Empresas & Management
2016-11-29

Electrolux quiere compartir lavadoras al estilo Uber

El fabricante sueco de electrodomésticos sueco abre la puerta a que varios usuarios compartan la misma lavadora, con el objetivo de explotar al máximo el modelo de economía compartida.

Por Expansión

Electrolux, el fabricante de electrodomésticos sueco, estudia la creación de un Uber para lavar la ropa con el que los consumidores utilizarían sus propias máquinas para lavar la ropa de otras personas.

Jonas Samuelson, el nuevo consejero delegado del segundo mayor fabricante mundial de electrodomésticos, explicó a Financial Times que Electrolux estaba intentando superar grandes obstáculos para sacar adelante el proyecto.

'Estamos probando algunas ideas divertidas como: ¿Qué tal un Uber para lavar la ropa, donde la gente comparta su lavadora cuando no la use? Pero existen muchas complejidades, como lo que pueda suceder si la ropa sale estropeada', añadió Samuelson.

Electrolux trabaja para aumentar su rentabilidad ante el bajo crecimiento de los ingresos por la venta de electródomésticos como lavavajillas, aspiradoras y secadoras. Samuelson quiere que la compañía se centre más en las demandas de los consumidores fabricando, por ejemplo, hornos capaces de cocinar una pieza de carne poco hecha en lugar de exigir que sea el cliente el que fije la temperatura y el tiempo.

Samuelson aseguró que el grupo sueco -cuyas riendas tomó en febrero después de que los reguladores de Estados Unidos bloqueasen su opa sobre el negocio de electrodomésticos de General Electric- estaba 'muy abierto a la experimentación'.

El directivo explicó que el papel de Electrolux en un Uber para lavar la ropa iría más allá de proporcionar las lavadoras. 'Haría falta una comunicación inteligente en las máquinas', añadió, sin dar una fecha para tomar una decisión.

Electrolux ya afronta la competencia de nuevos rivales, aparte de fabricantes tradicionales como Whirlpool y De Longhi. Empresas de Silicon Valley como Google y Amazon centran cada vez más sus esfuerzos en la casa inteligente.

Electrolux también ha hecho progresos en esa tecnología con un horno con una cámara incorporada que envía fotografías al teléfono, y climatizadores que pueden controlarse mediante una app.

Samuelson aseguró que la ciberseguridad es un 'asunto capital' en este tipo de productos a raíz de las noticias sobre el pirateo de electrodomésticos conectados. 'Si no puedes garantizar que los usuarios confíen plenamente en la integridad de sus hogares inteligentes, no los aceptarán', añadió.

Y expuso que la solución no estaba sólo en el software y la encriptación, sino en el hardware. Pero contrastó el enfoque de Electrolux hacia la casa inteligente con el de las empresas procedentes del mundo del software.

'Cada vez se le da una importancia mayor al software, frente al hardware, y nosotros trabajamos con un modelo de prueba y error. Pero la situación cambia cuando la gente compra un electrodoméstico que espera ver en su cocina 10 o 15 años', explica el directivo.

|

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE