Claves Del Día
Fecha de publicación: 2019-12-10

Índice de Desarrollo Humano revela marcadas desigualdades en Centroamérica

De acuerdo con el informe del PNUD, Costa Rica sale mejor calificado en la posición 68, El Salvador está en el puesto 124, Guatemala y Nicaragua aparecen en el 126 y Honduras en el 132.

Por estrategiaynegocios.net

El Informe de Desarrollo Humano, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), fue publicado en todo el mundo. En el escrito se señala que, a pesar de los progresos contra la pobreza, el hambre y las enfermedades, las sociedades no están trabajando como deberían en temas como desigualdad y acceso a servicios básicos.

La región centroamericana sigue con una marcada desigualdad, de acuerdo con el PNUD. El índice, que ubica a los países en un alto o bajo desarrollo humano, establece que “la distribución de la desigualdad de la educación, la salud y el nivel de vida paralizó el progreso de los países”. La recomendación del PNUD apunta a elaborar políticas que vayan más allá de una mejoría en los ingresos económicos, más apegadas a reducir la desigualdad en aspectos como educación, acceso a la justicia y género.

El Informe, titulado Más allá de los ingresos, más allá de los promedios y más Allá de hoy; las desigualdades en el desarrollo humano en el siglo 21, sostiene que “la brecha en los estándares básicos de vida se está reduciendo para millones de personas; las necesidades para prosperar han evolucionado”.

Guatemala ocupa en el Informe el puesto 126 de 189 países. Está ubicado en el rango de desarrollo humano medio, al igual que Nicaragua, con quien comparte la misma posición. El Salvador, apenas unos lugares más arriba —en el 124—, y Honduras, abajo, en el 132. De Centroamérica solo Costa Rica ocupa un escaño en el rango de desarrollo alto, en el puesto 68.

En una visión general, los países de América Latina han tenido avances en la lucha contra la pobreza, y ahora lo que empaña el desarrollo de la población es la desigualdad, tal como lo afirma el informe del PNUD.

Más inversión pública

Para el PNUD, Latinoamérica tiene la oportunidad de revertir la situación con políticas fiscales que generen mayores ingresos para inversión y políticas públicas para ampliar el acceso a la educación, salud, pensiones, nuevas tecnologías y empleo.

Pero "es evidente que la clase media paga más de lo que recibe en servicios sociales", sostiene el documento.

También se necesita implementar políticas contra el cambio climático y la discriminación por género o pertenencia a grupos vulnerables como los indígenas.

El Salvador

El informe plantea que el mundo entra en una nueva generación de desigualdades sobre educación, transformación tecnológica y cambio climático. De no considerar estos cambios se “podrían dejar atrás a grupos completos de personas”, indicó Georgiana Braga-Orillard, representante del PNUD en El Salvador.

Rafael Pleitez, representante residente auxiliar y economista jefe del PNUD, indicó que dentro de las capacidades a potenciar están las habilidades que tienen las personas en la infancia y las capacidades aumentadas. Además de trabajar en el acceso a salud, a la educación universitaria y a las tecnologías de punta.

Braga-Orillard enfatizó que es importante tomar en cuenta el ir más allá del ingreso económico sin perder de vista la desigualdad económica. Consideró que el principal enfoque debe centrarse en las áreas de desarrollo sostenible en salud, educación y el respeto a los derechos humanos.

Los gobiernos deben de seguir trabajando para superar las brechas, pero es prioritario hacer una detención de las desigualdades que están cubriendo cada vez más fuerzas, indicó.

Honduras

Pese a una subida del IDH del 3%, la nación hondureña es de las más desfavorecidas en conectividad con un 36% frente al 92% de los países ricos, refleja el documento.

Según el informe del PNUD, el 31,7% de la población tiene acceso a internet y por cada 100 personas el 79,2% disfruta de la telefonía móvil.

El caso Guatemala

Guatemala, en el puesto 126 de desarrollo humano, se considera con un nivel bajo. Esto significa que los guatemaltecos están en una clara desventaja ante otros países.

Por ejemplo, dos niños nacidos en 2000, uno en un país de desarrollo humano muy alto y el otro en un país de bajo desarrollo, hoy el primero tiene 50% de posibilidades de matricularse en la universidad, mientras que el segundo es mucho menos probable que esté vivo, y si lo está, su probabilidad de ocupar un aula universitaria es muy baja, tan solo del 3%.

“Alrededor del 17% de los niños nacidos en países de bajo desarrollo humano en 2000 habrán muerto antes de los 20 años, en comparación con solo el 1% de los que nacen en países con alto desarrollo humano”, cita el informe.

El documento aclara que las desigualdades no necesariamente reflejan injusticia. Reconoce que existen desigualdades inevitables como la difusión de una nueva tecnología, por ejemplo.

Costa Rica

Costa Rica aparece en la región en el puesto 8 de 25 países y es una cifra relativamente buena, pero se ha estancado desde 2017.

El Índice de Desigualdad de Género de Costa Rica presenta una puntuación de 0,285 que lo ubica en el sitio 61 de 162 países.

Además, pese a que las mujeres tienen más años de educación, permanece una brecha del 80% en el ingreso nacional bruto per cápita entre hombres y mujeres.

Entre las recomendaciones del PNUD a Costa Rica se encuentra trabajar integralmente más allá del nivel de ingresos de las personas más necesitadas, y mejorar el cuido y desarrollo infantil, fortalecer la educación técnica e incorporar a las mujeres al mercado laboral.

Con información de AFP, Prensa Libre, El Mundo (El Salvador), EFE, Prensa-Latina,

RELACIONADAS