio colombiano mira a Centroamérica

Este año, en la primera ronda de inversión, aseguraron capitales provenientes de plataformas tecnológicas globales como Rain Johansson, exdirector de Skype; Mikko Silventola, primer inversionista de Taxify y TMT, un fondo de inversiones reconocido a nivel mundial, entre otras compañías.
2.209775(800x600)
Argumedo sostiene que el Due Diligence que ahora recibe la empresa es mayor. Se enfoca en métricas, que son clave en el tablero de la maquinaria Hugo. Para que un inversionista entienda su tasa de crecimiento y la proyección a futuro, hay que tener claro, por ejemplo ¿Cuánto es el costo exacto de un usuario?, ¿Cuánto es el porcentaje de deserción de usuario en los últimos cuatro meses?

Los inversionistas también hacen preguntas como: ¿Qué tan frecuente es el requerimiento de un usuario?; o bien ¿Cuántos usuarios ocupan la aplicación o ya no lo vuelven a ocupar?; ¿Qué porcentaje de deserción se tiene?; ¿Cuánto te cuesta? Hay muchas métricas que nos piden estos fondos de inversión. Nos piden data bastante sofisticada”, explica el salvadoreño.

¿Qué lección toma de nadar con tiburones? Argumedo aprendió a responder rápido para vender su producto. “Para vender el proyecto y levantar capital tienes que saber bien esos números. Tienes que ir aprendiendo. Poco a poco, mientras más llamadas hacemos, hemos visto lo que quieren. Mientras más te vas fogueando, vas viendo qué métricas busca el inversionista, cuáles son los números de crecimiento”.

En el camino de captar capital de inversionistas, Hugo también ha conquistado capital centroamericano. Grandes y reconocidos apellidos empresariales están ya apostando por la plataforma, como la familia Botrán, uno de los primeros inversionistas con cuyo apoyo la aplicación está ganando terreno en Guatemala. La familia Kriete, en El Salvador, también se sumó a los inversionistas que entraron a ser parte de Hugo en el primer trimestre de este año.

El CEO de Hugo Technologies reconoce que ha sido más difícil llegar al empresario centroamericano y que cuando iniciaron no había Venture Capital para este ecosistema. “Ahorita sí estoy viendo más eventos de emprendimiento, sí hay un auge. Y gracias a Dios está pasando porque lo necesitamos.

El inversionista tradicional buscaba más inversiones en Real Estate porque no ha tenido los retornos que una empresa de tecnología pueda traer”, apuntó. ¿Cuánto es el retorno tras invertir en Hugo App? Argumedo detalla que los primeros en apoyarlos han recibido un retorno 10 veces mayor a lo invertido. Los de este año, han logrado hasta cinco veces más de retorno.

El acelerado crecimiento que experimenta el negocio refuerza la idea de que Hugo será pronto un unicornio, el término para las empresas tecnológicas que alcanzan un valor de US$1.000 millones en alguna de las etapas de su proceso de levantamiento de capital, asegura su fundador.

3.19221(800x600)

UN MODELO EN EL QUE TODOS GANAN

En cuanto a la plataforma de cobro y pagos, todo el desarrollo de la app ha sido hecho por el equipo en El Salvador. Al principio, uno de los mayores problemas con los que se topó Hugo fue que la banca local no estaba lista para la explosión de un modelo de venta desde una aplicación, como la que empujan, además, había retos en el tema de facturación.

Por ejemplo, al principio, no podían hacer cobros con tarjeta de crédito. La solución de la plaza financiera era proveerles un POS. Argumedo recuerda: “con 2.000 órdenes activas, ¿cómo podíamos estar metiendo esas órdenes una por una? Nos ha tocado a nosotros desarrollar un montón de nuestro lado para poder tener lo que tenemos en la pasarela de pagos. Ahorita los bancos son más abiertos, pero todavía siguen atrasados”.

El inicio de Hugo fue modesto. Empezaron con 30 negocios, con la idea de sumar pequeños comercios como aliados. Hoy, la app atiende casi al 100% de franquicias que
están a nivel regional. “Nuestra estrategia fue irnos por los pequeños, que también están tratando de sobresalir. Todavía seguimos mucho la filosofía de apoyar a los pequeños. La plataforma está hecha para que todos puedan resultar beneficiados”, dice Argumedo.

El CEO de Hugo Technologies sostiene que su posicionamiento ha hecho que cada vez haya más oferta gastronómica. Este modelo ha permitido que tanto pequeños restaurantes como grandes cadenas se sumen. También impulsan otro fenómeno: restaurantes virtuales que solo despachan en la plataforma a domicilio. Promueven además la gastronomía típica local, en El Salvador existen decenas de emprendimientos como las típicas pupuserías, que están con Hugo y no son tan recurrentes en otras aplicaciones de entregas a domicilio.

EXPANSIÓN REGIONAL ... Y MÁS ALLÁ

El primer mercado al que Hugo entró -después de consolidarse en el mercado salvadoreño- fue el de Guatemala, donde ofrece servicios en zonas clave de la capital y en
Quetzaltenango, la segunda ciudad más importante del país. Luego, en agosto de 2018, se expandió a Costa Rica donde se enfrenta a un mercado más maduro, con más competidores y donde continúan operando en San José.

Hugo se va adaptando a cada plaza local, incorpora su cultura, adapta sus mensajes a cada localidad. Si bien “Las culturas son bastantes parecidas, hemos visto comportamientos distintos. La forma de trabajar de las personas es diferente. Ello nos ha hecho irnos adaptando”, dijo Argumedo. Este año, los Hugos se desplegaron en Honduras, en Managua y se preparan para su desembarco en República Dominicana, su primera operación en el Caribe que marcará el inicio de su expansión fuera del territorio centroamericano. “Estamos por lanzar Hugo (en octubre de 2019) en República Dominicana, será un relanzamiento con una plataforma más completa”, explica el CEO.

“Arrancamos el proyecto con ‘esto es Hecho en El Salvador’, pero ahora queremos crecer en la región en general. En otros países la aplicación dice: ‘Hecho en Centroamérica’. Tenemos gran afinidad y pasión por El Salvador, pero también por la región. Queremos dar ese mensaje de: ‘Nosotros los centroamericanos, como región, podemos crecer si nos unimos y colaboramos, si dejamos esas fronteras falsas”, puntualiza Argumedo.

La llegada a Dominicana implicará el mayor display de la plataforma, incluso mayor que en El Salvador. “Vamos a lanzar la con más comercios afiliados, los dominicanos podrán comprar a través de Hugo las entradas al cine. Será una experiencia diferente porque es el mercado más completo donde hemos lanzado Hugo”, destaca.

FUTURO: TRANSPORTE, FINANZAS, IA

Los responsables de Hugo Technologies están claros en que el futuro de Hugo App pasa por convertirse en una super hub de servicios y comercios concentrados en un solo lugar. Hugo también quiere ofrecer más servicios financieros, en especial, dirigidos a clientes en la zona rural que no necesitan productos a domicilio, pero sí soluciones financieras.

Estos avances pasan no solo por una afinada estrategia de expansión, sino por una pasión dentro del equipo que da vida al emprendimiento. “Hemos tratado de generar esa marca de identidad, esa sinergia con la gente. La gente que trabaja aquí ama Hugo, ama su trabajo. Nosotros como cofundadores amamos lo que estamos haciendo. Y si amás lo que estás haciendo lo contagiás, creo que hemos ido contagiando ese ‘amo lo que hago’dice Argumedo, que apenas se acerca a los 30 años de edad.

Más de las apps del Delivery: Uber Eats, el pionero de las apps de delivery se extiende en Centroamérica

En el horizonte cercano está el lanzamiento de su propio servicio de transporte, lo que convertirá a Hugo App en la primera plataforma de su tipo en incluirla en un mismo entorno, sin necesidad de una nueva aplicación.

“Somos la primera aplicación que incluye transporte en la misma app. Tenemos la aplicación más completa. Nos hemos enfocado mucho en la experiencia de usuario, en servicio al cliente. Hay otras aplicaciones que tienen distintas apps, o distintas formas de abordar al cliente. En Hugo nos gusta ser más personalizados, y a diferencia de un Uber que solo es transporte, nosotros queremos resolver el día a día: desde servicios de lavandería, llevamos efectivo, transporte, hay otros productos financieros..queremos ser la plataforma, incluso para resolver esos problemas que no sabías que tenías”, apunta.

La plataforma de transporte cubrirá un flanco que no contempla la operación de Uber: un servicio VIP que en una primera etapa estará disponible solo por invitación. La primera fase -dice Argumedo- será con Audi. En la medida que se abra la plataforma a más personas, se incorporarán otras marcas de carros. El CEO de Hugo sostiene que de esta manera buscan atender a sus usuarios VIP quienes han sido fieles.

“El precio será competitivo. Sabemos que hay gente que prefiere ir en algo más seguro, más cómodo”, puntualiza sobre este servicio que se lanzará en El Salvador, pero que se irá sumando paulatinamente en los otros mercados donde operan. El innovador también visualiza un Hugo más inteligente en el futuro. Por ejemplo, capaz de proveer la lista de supermercado de un usuario sin que él lo pida, porque gracias a la inteligencia artificial, Hugo “Sabe tanto de ti que, por ejemplo, podrías tener tu compra mensual del supermercado en tu puerta sin pedirlo. El super te conoce, sabe tus consumos, tus patrones”.

Por ahora, los cerebros de Hugo están dedicados a inyectar de algoritmos más inteligentes la plataforma para dar soluciones más personalizadas. “Queremos resolver los problemas logísticos de distancias mayores. Hoy manejamos bastante micrologística, pero queremos resolver esa logística de distancias más grandes y hacer la plataforma más inteligente, que aprenda más de ti y te recomiende. Le estamos metiendo más Inteligencia Artificial, pero estamos en pañales”.

HITOS EN EL LEVANTAMIENTO DE CAPITALES

1. En la primera ronda de inversión de 2019 aseguraron capitales de plataformas tecnológicas globales como Rain Johansson, exdirector de Skype; Mikko Silventola, primer inversionista de Taxify; TMT, un fondo de inversiones reconocido a nivel mundial.

2. Están atrayendo inversión de las dinastías empresariales de Centroamérica, como la familia Botrán en Guatemala. La familia Kriete, en El Salvador, también se sumó a los inversionistas que entraron a ser parte de Hugo en el primer trimestre de 2019.

3. El sueño es convertirse en Unicornio. “Con los inversionistas hemos analizado crecimientos de empresas Unicornio. Para lograrlo, tenemos que crecer 20% mes a mes y estamos creciendo al 19%. Dicen que si en tu primer año pasas de una facturación de US$1 millón probablemente llegas a esos números”, dice Argumedo.

RELACIONADAS