Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-08-06

Renuncian CEO y presidente de Domino's Pizza tras la caída de beneficios

'El desempeño de nuestro negocio internacional es muy difícil y la visibilidad comercial sigue siendo limitada', reconoció Wild. La empresas luego dará más detalles de cómo buscará al sucesor de su consejero.

Por Europa Press / Agencias

El consejero delegado y el presidente de Domino's Pizza, David Wild y Stephen Hemsley, han anunciado su retiro tras cinco y nueve años en el cargo, respectivamente, en la franquicia pizzera.

Wild continuará hasta que se establezca un nuevo jefe y Hemsley dijo que supervisará el proceso de reclutamiento, pero dejará el negocio de comida para llevar una vez que se designe un nuevo presidente.

Domino's Pizza redujo un 26,9% su beneficio en el primer semestre del ejercicio, hasta 30,5 millones de libras (US$37.1 millones) y se halla inmersa en un proceso de negociación con sus franquiciados respecto del reparto de beneficios, lo que ha frenado la apertura de nuevos establecimientos.

La multinacional ha anunciado este martes que Wild informó al consejo de administración de su intención de retirarse, tras lo que la empresa ha dado comienzo al proceso de búsqueda de un sucesor, sobre el que espera ofrecer más información más adelante.

"La relación con nuestros franquiciados de Reino Unido e Irlanda es muy importante para el crecimiento sostenible a largo plazo del sistema", ha destacado David Wild durante la actualización de las cuentas del primer semestre de Domino's Pizza.

En este sentido, el hasta ahora máximo ejecutivo de la cadena reconoció que, a pesar del diálogo en curso, se están retrasando las aperturas de nuevos restaurantes. "La situación es compleja y esperamos que resolverla llevará algún tiempo, probablemente hasta 2020", ha apuntado Wild, quien ha subrayado el compromiso de la compañía para encontrar con sus franquiciados una solución 'win-win' para las partes.

La cadena británica cerró los seis primeros meses del ejercicio con un beneficio neto de 30,5 millones de libras esterlinas (33,2 millones de euros), un 26,9% por debajo de su resultado del mismo periodo de 2018, mientras que su facturación creció un 4,7%, hasta 645,8 millones de libras (703 millones de euros).

Las ventas de Domino's Pizza en Reino Unido e Irlanda crecieron un 5,5% en el primer semestre, mientras que la facturación internacional de la compañía retrocedió un 3,4% en el mismo periodo.

"El desempeño de nuestro negocio internacional es muy difícil y la visibilidad comercial sigue siendo limitada", reconoció Wild, destacando la debilidad de los resultados en Noruega, así como el aumento de las pérdidas en Suecia y Suiza.

RELACIONADAS