Empresas & Management
Fecha de publicación: 2021-01-14
La pandemia del COVID-19 impuso retos y desafíos a las empresas que operan en Centroamérica y, por tanto, a las firmas legales que les brindan servicios de asesoría y de consultoría jurídica. FOTO iSTOCK
Galeria  Ver Fotogalería

Así se enfrenta a la ‘nueva realidad’ el ejercicio legal en Centroamérica

La pandemia del COVID-19 impuso retos y desafíos a las empresas que operan en Centroamérica y, por tanto, a las firmas legales que les brindan servicios de asesoría y de consultoría jurídica.

Por Roberto Fonseca – estrategiaynegocios.net

El teletrabajo, el trabajo en equipo, la comunicación cercana con los clientes y la capacidad de reinvención, fueron determinantes para superar los escollos.

La pandemia del COVID-19 impactó las economías de los países centroamericanos y, en consecuencia, el ejercicio de las firmas legales que operan en la región.

Desde los bufetes “full service” regionales hasta los “boutique” especializados, sin excepción, pasaron paulatinamente a la modalidad de teletrabajo, a reenfocarse en las áreas de mayor demanda por la crisis sanitaria y a garantizar una mayor cercanía con sus clientes.

Valeria Di Palma, Directora Regional de Consortium Legal, galardonada por el Directorio Legal Chambers & Partners como la Firma del Año en Centroamérica en 2020, confirmó a E&N que, en los primeros meses de la pandemia, más del 80% de sus colaboradores estuvieron bajo la modalidad de teletrabajo.

Hoy, un 50% de ellos permanece bajo dicha modalidad, de más de 200 abogados en 7 oficinas localizadas en la región.

“No hubo un impacto significativo en el desempeño de la firma, puesto que llevamos varios años adaptando los procesos e implementando tecnologías que nos permitieron mantener la comunicación tanto a lo interno como a lo externo, y la operación de la firma”, apuntó Di Palma.

Por su parte Lilia Arias y Roberta Gallardo, Socias Administradoras de Arias El Salvador, señalaron que, desde finales de marzo, estuvieron brindando servicios de forma remota en un 100%.

“Actualmente estamos trabajando a un 50% de manera remota, para evitar aglomeraciones en las oficinas. El desempeño de la firma logró resultados impresionantes, considerando todas las limitaciones enfrentadas”, afirmaron a E&N.

Recomendamos: Empresas Centenarias, constructoras de la economía de Centroamérica

De igual manera la firma regional García & Bodán, con oficinas en cinco países de Centroamérica, en cierto momento de la pandemia, el 100% de la firma operó bajo la opción de teletrabajo. Sin embargo, en la actualidad, entre 30% a 50% del equipo legal labora de forma presencial, por turnos.

“Es innegable que la forma de hacer negocio y de trabajar de las firmas cambió como resultado de la pandemia. El teletrabajo cobró una importancia crucial para el desarrollo de los negocios y los servicios legales no son la excepción”, señalaron Terencio

García, Socio Director Regional y Vanessa Oquelí de Riera, Socio Director de García & Bodán Honduras.

“Estar a la vanguardia en los temas de tecnología fue uno de los puntos que nos ayudó muchísimo, pues ya contábamos con plataformas que nos ayudaron a facilitar el teletrabajo de todo el equipo y mantenernos 100% conectados con nuestros clientes”, agregaron.

En el caso de otra firma regional, BLP Legal, con 11 oficinas en Centroamérica, México y Madrid, Mónica Malcotti, Business Development Director, refirió que la pandemia vino a acelerar procesos que ya tenían en marcha, por lo que estaban tecnológicamente y organizacionalmente listos, para cambiar a casi todo el personal a teletrabajo.

“Nuestro talento joven nos permitió fluir y acomodarnos a las nuevas necesidades del mercado legal, y las fuertes relaciones que tenemos con cada uno de nuestros clientes hizo que el trabajo continuara aún en estos tiempos difíciles. Nuestro enfoque principal desde el inicio de la pandemia fue cómo lograr que nuestros clientes superaran los nuevos retos de la mejor manera posible”, señaló Malcotti.

Hernán Pacheco, Socio Líder EY Law Latinoamérica Norte | Centroamérica, Panamá y RD y Alejandro Antillón, Socio EY Law, valoraron que, debido al impacto socioeconómico de la pandemia, así como por las medidas de confinamiento adoptadas en la mayoría de los países de la región, las firmas legales medianas son probablemente las que más han sufrido con la pandemia, al igual que aquellas que no hayan tenido el soporte tecnológico para operar en un ambiente virtual, tanto a lo interno como de cara a los clientes.

“La tecnología con soluciones innovadoras y herramientas robustas, garantizan no solo la continuidad del negocio, sino la oferta de soluciones innovadoras que permitan ayudar a nuestros clientes a enfrentar la crisis e identificar las oportunidades que trae consigo la crisis”, apuntaron.

ABOGADOS1.5(800x600)

Y, ¿CÓMO IMPACTÓ LAS ÁREAS DE PRÁCTICA?

