Opinion
Fecha de publicación: 2015-09-25

El trabajo y los Millenials cosmopolitas

La cultura cosmopolita de los Millenials en el ámbito laboral.

Por: Alfredo Fonseca Pauly*

Hace algunas décadas, viajar a otros países era un lujo, estudiar en ellos lo era aún más. En países como el nuestro, así como en la mayor parte de Centroamérica, nos acostumbramos a estar en la seguridad de nuestras casas y fronteras, de nuestro idioma, cultura y nuestra zona de confort. Los Millenials están intentando cambiar esto, y en grande.

¿Ha pensado qué tipo de comida se consume en Bélgica? ¿Cómo viven en Holanda y si prefieren salir de casa al cine o realizar actividades al aire libre? Inclusive, aún pocos se sientan a analizar el por qué en Asia la clase media, y su poder adquisitivo, está creciendo de manera tan importante. Estas son solo algunas de las pequeñas diferencias que se dan entre países, sin embargo conforme los negocios avanzan y la globalización gana terreno en todas las industrias, los jóvenes están buscando formas de apropiarse de esas culturas para utilizarlas en su día a día.

De los Millenials se han escrito cientos de artículos sobre los cientos de retos que tienen sus empleadores o los cambios culturales que traen en su ADN, sin embargo pocas veces nos sentamos a analizar las ventajas que pueden proporcionar, como es este conocimiento cosmopolita en donde ya no son ciudadanos de un país, sino del mundo.

No es casualidad que hemos registrado crecimientos de hasta 50% en programas de educación cortos para adolescentes entre 12 y 17 años y la necesidad de los padres de prepararlos enviándolos a nuevos lugares a perfeccionar sus habilidades.

De la misma forma, un 85% de los jóvenes que salen en este tipo de modalidades prefieren ir a Estados Unidos o Inglaterra para perfeccionar su manejo del idioma inglés, uno de los requisitos más frecuentes al buscar trabajo en Costa Rica.

De acuerdo con la Organización Mundial de Turismo (OMT), los viajeros jóvenes constituyen más del 20% de las llegadas internacionales, y esta es una tendencia que sigue en incremento. También WYSE Travel Confederation indica que el turismo global generará US$320 mil millones conforme los nuevos destinos emergentes tomen un rol más activo en la economía global.

¿Qué nuevas ideas estarán surgiendo en Irlanda? ¿Cuáles serán las nuevas tendencias tecnológicas en Inglaterra? Quizá un joven ya lo descubrió y podría aportarlo en su labor en el día a día.

Las universidades tienen esto claro y muchas han realizado convenios con el fin de ofrecer dentro de sus servicios los viajes al exterior para aprender idiomas o inclusive pasantías pagadas en los distintos campos, o bien las mismas empresas han solicitado capacitaciones para sus colaboradores en sus debidos campos.

En el caso de las compañías, al darle la oportunidad a un empleado de ampliar sus conocimientos no solo está dándole más valor a su propio negocio, sino que gana la lealtad del empleado.

Estamos en un panorama en donde ser un ciudadano del mundo se convierte en un valor agregado que las empresas deberían buscar e incorporar a su lista de talentos, el conocer otras culturas debería ser una necesidad e inclusive un incentivo dado por la compañía como ya muchos otros hacen.

Todo negocio se nutre y desarrolla gracias a su recurso más preciado que son sus personas, y si éstas han tenido la posibilidad de salir al mundo, el retorno vendrá lleno de múltiples e integrales conocimientos. Viajar no es solamente conocer lugares, es una experiencia de vida que cambia y fortalece a las personas, que les afecta su visión del mundo, su capacidad de desarrollarse con el entorno, y básicamente les da la posibilidad de tener mejores herramientas para el mundo laboral.

*Director Regional de Intercultura de Centroamérica.

RELACIONADAS