Claves del día
2016-07-13

Idea de negocio o emprendedor comprometido ¿Qué es más importante?

La pregunta que todo emprendedor debe hacerse antes de presentar una idea es ¿Estaré dispuesto a comprometer mi tiempo, dedicación y pasión para hacer que esta empresa sea exitosa? Si la respuesta es no, es mejor buscar otro camino.

Por: Hugo Díaz*

Recientemente, en el UFM Acton MBA se realizó un evento conocido como el "Pitch Project", en el que los estudiantes deben presentar una idea de negocios a un panel de potenciales inversionistas. La dinámica es muy similar a la que se ve en el programa de televisión llamado "Shark Tank" en el cual los emprendedores presentan ideas de negocios e intentan convencer a los inversionistas de darles su dinero a cambio de una participación en la empresa. Como resultado, los emprendedores pueden salir del evento con un compromiso de inversión o con valiosa retroalimentación para mejorar su idea.

Para los inversionistas esta decisión no es fácil, especialmente en tan corto tiempo. Dado que la mayoría de proyectos presentados en este tipo de actividad están todavía en una fase naciente, los inversionistas deben tomar en consideración muchos aspectos antes de decidir si arriesgar su dinero en determinada oportunidad. Una de las herramientas que se utiliza en el Acton MBA es conocida como el "FIT Framework" desarrollada originalmente por Bill Sahlman y Howard Stevenson en la Escuela de Negocios de Harvard. Esta herramienta considera cuatro elementos clave:

1) Los factores críticos de éxito de la oportunidad: ¿Se han identificado claramente los costos, competencia, contexto y el tipo de cliente en el cual se tendrá un enfoque primordial? ¿Podrá la empresa entregar un producto o servicio que los clientes deseen comprar a un costo que le permita ser rentable? ¿Es éste el momento adecuado para el emprendimiento?

2) El equipo que liderará la empresa: ¿Tiene la inteligencia, integridad y motivación para alcanzar sus sueños? ¿Podrá ejecutar los factores críticos de éxito?

3) Los acuerdos financieros y condiciones de la inversión: ¿Están los incentivos alineados?, ¿Cómo se puede hacer más grande el "pastel" de manera que todos ganen más, a pesar que éste se divida?

4) Los sistemas necesarios para crecer: ¿Qué palancas y controles se utilizarán para mantener el rumbo de la empresa alineado a las prioridades?

Cada uno de estos elementos requiere consideración detallada. Una oportunidad es buena si todos estos elementos están alineados. Es importante evaluar si los números presentados están basados en supuestos razonables y si la oportunidad de inversión es atractiva. Sin embargo, el aspecto que tiene mayor peso ante los inversionistas tiende a ser la gente. Prefieren apostarle más a un emprendedor comprometido con una misión - aunque la idea de negocio no esté bien pulida - en vez de hacerlo a una muy buena idea en la cual es cuestionable el compromiso o la habilidad del emprendedor para ejecutar.

¿Por qué sucede esto? Las ideas de negocios tienden a evolucionar. Muchas empresas terminan utilizando un modelo de negocios completamente distinto al que se planificó inicialmente. Algunas veces el cambio es tan grande que hasta hay que cambiarle de nombre a la empresa porque ya no refleja el enfoque nuevo. Pero para que esta evolución se dé exitosamente se requiere un gran compromiso y tolerancia a la ambigüedad; características clave en los emprendedores con mayor probabilidad de éxito.

Hoy en día las ideas abundan, lo que hace falta son emprendedores con el nivel de compromiso que se requiere para construir algo desde cero, enfrentar fracasos y levantarse con ánimo renovado para probar una nueva iteración de la idea. Es por eso que durante el "Pitch Project" 2016 uno de los potenciales inversionistas le dijo a una alumna que no le interesaba invertir en la idea pero sí en la persona.

La pregunta que todo emprendedor debe hacerse antes de presentar una idea es: ¿estaré dispuesto(a) a comprometer mi tiempo, dedicación y pasión para hacer que esta empresa sea exitosa? Si la respuesta es no, es mejor buscar otro camino. Por el contrario, si la respuesta es sí, es el momento de lanzarse al agua y no mirar atrás. Los recursos vendrán, pues un emprendedor(a) con ese nivel de compromiso es como un imán para la gente adecuada y el capital inteligente.

* Director UFM Acton MBA

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE