Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-07-18

La telemedicina, una tendencia que se acelera en Centroamérica

La pandemia del COVID19 ha impulsado la demanda de servicios médicos a distancia. En Centroamérica, se potencia su desarrollo.

Por Pablo Balcáceres – Revista E&N

La tecnología ha sido una aliada en estos momentos complicados de distanciamiento social y por el temor de las personas a contraer el COVID-19. El sistema de salud se ha visto obligado a adaptarse a la nueva realidad, de la mano con la tecnología.

Lo han hecho, primero, reconfigurándose en atender la emergencia y con el tiempo retomando la atención primaria y enfermedades crónicas.

“Con el tiempo, los hospitales han flexibilizado sus operaciones abriendo opciones que van de la telemedicina a la atención directamente en casa”, plantea Alexandro Arias, líder de industria de Ciencias de la Vida y Cuidado de la Salud para Deloitte Spanish Latam.

Previo al COVID19 la telemedicina ya se prospectaba a crecer a un ritmo del 28 % en América Latina.

La pandemia vendría a acelerar su evolución entre un 35 % y 40 % anual, dice, por su lado, Alex Poulias cofundador de Doctor Online, un emprendimiento diseñado para volver accesible la telemedicina de calidad a bajo costo.

Más noticias en estrategiaynegocios.net

“Apostaría que, en cinco años, será normal llamar y hacer una consulta médica de nuestro celular en el momento en que nos sentimos mal y tenemos una duda”, proyecta el empresario.

El concepto telemédico no solamente abarca los servicios en línea, sino también llevar equipos médicos a lugares remotos, o una cirugía robótica por Internet a distancia, por mencionar algunos ejemplos.

“Veo a la telemedicina como una herramienta muy valiosa en la vida diaria de todos, va a aumentar el promedio de la vida y la calidad de la vida. También a nivel de psicología veo un impacto enorme”, reflexiona Poulias.

Alex Poulias cofundó Doctor Online en 2016, un emprendimiento diseñado para volver accesible la telemedicina de calidad a bajo costo. Por tan solo US $3 mensuales, los afiliados pueden acceder a consultas en línea ilimitadas desde su celular, computadora o tableta.

La empresa aplica una serie de principios. Uno de los principales es brindar una consulta digna, con doctores calificados y con tiempos de espera menores a un minuto. Además, respeta la atención en persona: a distancia solo se resuelve lo que es posible; tampoco ofrecen servicios presenciales para evitar conflictos de interés.

Conoce más sobre las propuestas de vuelo al espacio

En Centroamérica, Doctor Online ya está disponible en Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá. Pronto llegará a República Dominicana, dice Poulias. El sistema cuenta con 230 médicos.

“No solo es el staff, tenemos un cliente, una aseguradora, que también tiene sus propios médicos”, deta lla el empresario.

En El Salvador, la firma de tecnología iStrategies ofrece Doktor-e, una plataforma para que el médico maneje su consultorio en línea, citas, expedientes, historial médico, agenda, entre otros aspectos.

En la actualidad, el servicio trabaja en introducir el elemento en 3D para mejorar la interacción entre médicos y pacientes en las consultas por Internet.

“Con 3D se crea un avatar del paciente para ver una figura de cómo es usted, le está pidiendo peso, altura, color masa corporal, etc.”, dice Rolando Franco, fundador de i-Strategies.

De esta manera, será más fácil que el paciente señale puntos exactos donde siente dolor, por ejemplo; o bien, llevar el control de estatura de un niño.

Los servicios se han desarrollado considerando estándares de protección de datos médicos, tales como HIPAA en Estados Unidos, o GDRP en Europa, que enfatizan en el consentimiento del paciente antes de compartir su información.

Aliados contra la pandemia

Según la experiencia de Doctor Online, el 75 % de las consultas telemédicas se relaciona con el COVID- 19, observa Poulias. En buena parte, se reciben preguntas para recibir orientación: cómo se contagia el coronavirus, si se pueden tomar cuatro aspirinas.

Alrededor del 60 % de los usuarios llama más de una vez y en el último año las consultas han aumentado en 30 veces.

La firma también ha creado el consultorio virtual, dirigido a los doctores, el cual ha tenido un crecimiento constante, pero más lento, dice Poulias. El servicio se está utilizando sobre todo para darle seguimiento a los pacientes a través de videollamadas.

“Antes del COVID la gente hablaba y quería telemedicina, pero no había urgencia... La atención primaria digital vino a llenar este espacio de una manera fácil. Nuestro producto ya estaba funcionando, ya estaba pulido, y vino a cubrir bastante bien esta necesidad”, recuerda el cofundador de Doctor Online.

Franco, de i-Strategies, piensa que la pandemia ha pisado el acelerador para el desarrollo de productos tecnológicos relacionados con la salud. “La telemedicina que vino para quedarse y tiene que acelerarse, darle otro nivel tecnológico porque no solo es el simple hecho de hacer un Zoom, sino que se trata de un ecosistema para que el paciente sienta sus bondades”.

Doktor-e ha sido diseñada como una aplicación de tipo Progressive Web App, lo que facilita su uso tanto en computadora como en un teléfono celular.

“Nadie la tiene que estar descargando, la puedo acceder desde el móvil, desktop, laptop y va a funcionar igual de responsiva”, sostiene Franco.

TELEMEDICINA PRINT2(800x600)

Para la videollamada no se utiliza Zoom, sino una tecnología de videostreaming punto a punto. Con Doktor-e también se puede manejar una agenda de consultas híbrida: digital y presencial.

De hecho, la interacción entre médico y paciente es solo una arista de una aplicación de telemedicina.

También se debe considerar la relación entre médicos y especialistas, con farmacias e incluso aseguradoras. Un campo amplio por desarrollar.

RELACIONADAS