Claves Del Día
Fecha de publicación: 2020-10-21

Hospitales en EEUU, abarrotados de pacientes con COVID-19

En todo el país, 37 estados de EEUU han reportado incrementos en las hospitalizaciones.

Por Bloomberg

Las hospitalizaciones en Estados Unidos por COVID-19 alcanzaron el punto más alto desde el 22 de agosto; Nueva York ha duplicado su recuento desde principios de septiembre y al menos otros 10 estados informaron récords.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU, mientras tanto, citaron cuatro estudios nacionales que predijeron un probable aumento de pacientes hospitalizados de hasta 6.200 por día durante las próximas cuatro semanas.

El martes, Estados Unidos tenía 39.230 personas en hospitales, la mayor cantidad desde el 22 de mayo, según Covid Tracking Project. De ellos, 8 mil 178 estaban en unidades de cuidados intensivos, su máximo en dos meses. El número de ventiladores, mil 889, alcanzó su nivel más alto desde el 10 de septiembre.

En todo el país, 37 estados informan un aumento de las hospitalizaciones, incluidos 21 estados que han informado recientemente nuevos récords o se están acercando a máximos anteriores, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

El recuento de hospitalizaciones de Nueva York superó las 900 por primera vez desde mayo, y el de Nueva Jersey alcanzó las 844, el más alto desde julio. Los estados que informaron récord de hospitalizaciones el martes incluyeron Wisconsin, Iowa, Nebraska y Ohio, que tenían 1.221 pacientes.

Ohio tuvo 142 muertes durante las dos semanas finalizadas el 17 de octubre. Se predice que habrá 220 muertes durante las dos semanas que terminan el 31 de octubre. Esa es una diferencia de 78 muertes, la mayor cantidad en el país, para un total de 5.287, según COVID-19 Forecast Hub, que recopila datos de más de 50 grupos de investigación globales.

Nevada, donde cientos de simpatizantes se reunieron el domingo para ver al presidente Donald Trump en Carson City, reportó 9.1 por ciento de positividad, un máximo de seis semanas. Sin embargo, las pruebas cayeron a 6 mil 284 en un promedio móvil de 14 días, desde 6.434 el 30 de septiembre, según datos estatales. Las pruebas escasas pueden resultar en tasas de positividad más altas.

RELACIONADAS