Empresas & Management
Fecha de publicación: 2020-01-09
Die unverwechselbare Inside-Out-Designstruktur verbindet sich innen und außen zu einem emotionalen Ganzen und wurde von mehreren Kreaturen aus dem Film „Avatar“ inspiriert. // The distinctive inside-out design structure combines inside and outside into an emotional whole and was inspired by several creatures from the movie “Avatar”.
Galeria  Ver Fotogalería

CES 2020: Mercedes Benz y James Cameron materializan el lujo y la responsabilidad social

La marca alemana Mercedes Benz no sólo se inspiró en la película de James Cameron en el diseño, también en crear un producto que sea más cercano al medioambiente.

Por Expansión

Dentro de la concepción de equilibrio en Avatar, la película de James Cameron, la cercanía con el entorno y los seres que habitaban este espacio era mantener una simbiosis de recursos donde se aportaba al ambiente, pero también se aprovechaba de él. Sin embargo en el caso del ser humano esta regla se ha roto más de una vez y por ende se tienen en la actualidad problemas de cambio climático y explotación de recursos naturales, ante esto el aporte de cada empresa y sector empresarial es fundamental.

Mercedes Benz decidió lanzar Vision AVTR, un auto que además de contar con una batería impulsada por energía eléctrica 100% hecha de productos reciclados, se complementa con un diseño innovador donde los materiales, tanto externos como al interior, son ‘conscientes’ ambientalmente.

BBYIkyf(1024x768)

Los asientos al interior son de piel vegana, una microfibra que garantiza la sostenibilidad ambiental durante todo el ciclo de producción. Además el piso está decorado con una madera llamada Karuun, una madera proveniente de Indonesia y que crece muy rápido, por lo que no afecta la deforestación. Los materiales de la batería están basados en células orgánicas a base de grafeno, libre de tierras raras y de metales. De esta forma, la movilidad eléctrica se vuelve independiente de los recursos fósiles.

“Estamos inspirados en el mundo de Pandora y ante este concepto lo que buscamos es que no se explote a la naturaleza, queremos crear productos que sean fascinantes, pero al mismo tiempo tengan el menor impacto al medioambiente. Además queremos que los productos sean seguros, que brinden lujo, pero que el lujo vaya más allá y se vuelva un lujo de cercanía con la naturaleza” indicó Bettina Fetzer, vicepresidenta de mercadotecnia en Mercedes Benz.

Para lograr esto la empresa quiere anticiparse a las necesidades de los clientes y crear un ambiente inmersivo dentro del coche el cual es casi un ser ‘viviente’ pues tiene 33 “flaps biónicos” que se asemejan a las escamas de un reptil, para reforzar la idea de que el vehículo es un organismo.

Debido a la posibilidad de conducir los ejes delantero y trasero en la misma dirección o en dirección opuesta, el Vision AVTR puede moverse lateralmente aproximadamente 30 grados, en contraste con los vehículos convencionales, esto lo convierte en un vehículo capaz de hacer movimientos de cangrejo.

“En la experiencia de manejo queremos prolongar la sensación de libertad y cercanía con el medio ambiente, por ello es que en el panel se va a dibujar un panorama que remite a paisajes y entornos naturales” puntualizó Fetzer.

Mercedes-Benz-Vision-AVTR-9-1(800x600)

Un sector cada vez más competido

Mercedes Benz además exhibió otros dos vehículos en el CES: La EQC 400 Matic y el Vision GQS, dos modelos que conjuntan sustentabilidad y diseño. Justo a un lado de ellos Hyundai presentó su modelo prototipo de auto que vuela, el Elevate. Enfrente de su stand Toyota presentaba su visión de ciudad del futuro y un par de coches más, entre ellos el Toyota LQ.

Con esto la tendencia por ser sustentable cobra más interés en la industria de la tecnología, pues los usuarios están optando no sólo por elegir equipos más inteligentes y que generen menor impacto ambiental, sino también están fijando sus exigencias en temas cada vez más especializados, como el tipo de materiales que usan los gadgets o la energía que ahorran.

De acuerdo con la CTA, organizadores de CES, la generación Z y la generación del milenio, con 48% y 39% de la población actual están más abiertos a comprar autos sin conductor pero que sigan líneas alternativas de energía, aspecto que se replica con mayor fuerza en los aditamentos extra que pueden tener los equipos.

RELACIONADAS