Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-10-19
Pese a incidentes en el Congreso de la República, militares retirados que piden resarcimiento lanzan advertencia y afirman que las negociaciones pacíficas se han terminado. Varios vehículos fueron dañados en un parqueo del Congreso de la República por exmilitares que exigen una indemnización. (Photo by JOHAN ORDONEZ / AFP)
Galeria  Ver Fotogalería

Guatemala: Veteranos militares provocan disturbios e ingresan a la fuerza en el Congreso

La manifestación que veteranos militares que se desarrollaba frente al Congreso de la República terminó en disturbios este martes 19 de octubre.

Por AFP / Prensa Libre

Exmilitares guatemaltecos irrumpieron este martes en el área trasera del Congreso y quemaron varios vehículos en una protesta para exigir una indemnización por sus servicios durante la guerra civil (1960-1996), tras lo que fueron dispersados con gases lacrimógenos por las fuerzas antimotines, constataron periodistas de AFP.

Un grupo de cientos de manifestantes, algunos con palos, machetes u otros objetos, rompió un portón de metal e ingresó por la fuerza a un estacionamiento del parlamento, y colocaron cadenas con candados en varias puertas para evitar que algunos diputados y trabajadores salieran del edificio. Además, los exsoldados incendiaron varios vehículos que estaban estacionados. La televisión local transmitió en vivo imágenes del fuego y columnas de humo que salían de los coches.

Antimotines llegaron a la zona y por un rato permanecieron a cierta distancia de la protesta hasta que entraron en acción lanzando algunos gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, que también llevaban botellas de vidrio y otros objetos contundentes.

Al menos cinco personas fueron atendidos por socorristas por algún golpe, heridas leves o afectados por los gases, según un vocero de los Bomberos Voluntarios. Algunos periodistas que cubrían los disturbios resultaron lesionados, aunque nada de gravedad. El Ministerio de Gobernación (Interior) informó en su cuenta de Twitter que, con apoyo de la policía, "se logró la evacuación por completo del personal que permanecía en el interior del Congreso".

Protestas recurrentes

La protesta fue convocada en rechazo a la supuesta negativa del Congreso -controlado por los oficialistas- de aprobar una iniciativa de ley que autoriza una indemnización de unos US$15.000 a cada soldado jubilado por su labor durante el conflicto armado interno, que dejó 200.000 muertos y desaparecidos, la mayoría a manos del Ejército.

La manifestación inició en horas de la mañana cuando se reunieron en la plaza central, frente a la antigua sede de gobierno, y luego recorrió varios metros rumbo al Congreso, donde ocurrieron los disturbios. Al caer la noche, el edificio y los alrededores eran custodiados por policías civiles y militares.

El pasado miércoles, cientos de integrantes de organizaciones de exmiembros del Ejército bloquearon puntos fronterizos, el paso a un puerto marítimo y unos 18 tramos de carreteras.

El jueves retomaron el bloqueo de algunas carreteras aunque ya no el paso en las fronteras de Tecún Umán (oeste), limítrofe con México, y en Valle Nuevo, que comunica con El Salvador (este), como lo hicieron el día anterior.

Los militares retirados protagonizaron en junio y agosto pasados protestas similares para presionar por la ratificación de la iniciativa presentada en 2019 por el diputado Felipe Alejos, un congresista incluido recientemente por Estados Unidos en una lista de "corruptos".

Las exigencias del grupo de exmilitares son simples: que se les otorgue el pago a cada uno y se les permita acceder a tierras y seguro médico. Sus solicitudes las fundamentan en un compromiso político que dicen tener con el presidente Alejandro Giammattei, que les prometió en campaña, a cambio de votos, ese beneficio, promesa que renovó Felipe Alejos, de Todos, al presentar una iniciativa para que se convirtiera en ley.

Ahora, estas exigencias están en un entuerto técnico, porque nadie sabe cuántos exmilitares son y, por consecuencia, todos ignoran cuánto dinero se necesitará para cumplir con el pago.

El panorama se complica un poco más cuando los manifestantes emplazan al Congreso a que resuelva su situación en una semana o, caso contrario, seguirán en las calles pero se alejarán de cualquier actitud pacífica para protestar.

Empresarios rechazan violencia en el Congreso

El Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), la Asociación de Azucareros de Guatemala (Asazgua) y la Cámara de Industria de Guatemala (CIG) se unieron al rechazo de la violencia ocurrida este martes en el Congreso tras una manifestación de los veteranos militares.

Las agrupaciones exigieron que se sancione a los responsables y recordaron que toda manifestación debe darse dentro del marco de la ley. Un grupo de veteranos militares irrumpió este martes en el Congreso, quebró vidrios e incendió varios vehículos.

RELACIONADAS