Finanzas
Fecha de publicación: 2021-04-05

Aumenta la predilección por los fondos de inversión

Estos instrumentos reúnen aportes de los inversores participantes y los distribuyen en diferentes títulos valores. Durante la pandemia, el mercado avanzó a ritmos superiores a dos dígitos.

Por Pablo Balcáceres – estrategiaynegocios.net

Los fondos de inversión en Centroamérica supieron ganarse la confianza de los inversionistas, quienes privilegiaron un balance entre cautela y rendimiento en el contexto de incertidumbre de la pandemia de COVID- 19.

El mercado creció de manera significativa el año pasado en la región, catapultado por la promesa de facilitar el acceso al pequeño inversor a instrumentos más sofisticados, a los cuales por lo general no tendría alcance de manera individual, con una distribución de riesgo más sólida.

Especiales E&N: ¿Qué se hizo con el dinero durante una pandemia mundial?

En Costa Rica, país que acumula cerca de tres décadas de experiencia en esta materia, los fondos de inversión finalizaron el año 2020 manejando activos por US$6.231millones, un crecimiento anual del 11%.

El aumento se explica en buena parte por la atracción de nuevos inversores, quienes trasladaron sus recursos en el marco de la pandemia hacia los fondos, particularmente de corto plazo.

“El inversionista corrió a refugiarse en fondos mercado dinero, que crecieron en el año US $539 millones en activos, con una leve preferencia por fondos en dólares. Los restantes tipos de fondos no crecieron, por ser de mediano y largo plazo, aún cuando mostraron buenos rendimientos”, resume Víctor Chacón, director ejecutivo de la Cámara de Fondos de Inversión de Costa Rica (CAFI).

Al cierre del año pasado, el mercado se distribuyó de la siguiente manera: el 49 %, en fondos de mercado de dinero; el 40%, en los fondos inmobiliarios; y el 11%, entre los fondos de ingreso, crecimiento y accionarios. En el país operan 14 Sociedades Administradoras de Fondos de Inversión (SAFI), las cuáles ofertan al público 88 tipos de fondos.

Por activos gestionados, la mayor SAFI es la del Banco de Costa Rica, que maneja US $1.713 millones y 13.972 cuentas, en cifras al 12 de febrero de este año. Y en cuentas abiertas, es la sociedad de Banco Nacional, con US $1.041,8 millones en activos y 88.753 cuentas.

EL SALVADOR: MERCADO A PUNTO DE DESPERTAR

La plaza bursátil salvadoreña lleva poco más de cuatro años de experiencia con los fondos de inversión. A la fecha, compiten tres firmas gestoras: Atlántida Capital, Gestora de Inversión Banagrícola y SGB Fondos de Inversión.

Descargue nuestra edición del mes: Gratis

A raíz de la pandemia, el inversionista empieza a ser más conservador y a procurar tener el dinero a la vista. “Gran parte de eso se refleja en que la industria de fondos de inversión despega bastante desde marzo, el inversionista se refugió en estas alternativas”, analiza Francisco Santa Cruz, gerente de Negocios de Hencorp Casa de Bolsa en El Salvador.

“En el caso de los fondos de inversión tuvimos un comportamiento positivo, no solo en nuestra gestora, sino en general”, observa, por su lado, Javier Mayora, gerente general de Atlántida Capital.

Los instrumentos de corto plazo están captando la preferencia del público en el entorno de la pandemia.

El fondo de liquidez de Atlántida creció a un ritmo de 265 % interanual a marzo, a unos US$19 millones en activos administrados.

Además del fondo de liquidez, que permite entradas y salidas de participantes con una ventana de 5 días de plazo; Atlántida comercializa el fondo de crecimiento, que plantea una permanencia a 180 días, y el inmobiliario.

Este último ha crecido a un ritmo del 50 %. La rentabilidad del fondo de liquidez se vuelve atractiva comparada contra una cuenta corriente o de ahorro a la vista. “Si revisamos las tasas publicadas por los bancos, el promedio a la vista anda por el 0,25 %, 0,5 %, comparando a 3,30 % de retorno de nuestro fondo de liquidez”, dice Mayora. El fondo de crecimiento ronda el 5 % y el inmobiliario, un 5,8 %.

El gestor prevé que la actividad económica despertará aún más en el segundo semestre. La aspiración de crecer a triple dígito figura en los escenarios, pero Mayora prefiere ser moderado y apunta a un 25 % de incremento en los activos para este año 2021.

“En los fondos financieros nuestra perspectiva es crecer; en el inmobiliario fue más difícil examinar oportunidades de inversión en 2020 porque la gente estaba bastante cauta, pero este año hemos visto una reactivación importante, se vislumbran oportunidades inmobiliarias. Se han reactivado los intereses de hacer colocación de propiedades, creo que el fondo va a crecer más que el año pasado”, pronostica Mayora.

El experto ve una mezcla de señales positivas: el período preelectoral en El Salvador no golpeó negativamente a la industria financiera, la vacuna contra el COVID-19 comienza a llegar al país y se percibe una incipiente reactivación de la economía.

COSTA RICA: LO QUE VIENE

¿Qué le depara el mercado a Costa Rica? Para este año, el sector podría crecer en un 15 %. “Habrá un reacomodo, de clientes regresando a fondos de mediano y largo plazo o inmobiliarios, y saliendo un poco de instrumentos líquidos, conforme se aclaren los nublados económicos, pero habrá crecimiento por la reactivación económica y porque se esperan flujos internacionales importantes buscando rendimiento, y los encontrarán en activos de mediano y largo plazo”, proyecta Chacón.

Vistos en un rango, los rendimientos de los fondos inmobiliarios oscilan entre 5 % a 5,5 %; los de ingreso y crecimiento, de un 4 % a 4,5 %; y los de mercado de dinero, rápidamente accesibles, entre 1,5 % y 1,6 %.

Las tasas han venido bajando en la medida que sube la demanda por los activos altamente líquidos. Este comportamiento obliga a los fondos a hacerse de este tipo de cartera de corto plazo. “Al inducir la gente a los fondos y sus gestores a tener que venirse a la parte corta de la curva, estamos todos metidos en un cuarto muy pequeñito que se llama plazo de 0 a 90 días”, explica Chacón.

El panorama podría mejorar ante las perspectivas de un acuerdo entre Costa Rica y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Tan solo tras el anuncio de que al equipo técnico del FMI le pareció factible la propuesta, los bonos soberanos del país incrementaron de precio en el mercado internacional.

RELACIONADAS