Centroamérica & Mundo
2022-06-28

COVID-19 atrasa atención de pacientes con cáncer en América Latina

En colaboración con múltiples organizaciones y un grupo de expertos médicos con amplio conocimiento en oncología, sistemas de salud y las redes de atención hospitalaria de América Latina, Roche contribuye al desarrollo del estudio: ‘El impacto de la pandemia de COVID-19 en el cuidado del cáncer en América Latina’.

Por Gabriela Melara - estrategiaynegocios.net

El cáncer es la segunda causa de muerte en América Latina. Durante 2020, año en el que se desarrolló la pandemia por COVID-19 en la región, se registraron más de 700.000 muertes.

En ese mismo año, los sistemas de salud se volcaron a atender a los pacientes infectados por el nuevo coranivurs y redujeron las atenciones de aquellos con patologías y enfermedades no transmisibles, como el cáncer. Asimismo, las consultas se vieron reducidas por temor a contagiarse del nuevo virus.

Si bien el impacto fue a nivel mundial, los países de América Latina resultan más vulnerables debido a la ya existente falta de recursos y disparidades en cuanto a acceso al cuidado de la salud.

Puede leer: Presidente de Panamá anuncia que padece cáncer en la sangre

“La atención fragmentada de los pacientes con cáncer ha sido un problema recurrente en Latinoamérica, contrastando con el estándar contemporáneo del cuidado del cáncer que incluye un abordaje coordinado con equipos multidisciplinarios. La pandemia, entre todos los desafíos que trajo, también agravó esta fragmentación, resultando en atención poco oportuna y muchas veces de calidad subóptima”, destacó Mariana Rico, directora médica de Americas Health Foundation y autora del estudio.

Para entender mejor el impacto causado y determinar el camino a seguir para fortalecer la resiliencia y sostenibilidad de los sistemas de salud frente a emergencias sanitarias, Roche, como compañía líder en atención de la salud personalizada, junto con expertos médicos, y otras organizaciones incluyendo la Americas Health Foundation, el equipo de EY-Parthenon y Catalyst Consulting Group, desarrollaron el estudio: El impacto de la pandemia de COVID-19 en el cuidado del cáncer en América Latina.

El estudio evaluó el impacto de la pandemia en 18 variables clave vinculadas al cuidado del cáncer en 11 países de la región, a través de encuestas de percepción con organizaciones de pacientes, profesionales médicos de centros oncológicos y un modelo matemático para estimar el impacto económico de la pandemia en lo relativo al cuidado de cáncer.

“Los resultados del estudio son contundentes en que la pandemia afectó el espectro completo en torno al cáncer, estamos hablando desde la prevención, atención y cuidado”, afirmó la especialistas, quien lamentó que un 98% de los encuestados confirmaron que los pacientes dejaron sus tratamientos en el tiempo de la pandemia, por lo que es muy probable que se aumenten los casos de cáncer o la mortalidad por los mismos.

De interés: Corte Suprema de EEUU ratifica que Bayer/Monsanto pague indemnización de US$25 M

De acuerdo con lo informado por la encuesta a los expertos médicos incluida en el estudio, en el caso de Centroamérica y República Dominicana (resultados consolidados de Costa Rica, República Dominicana y Panamá) se experimentaron retrasos en cirugías, en un 69%. El 66% informó un aumento de la enfermedad avanzada al momento del diagnóstico debido a los retrasos en la línea de atención relacionada con la pandemia.

Mujeres las más afectadas

El informe también deja en evidencia las repercusiones que tuvo la pandemia en la salud de la mujer en la región, y refuerza aún más la desigualdad de género que existe en salud. Cerca de 96% de los médicos encuestados, mencionaron una reducción específica en la cantidad de mamografías de tamizaje, las cuales son clave para detectar el cáncer de mama en su etapa más temprana y curable. Además, la pandemia también afectó a los cuidadores, teniendo en cuenta que 2 de cada 3 mujeres desempeñan este rol en la sociedad.

En cuanto a la carga económica que esto genera, el cáncer de mama representa un costo de US$3.900 millones, aproximadamente el 50% del impacto económico total estimado, ya que constituye más del 50% de todos los casos de cáncer y tiene una alta tasa de supervivencia, causando que los pacientes pasen a una etapa clínica mucho más cara para mantener baja la cifra de muertes.

“La pandemia afectó desproporcionalmente a las mujeres y en el caso del cáncer, también fue el caso”, acotó Rico.

La especialista indica que es momento de acercar los tratamientos a las mujeres y aumentar, desde ya, las campañas de prevención. “Hay que cambiar el chip, no solo el coronavirus es mortal, sino que hay otras enfermedades que podrían aumentar la mortalidad en nuestros países y pueden prevenirse”, agregó.

Aumento de casos

El 87% de médicos encuestados en Centroamérica y República Dominicana percibieron un aumento en los nuevos casos de cáncer en los primeros seis meses de la pandemia (marzo - agosto de 2020). Estos datos contrastan con las tendencias regionales, que encontraron reducciones en las visitas oncológicas por primera vez de 28 - 38%.

También, el 85% de médicos indicó que hubo pacientes que abandonaron sus tratamientos por completo por razones relacionadas con COVID-19 (miedo a la infección, cuarentenas) así como no relacionadas (el seguro dejó de cubrir costos).

“Acá lo esperamos ver es que más pacientes sean diagnoticados con cáncer con etapas muy avanzadas porque no se detectaron el momento oportuno... Estos problemas ya venían antes de la pandemia, pero este momento los puso en la mirada de todo el mundo”, indicó Rico.

Al estudiar los efectos de la pandemia, se identificó la magnitud de su impacto en la atención del cáncer en América Latina en tres ámbitos principales:

●Prestación de servicios para la atención del cáncer: El 80% de los participantes reportaron interrupciones en atención y actividades de prevención del cáncer por la sobrecarga en los sistemas de salud, y además un 96% informó una disminución en la realización de mamografías por medidas de precaución, como cuarentenas, y limitaciones financieras.

●Mortalidad: En el estudio, varios puntos respaldan el impacto en la mortalidad por cáncer debido a la pandemia. El 93 % de los médicos informaron que al momento del diagnóstico sus pacientes ya tenían etapa avanzada del cáncer, lo que significa un peor pronóstico y opciones de tratamiento limitadas para el paciente.

●Impacto económico para el paciente y los sistemas de salud: La situación socioeconómica en la región se ha visto deteriorada a raíz de la pandemia. Según estimaciones, proporcionadas en el análisis de impacto económico y social, el cual se elaboró mediante un modelo que incluyó 18 variables - incluyendo la proporción de pacientes afectados por COVID-19, nuevos casos de cáncer estimados para 2020, 2021 y 2022, PIB promedio per cápita durante 10 años, meses promedio de interrupción en el tratamiento, entre otros - señala que el impacto económico generado por retrasos en el diagnóstico y tratamiento en América Latina está estimado en $5 mil millones de dólares.

COVID-19 atrasa atención de pacientes con cáncer en América Latina

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE