Claves Del Día
Fecha de publicación: 2021-06-01

Luis von Ahn: El rol de Duolingo es seguir tratando de ayudar con la educación

Luego de la reunión de empresarios con Kamala Harris, el empresario Luis von Ahn reflexiona sobre los pasos cruciales para reactivar la economía y ver resultados en el país.

Por Prensa Libre

La semana pasada, la vicepresidenta de EE. UU., Kamala Harris, se reunió con representantes de una docena de empresas y organizaciones dispuestas a invertir en los países del Triángulo Norte, entre ellos el guatemalteco Luis von Ahn, cofundador de Duolingo.

Aunque el empresario ve la cita como un importante precedente que podría impulsar a otras empresas a enfocarse en el beneficio económico para la población, y reconoce el enfoque de la Administración Bide, es crítico al decir que debe haber una propuesta de parte de gobiernos como el de Guatemala, y un compromiso hacia erradicar la corrupción.

Este es un extracto de la entrevista que ofreció a través de una videollamada.

—¿Cuáles son las conclusiones más importantes tras la reunión con la vicepresidenta Kamala Harris, y el rol de Duolingo?
—El rol de Duolingo es seguir tratando de ayudar con la educación en Guatemala y en toda el área, seguimos en el Triángulo Norte.

No puedo hablar por la administración de Estados Unidos, pero desde mi punto de vista creo que hay muchísima más atención a lo que está pasando en el país, en Guatemala en particular, a diferencia de la administración pasada, la estrategia era hacer una pared para que nadie llegara a Estados Unidos.

Está administración tiene una estrategia, en mi opinión, muchísimo mejor, en términos de parar la inmigración ilegal. La idea es ir a la raíz del problema: la mala situación más que todo económica de los países del Triángulo Norte.

Obviamente EEUU no es que pueda controlarlo todo, entonces están tratando de hacer lo que puedan, tienen diferentes líneas de trabajo, en la que yo estuve presente en la de tratar de mejorar la economía y para eso están pidiendo la ayuda de diferentes compañías americanas.

Invertir más es un lado, el otro lado donde no estoy metido, pero yo creo también Estados Unidos por los comentarios públicos que han dado, están interesados en el tema de corrupción, que yo personalmente creo que es el mayor problema que tiene Guatemala.

—¿Les pidieron algún seguimiento?
—Cada empresa va a tener su plan particular pero lo que sí nos dijeron es que esperan que esto solo sea el principio, no sólo en términos de nuestros compromisos de cada empresa sino, además, del número de empresas, esperan que haya más que se logren unir a invertir.

Por ejemplo, una cosa que hizo falta en esta reunión son empresas de turismo, creo que Guatemala podría tener mucha oportunidad. Guatemala podría ser como Costa Rica, podría ser aún más grande que Costa Rica, es un país más grande, pero no por varias razones no lo hemos logrado, hay muy poco desarrollo por ejemplo, en toda la zona maya.

—¿Cuál es la lectura del rol que pueda tener la iniciativa privada guatemalteca?
—Guatemala es un país al que no le va muy bien, la gente que dice que nos va rebien no lo sé, están viviendo en otro planeta.

Esa es una de las grandes razones de la migración, hay muchas cosas, creo que existe una gran oportunidad ahorita que la administración americana está tratando de ayudar a mejorar la situación, pero obviamente ellos solos no pueden resolverlo todo, no son nuestro país, creo que de nuestro lado nos corresponde realmente tratar de tomar esta oportunidad y empezar a mejorar

Me encantaría que la iniciativa privada en Guatemala se uniera a esto, puede jugar un papel gigantesco, ahora, ¿qué tanto se quieren unir? No sé, nunca he logrado entender totalmente qué es lo que quiere la iniciativa privada de Guatemala.

Espero además que toda la sociedad civil, toda Guatemala nos logremos unir para usar esta oportunidad para realmente mejor al país, dado el historial, yo estaba muy emocionado y positivo en el 2015, cuando logramos cuando la sociedad logró deshacerse de un gobierno extremadamente corrupto, y yo pensé: Aquí sale la cosa.

Desafortunadamente no pasó así, creo que el problema de la corrupción ha seguido.

—Se viene hablando mucho de reactivación económica hace cinco o diez años a través de la cooperación, pero va lento…
—No ha funcionado. (…) En primer lugar no quiero hablar por Estados Unidos porque yo no soy el gobierno de Estados Unidos, si lo que quieren es detener la migración ilegal especialmente, hay dos posibles caminos, uno era el camino de la administración pasada que era: “¿Qué nos importa lo que esté pasando allá? Vamos a poner una pared y punto, entre más quieran venir, más alta va ser la pared y esa es la estrategia”.

La estrategia de esta administración creo que es muchísimo mejor, pero lo que sí es cierto eso va a tomar tiempo, hacer que un país cambie del nivel que está Guatemala no va tomar dos meses, no va tomar ni siquiera un año, va tomar años, pero en algún momento hay que hacerlo. Creo que todos entienden esto pero en algún momento hay que hacerlo, no sé qué más decir de esto, es una estrategia lenta.

—¿Este compromiso puede ser el inicio de ese cambio?
—Espero que sí, visto desde afuera del gobierno de Estados Unidos, creo que ellos entienden que esto es solo una parte, yo creo que las empresas pueden ayudar bastante, no solo empresas de Estados Unidos sino guatemaltecas.

El gobierno tiene que poner de su parte y espero que lo logren hacer, mi experiencia con el gobierno de Guatemala no ha sido la más positiva del mundo, así que espero que en algún momento empiecen a representar a la población, en vez de representar sus bolsillos.

—¿Cómo ve al actual Gobierno de Guatemala? ¿Ve voluntad para reducir la migración desordenada?
—Ustedes saben mejor que yo, la administración creo que se la pasan preocupándose más en cómo hacer para no irse presos que de cualquier otra cosa, lentamente pero seguro, están tomando posesión de todos los diferentes poderes del Estado, la Corte de Constitucionalidad, el Congreso, el Ejecutivo, ya casi no hay nada, no hay ningún contrapoder, entre más tiempo pasa, menos contrapoder hay.

Creo que la corrupción sigue (en niveles) altísimos, está el caso de todo este dinero que encontraron en Antigua Guatemala, o lo que pasó con las vacunas, eso es ridículo. ¿Cómo puede ser que pasó lo que está pasando con las vacunas? Hasta eso se volvió una corrupción, eso es un pecado.

RELACIONADAS