Centroamérica & Mundo
2022-06-01

Viruela del mono: ¿Quiénes tienen mayor protección ante la enfermedad?

La viruela del mono puede afectar a todas las personas, sin embargo las vacunas de antes y un buen sistema inmunológico serían la fórmula para evitar complicaciones.

Por The New York Times

La viruela del mono cada vez tiene mayor presencia en el mundo, y ante las cuestiones que rodean a la enfermedad sobre un posible esparcimiento a gran escala, algunas autoridades en salud se han mostrado optimistas, asegurando que es poco probable que su contagio sea similar al del COVID-19.

Una investigación de The New York Times recopiló testimonios de autoridades en salud en Estados Unidos, quienes concluyeron que es improbable que la viruela del mono se propague por el mundo, además de que es necesario saber que en el mundo hay medidas preventivas funcionales para que los nuevos casos no presenten complicaciones con la enfermedad.

Hasta el siglo pasado, la viruela en general era una de las primeras causas de ceguera en el mundo, y esto se debía a que la gran capacidad infecciosa al contacto del salpullido con ropa y que las personas infectadas se tallaban los ojos, lo que generaba un esparcimiento del virus y su eventual daño visual.

Con la escalada de la enfermedad, las autoridades en salud implementaron una vacuna que se aplicaba de manera rutinaria hasta los años setenta. Esta inoculación podría ser fundamental incluso hoy día para prevenir casos de la viruela del mono, ya que su efectividad no se ha mermado y su vigencia es de años. Con toda esta información te decimos a continuación algunos grupos que podrían ser menos vulnerables a la enfermedad.

¿Qué personas tiene mayor protección contra la viruela del mono?

Las personas adultas que se vacunaron durante su infancia son las que tienen menor posibilidad de tener consecuencias graves derivadas de la viruela del mono.

Curiosamente este grupo de personas son las que mayor posibilidad de complicaciones tendrían en caso de contraer la viruela del mono, así como los niños menores de 6 meses, aunque estos no han sido alcanzados por la enfermedad aún.

De acuerdo con la publicación en The New York Times, el trabajo de vacunación realizado en el siglo pasado es fundamental para una protección contra la viruela del mono.

Durante 2001, con la tensión generada por los ataques con ántrax, autoridades de Estados Unidos cuestionaron la durabilidad de la vacuna contra la viruela, a lo que algunos referentes como Anthony Fauci, máximo asesor de enfermedades infecciosas en la administración de Joe Biden, respondió que la durabilidad de protección de la vacuna aplicada el siglo pasado depende de la persona y su organismo.

Luigi Ferrucci, director científico del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento en Estados Unidos, señaló que a pesar de que no está comprobado cuánto tiempo dura la protección de la vacuna sí hay una mayor protección entre las personas que fueron inoculadas anteriormente respecto a las que no.

Por otra parte, la investigación del diario estadounidense concluye que en caso de que la viruela del mono se presentara en este grupo de personas tendría síntomas leves, misma situación en personas con sistemas inmunes saludables.

El reportaje también señala que la viruela del mono se muestra en el organismo 12 días después de haber sido contraída, y solo es contagiosa hasta que se presenta el salpullido, a diferencia del COVID-19 que tenía un impacto fuerte pocos días después de llegar al cuerpo y es contagiosa incluso sin mostrar síntomas.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE