Empresas & Management
Fecha de publicación: 2020-01-13

¿Cómo hizo Amazon para duplicar su productividad en un mes?

Para Jeff Bezos, fundador y CEO de la compañía, esta ha sido una de la ideas más brillantes que ha escuchado en su vida.

Por Dinero.com

Muchos emprendedores y nuevos líderes tienen como referencia para llevar a cabo su trabajo a Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo y dueño de una de las compañías de comercio electrónico más importantes de la última década, Amazon.

Y no es para menos, su capacidad visionaria y de liderazgo ha sido uno de las cualidades que le permitió dejar su empleo en Wall Street para dedicarse a crear una librería online, y convertirla en el gigante tecnológico que es hoy en día.

Pero, detrás del éxito que ha tenido Bezos y de sus incuestionables cualidades de liderazgo, hay algo más que ha llevado al hombre más rico del mundo al lugar en el que está: escuchar las ideas de sus empleados.

En varias oportunidades, el empresario ha asegurado que suele realizar al menos una reunión semanal de lluvia de ideas con sus trabajadores, pero eso sí, no todas son programadas.

Según el medio económico Business Insider, desde sus inicios Bezos ha estado dispuesto a tener en cuenta cualquier tipo de propuesta que pueda venir de sus empleados y hacerlo parece que le ha dado grandes frutos.

Cuando Amazon inició y contaba con tan solo 10 empleados, uno de ellos sugirió a Bezos una de las ideas más brillantes y con la cual el CEO de la compañía logró aumentar la productividad en su primer mes de lanzamiento.

Un artículo publicado en CNBC señala que, en 1994 , la librería online de Bezos había vendido libros a compradores en los 50 estados de Estados Unidos. Pero, aunque el negocio parecía exitoso, la tecnología que imaginaba para sus centros de logística aún estaban lejos de ser una realidad. En el Foro del Centro Bush en abril de 2018, Bezos aseguró que “fuimos tan ineficientes con nuestras operaciones y logística en esos primeros días cuando solo éramos 10”. Y es que por ese entonces la logística dependía de los trabajadores y del propio Bezos quienes empaquetaban los pedidos a mano y en el suelo.

En ese momento, uno de sus empleados tuvo una sencilla pero eficaz idea, y que claramente mejoraría el panorama para Amazon. “No tenía mesas para empaquetar. Le dije a uno de los ingenieros de software que estaba empaquetando a mi lado, ‘¿sabes lo que deberíamos hacer? Deberíamos conseguir rodilleras. Esto está acabando con mis rodillas’. Y él me miró como si yo fuera el tipo más tonto que había visto en su vida, y dijo: ‘Jeff, deberíamos conseguir mesas para empaquetar’”, dijo el CEO de Amazon en el encuentro.

Al día siguiente, Bezos dispuso una serie de espacios destinados exclusivamente para el embalaje de pedidos, consiguiendo así duplicar la productividad de la empresa en su primer mes de vida.

Aunque parecía una idea ingenua y casi obvia, Bezos en muchas ocasiones reconoció que esta logró darle un empujón a la compañía además de asegurar que se trataba de la “idea más brillante que jamás había escuchado”.

Una gran lección para las empresas que aspiran a ser el nuevo Amazon en el mundo.

RELACIONADAS