Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2018-07-09
Galeria  Ver Fotogalería

EEUU 'preocupado' por intereses de China en El Salvador

La embajadora Jean Manes anticipa que empresas de China están interesadas en operar el Puerto de La Unión. La diplomática dijo que hay expectativa sobre la expansión de la inversión china en la región.

Por estrategiaynegocios.net

La embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, dijo hoy que su país ve con preocupación el interés de China en El Salvador, la funcionaria primero hizo comentarios en la entrevista matutina "Frente a Frente" -y más tarde insistió en el tema en un foro empresarial- donde advirtió de las "consecuencias" que genera la llegada de capital de ese país.

China, según la funcionaria, está interesada en establecer negocios en El Salvador, utilizando como estrategia la inversión en el Puerto de La Unión.

La terminal marítima en el oriente del país tiene casi una década de construcción,pero está sin operaciones debido a impasses en el legislativo sobre la forma de la concesión, la cual finalmente se espera sea terminada antes de fin de año.

El Salvador es uno de los pocos países en Latinoamérica que no tiene relaciones diplomáticas con China, pero es un gran aliado de Taiwán, país que es visto por Beijing como una provincia rebelde.

“Como Estados Unidos estamos preocupados por la intervención de China en la región, específicamente en El Salvador. China está tratando de encontrar puntos débiles, hay que tener los ojos abiertos a lo que está pasando”, manifestó la diplomática que advirtió que el puerto no solo tiene un interés logístico, sino geopolítico.

Según Manes, el interés de China no es sólo por el Puerto, sino penetrar militarmente en Centroamérica y El Caribe, utilizando las debilidades de estos países.

“Es alarmante la estrategia de expansión que China tiene en la región, no solo económicamente, sino también militarmente”, aseveró Manes.

Costa Rica en 2007 y Panamá en 2017 rompieron el hilo tradicional que mantuvo Centroamérica con Taiwán y firmaron relaciones diplomáticas con China.

Sin embargo, no se produjo el efecto dominó con los demás países del istmo entrando a la órbita de Beijing, que algunos analistas catalogaban como inminente por el poderoso crecimiento de China.

Lo que sí ha habido son inversiones en Honduras y Nicaragua, mientras en Guatemala fracasó un intento de instalar una eólica de 300 megavatios/hora valorada en US$900 millones que terminó en un litigio en un tribunal internacional, mientras que la faraónica -y polémica idea- de abrir un canal interoceánico en Nicaragua no pasa de ser un proyecto en papel.

NI HKND.1(800x600)

En El Salvador, los acercamientos con China únicamente se han dado en el campo comercial.

Durante décadas, los países centroamericanos fueron aliados de Taipéi, que los compensaba generosamente con cooperación.

Beijing demostró que no se queda atrás a la hora de atraer aliados con donaciones, pero cada vez va más alla. Hoy, en Ciudad de Panamá se iniciaron las negociaciones para un Tratado de Libre Comercio del país centroamericano con China, país que tiene interés en el estratégico canal en dicho territorio.

China Panamá.1(800x600)

Después del establecimiento de relaciones diplomáticas, China donó a Costa Rica el nuevo Estadio Nacional, con un costo de US$110 millones.

Actualmente la empresa China Harbour Engineering Company (CHEC) tiene un contrato para reconstruir 107 km de la principal carretera de San José al Caribe, a un costo de US$450 millones, mientras en Panamá hay otros millonarios ofrecimientos en infraestructura.

La diplomática informó que hace un mes tuvieron una reunión con todos los embajadores de la región y del Caribe.

Sin embargo, la estrategia de China de incursionar en las economías locales no es bien vista por EE.UU. La embajadora Manes la tildó de poco “transparente”.

Según dijo, ese país trae a su gente a laborar, es decir, no utiliza mano de obra local. “Ellos traen a su propia gente, no es una competencia abierta y funcionan con poca transparencia”, manifestó.

Manes reforzó su discurso en la inauguración de la Semana de la Responsabilidad Social Empresarial y la Sostenibilidad, donde aprovechó para dirigirse a la llegada de inversión china al país.

En un foro lleno de empresarios, la diplomática aplaudió el compromiso de los inversionistas en materia de RSE y criticó la que calificó como poca transparencia y debilidad de las inversiones chinas en cuanto a respetos laborales o del que llamó "desarrollo integral".

RELACIONADAS