Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-09-14

Fitch estima que Panamá crecerá 12,1% en 2021

La agencia de calificación mejoró la estimación de crecimiento de este año hasta un 12,1%.

Por La Prensa (Panamá)

Carlos Morales, analista de la agencia, dijo que el repunte está ligado principalmente a la apertura de la economía, tras la fuerte contracción de 2020. En materia fiscal, la agencia mantiene sus dudas sobre el cumplimiento a partir de 2022 de unos límites de déficit que se van reduciendo paulatinamente según la Ley de Responsabilidad Social Fiscal.

La agencia de calificación Fitch Ratings mejoró las perspectivas de crecimiento de Panamá para 2021. El pasado mes de febrero proyectaba un crecimiento de 9.2% en el producto interno bruto (PIB), pero la agencia vio que la recuperación estaba ganando tendencia y revisó desde junio la proyección a un 12.1%, dijo a este diario Carlos Morales, director del equipo de soberanos de Fitch Ratings.

El repunte está ligado a la apertura de la economía de este año, luego de la fuerte contracción por los cierres de 2020 y al aumento en las exportaciones debido a que se espera un año completo de producción de la mina de cobre. A pesar del repunte de este año, no se espera retornar a los niveles de producción previos a la crisis hasta 2023.

Morales dijo que están viendo un aumento de los ingresos corrientes este año de la mano de la reactivación, algo que es positivo, pero mantuvo las dudas sobre el cumplimiento a futuro de la Ley de Responsabilidad Social Fiscal.

Estas dudas ya fueron expresadas anteriormente y se reflejan en el hecho de que la calificación tenga perspectiva negativa.

Para 2021, la norma fiscal marca un límite de déficit en un rango entre 7% y 7.5% del PIB, un registro que la agencia cree se cumplirá.

Las dudas surgen cuando se mira el horizonte de los próximos años, ya que los límites marcados en la ley van descendiendo paulatinamente hasta un 1.5% a partir de 2025. No ayuda el hecho de que en el pasado, los distintos gobiernos hayan cambiado los límites de la ley para ajustarlos a sus necesidades de gasto, lo cual ha minado la credibilidad de la política fiscal.

Teniendo en cuenta que se espera una tendencia ascendente del gasto público, la interrogante está en si los ingresos serán suficientes para lograr reducir el déficit. Morales explicó que la recuperación del ingreso vía la reactivación de la economía se está produciendo este año y por lo tanto, quedan dudas sobre la capacidad de aumentarlos en los próximos ejercicios.

“Nuestra preocupación es similar a cuando hicimos la calificación de este año, que es la implementación de mejoras en la recaudación tributaria”, sostuvo.

La agencia espera una reducción en la relación entre deuda pública y PIB este año, pero la tendencia a partir del próximo año volvería a ser ascendente si no hay un ajuste fiscal más allá del generado por la recuperación económica.

La evolución de la economía y de las cuentas fiscales serán factores clave para el devenir de la calificación de Panamá, explicó Morales, que en el caso de Fitch Ratings está en BBB-, a solo un escalón de perder el grado de inversión.

La próxima revisión de la calificación se debe conocer a más tardar en febrero de 2022, un año después de la última actualización, pero no necesariamente se resolverá la perspectiva negativa, ya que esta puede tener una vigencia de hasta dos años. Eso dependerá, explicó el analista, de si hay suficiente información para tomar una decisión al respecto.

RELACIONADAS