Federico Rucavado, Socio y Director de Facio & Cañas, firma legal con 80 años de trayectoria en Costa Rica y con más de 40 profesionales en las áreas de derecho, aseguró que durante los primeros meses de la pandemia y del confinamiento, tuvieron un incremento importante en los requerimientos de servicios en materia laboral, en virtud de la implementación de una serie de medidas que tuvieron que adoptar sus clientes, entre reducción de jornadas, suspensión de contratos de trabajo, etcétera.

En El Salvador, Danilo Rodríguez, Socio de la firma Espino Nieto, confirmó a E&N que con la pandemia se ha requerido mucho trabajo en ciertas áreas de práctica, como derecho laboral y tributario, todo ello en virtud de nuevas regulaciones que se emitieron durante la crisis sanitaria.

Conozca a los admirados de la región por los centroamericanos

“Vemos mucho crecimiento también en el emprendimiento digital, para lo cual la demanda de trabajo en esa área va en aumento, incidiendo en temas de propiedad intelectual, derecho del consumidor, protección de datos, entre otros temas de asociatividad”, agregó.

En Honduras, Ricardo Mejía, del bufete Mejía & Asociados, señaló que todas las áreas han sido impactadas en mayor o menor medida, al respecto, han visto un resurgimiento de trabajo corporativo y de propiedad intelectual en relación con el emprendedurismo y servicios médicos o relacionados en línea.

Asimismo, Óscar Melara, Socio Director de Melara & Asociados, de Honduras, planteó que se ha activado mucho la asesoría laboral, dado que muchas empresas necesitaron entender sus opciones frente a su fuerza laboral detenida por la pandemia.

“Adicionalmente, al inicio de la pandemia, muchos de nuestros clientes se vieron en la necesidad de renegociar las condiciones de algunos de sus contratos, lo que también significó un incremento importante en ese tipo de servicios. Por otra parte, el cierre de nuestras fronteras afectó algunas transacciones inmobiliarias, pues algunas compraventas que se tenían programadas, se debieron cancelar por la imposibilidad de los inversionistas de venir a Costa Rica para los correspondientes cierres”, agregó.

Por su parte Marcos Ibargüen, Socio Administrador de la firma QIL+4 Abogados, confirmó que en Guatemala al principio de la pandemia muchas áreas de práctica se vieron impactadas en forma importante, entre éstas, fusiones y adquisiciones (M&A), litigios y derecho corporativo en general.

Y, por el contrario, tuvieron auge derecho laboral, reestructuraciones de deuda y asesoría contractual (sobre todo análisis de fuerza mayor), y apoyo en negociaciones.

“En el último trimestre, la firma ha visto un impactante repunte en M&A y en litigios, con la liberación de medidas y reapertura de las distintas dependencias de gobierno y en los tribunales”, señaló Ibargüen.

abogados 2(800x600)

Y, ¿DESDE LA ÓPTICA DEL FULL SERVICE?

A nivel regional, Pacheco, Socio Líder EY Law Centroamérica, Panamá y RD, confirmó que en un primer momento hubo un incremento de actividad en el área laboral y contractual.

Con el avance de la crisis, otras áreas han venido generando demanda importante de servicios, como por ejemplo temas de privacidad de datos, temas de ecommerce, el área bancaria y más recientemente litigio. También en el sector Life Scienses y Health han visto importantes volúmenes de consultas y trabajo de análisis legal, así como en estructuras de planificación sucesoria y protección de activos.

Di Palma, de Consortium Legal, puntualizó que sin duda los temas digitales fueron impulsados por la pandemia: Firma electrónica, E-Commerce, Fintech.

“Son temas que venían tomando auge y ahora tienen una gran relevancia”, sin dejar atrás temas que siempre han sido relevantes pero que este año se volvieron prioridad, como lo son las medidas de Seguridad y Salud Ocupacional, así como los temas de cumplimiento en las empresas.

Por su parte Arias y Gallardo, de Arias, reiteraron que las áreas que más sufrieron fueron los litigios por el cierre de tribunales, temas regulatorios por el cierre de oficinas públicas, y proyectos de M&A por la incertidumbre en las economías en general.

Sin embargo, agregaron que hubo áreas de práctica que tuvieron una demanda mayor por los efectos de la pandemia, como Laboral, Impuestos, Temas Contractuales, Financiamientos, que cobraron relevancia.

“Ahora ya estamos en diciembre y podemos decir que el volumen de trabajo ha empezado a normalizarse”, dijeron, aunque refirieron que el área de adquisiciones y nuevas inversiones resultó afectada.

A su vez Malcotti, de BLP Legal, indicó que las áreas de comercio electrónico y derecho laboral han cobrado mayor relevancia durante la pandemia, así como litigio y reestructuraciones. Así mismo, han notado que habrá gran auge en temas novedosos en los que tenemos equipos especializados, como por ejemplo en egaming, blockchain, ciberseguridad, datos, fintech y cannabis.

La otra cara de la moneda son el derecho inmobiliario y la hotelería, las áreas de práctica legal más afectadas con la pandemia, concluyó.

RELACIONADAS