Centroamérica & Mundo
2021-01-18

Marvin Castillo, el panameño que impulsa la educación Steam

Especial Centroamérica Inspira 2020: Destacamos a Marvin Castillo. En 2015 abrió una pequeña academia y con mucho esfuerzo organizaron la Primera Olimpiada Nacional de Robótica.

Por Luis Alberto Sierra / Ilustraciones: Luis Barahona (Garabatos)

Cuando al Ingeniero Naval Marvin Castillo Benavides su hijo mayor le dijo en 2014, estando en un astillero en el Pacífico panameño, que le gustaban más los robots que los barcos, no imaginó el cambio de rumbo que iban a tener su vida y la de su familia a partir de ese momento. El ingeniero había trabajado durante años en diferentes áreas en el mundo portuario, marítimo y de transporte, también había sido un emprendedor creando empresas en el sector. Cuando supo del interés de su hijo, le compró un robot de juguete por medio de Amazon.

En ese mismo 2014, el mayor de los tres hijos de Castillo se preparó para participar en la competencia de robots llamada Robocot, por medio de la Senacyt (Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación de Panamá). Ganó el primer lugar.

La historia no paró allí. Al ver Castillo y su esposa el talento de su hijo, le contrataron tutores para que mejoraran sus posibilidades y lo acompañaron para que representara a Panamá en octubre, noviembre de ese mismo año en la Olimpiada Mundial de Robótica en la ciudad rusa de Sochi.

La experiencia fue el detonante, ya que se dieron cuenta de las dificultades que tuvo su hijo para competir con participantes de países con un mayor avance educativo y con un conocimiento mayor, como Rusia, Malasia o Alemania. "Decidí ahí, cuando venía para Panamá, que no solamente tenía que fortalecer la educación de mi hijo, sino la de todos los niños panameños, porque si no lo hacíamos íbamos a perder competitividad como país", recordó Castillo en entrevista.

En 2015 abrieron una pequeña academia y con mucho esfuerzo organizaron la Primera Olimpiada Nacional de Robótica.

Constataron que faltaba aún mucho para avanzar, luego de una edición en la que más que nada participaron escuelas privadas.

En 2016 dieron los primeros pasos para crear una Organización no Gubernamental (ONG), y en febrero de 2017 nació la Fundación Nacional para el Desarrollo de las Steams (Fundesteam), de la cual Castillo es presidente y director ejecutivo. El objetivo es llevar educación Steam (en ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas), además de robótica educativa a las escuelas públicas, y en especial a las más vulnerables socialmente.

En 2017 Fundesteam empezó la labor con escuelas públicas. Al día de hoy hay 60 escuelas en todo el país a las que les han donado laboratorios.

Comenzaron a llevar niños de Panamá para participar en actividades de robótica, y fue hasta 2018 que Panamá logró un tercer lugar en una competencia mundial de robótica educativa en China. Este año, con todo y pandemia, ya lograron el sexto lugar a nivel mundial en la World Robotic.

Fundesteam ha impactado a 20.000 niños de áreas socialmente vulnerables, a través de sus programas, y ha llevado al exterior a más de 100 estudiantes de Panamá becados para que participen en Olimpiadas Mundiales de robótica.

Castillo subrayó la importancia de la educación Steam para Latinoamérica y Centroamérica, teniendo en cuenta que ese tipo de enseñanza ayudó a China a eliminar la pobreza en 30 años, por lo que es clave que la educación de calidad llegue a nuestros países.

Su lema: lo que quiere para sus tres hijos lo quiere para los demás niños de Panamá.

Olimpiadas virtuales de robóticas panameñas

1. Reinventarse en la pandemia

En medio de las restricciones de movilidad por la pandemia del COVID-19 surgió una oportunidad para Panamá en el tema de la robótica. Fundesteam desarrolló una plataforma virtual para evitar que se cancelaran todos los torneos internacionales y en los cuales los participantes usan costosos robots físicos.

2. Lanzamiento exitoso.

El 1 de agosto, Fundesteam lanzó la plataforma con un simulador de Canadá, que fue el primero que se sumó a la idea, hecho por Panamá Steam Education.

Los panameños lograron que ese simulador funcionara con un robot virtual y enviara esos resultados en vivo y directo a la plataforma. La World Robot Olimpiad Association aprobó en noviembre que se hicieran dos olimpiadas, una por Zoom, otra con la plataforma de Panamá.

3. Alto impacto.

Con su plataforma han logrado la participación de más de 9.000 niños de 32 países en torneos de robótica virtuales, incluidos dos certámenes mundiales y uno regional.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE