Claves Del Día
Fecha de publicación: 2017-03-25
El presidente de EEUU, Donald Trump, junto al vicepresidente Mike Pence y el secretario de Salud Tom Price, durante una declaración el viernes 24 de marzo en la Oficina Oval de la Casa Blanca. Foto/AFP

Donald Trump: Ahora vamos a ir por la reforma fiscal

Tras fracasar en su intento por impulsar una de sus principales promesas de campaña, el presidente de EEUU anticipó el inicio de labores para su reforma fiscal y antició que se buscarán grandes recortes en dicha materia.

Por DW

La división entre los republicanos que marcó el fracaso en el intento del presidente Donald Trump por acabar con el llamado "Obamacare” no amilanó en absoluto al mandatario, que apenas se hizo realidad la caída de una de sus principales promesas, enfocó la mirada en otro de sus objetivos: la reforma fiscal. La noche del viernes (24.03.2017) lo dejó claro ante la prensa reunida en la Casa Blanca.

"Ahora vamos a ir por la reforma fiscal”, dijo Trump. "Probablemente vamos a empezar a actuar muy fuerte para conseguir grandes recortes fiscales”, agregó. Quizás esta vez sí tenga más apoyo entre los republicanos, quienes llevan años abogando por reformar el sistema fiscal estadounidense, al tiempo que el Gobierno pretende reducir el impuesto a las sociedades para mantener las grandes empresas en el país.

Pese a todo, la idea no cuenta con el respaldo unánime de los empresarios ni tampoco concita un respaldo generalizado dentro del Partido Republicano, lo que habla de una fuerte división en las filas del Gobierno. El presidente del Comité de Impuestos de la Cámara de Representantes, Kevin Brady, dijo en Fox News que el fracaso de la reforma de la ley sanitaria podía hacer más complejo el intento por reformar la ley fiscal.

Decisión de última hora

"Esto hará que un gran desafío sea un enorme desafío. Pero no es insalvable”, apuntó Brady, quien dijo que esperan poner la reforma en votación antes del receso de verano del Congreso, a fines de julio. "Vamos a trabajar con la administración para sacar esto adelante”, apuntó el legislador.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, adelantó que la reforma fiscal es "mucho más sencilla” que la reforma sanitaria.

El primer voto sobre el plan de salud estaba previsto para este jueves 23 de marzo, pero los republicanos se vieron obligados a posponerlo por carecer de apoyos suficientes, aunque Trump les dio un ultimátum y les exigió que sometieran la propuesta a consideración el viernes o, de lo contrario, dejaría en pie el sistema actual de salud. Finalmente, justo antes de la hora del voto, Trump y el presidente de la Cámara, Paul Ryan, decidieron retirar el proyecto de ley para evitar que fracasara en el pleno de la Cámara.

RELACIONADAS