Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-07-16

Las reglas que Elon Musk impone a todos sus empleados

El CEO de Tesla impone reglas que hay que cumplir en sus oficinas. La mayoría van enfocadas a las horas de trabajo, a seguir el sentido común y a evitar las pérdidas de tiempo porque reducen la productividad.

Por estrategiaynegocios.net

Elon Musk, CEO de Tesla, SpaceX y The Boring Company, tiene fama de ser tirano, al igual que otros gurús. Esta manera de ser lo lleva a trabajar extra que los demás, pero también a exigir eso mismo de quienes lo rodean.

Musk tiene ciertas reglas que impone a sus empleados y pide que sean cumplidas.

En una de sus entrevistas, Musk confesó que trabaja 100 horas a la semana. Eso son 14 horas al día, incluidos los fines de semana. Durante la crisis de Tesla en la que tenían que fabricar cierta cantidad de coches al mes para sobrevivir, hace un par de años, Musk dormía en el suelo de la fábrica por la noche, y no salió de las instalaciones durante semanas.

En un artículo de Wired, varios empleados anónimos de Tesla confesaban que Musk era propenso a tener arrebatos de ira con sus empleados, hasta el punto de que les pusieron un nombre: "Los disparos de rabia de Elon". Según el reportaje, muchos empleados no se atrevían a pasar por delante de su despacho, e incluso daban un rodeo. Tesla tildó el artículo de "demasiado dramático y sensacionalista".

Reglas que Musk exige a sus empleados:

- Musk no gusta de las reuniones, cree que son una pérdida de tiempo
- Si alguien no es necesario en una junta puede irse, a Musk no le molestan estas actitudes
- Al CEO de Tesla no le gusta que le hablen con nombres confusos. Tampoco le gustan los acrónimos ni los términos inventados para describir algo
- En Tesla o SpaceX, como en cualquier empresa, existe una cadena de mando, para que no reine el caos. Con jefes locales, jefes de sección, gerentes, etc. Pero Elon Musk asegura que la cadena de mando no debe estar por encima de la eficacia.
-Si un trabajador necesita hablar con alguien de otro departamento para una cosa urgente, debe hacerlo directamente. Nada de hablar primero con su gerente
- Los jefes no deben poner 'reglas tontas', Musk prefiere que se siga el sentido común
- A ningún CEO le gusta que se sepan los secretos, problemas y trapos sucios de su empresa, y lógicamente Musk no es una excepción. Ha combatido las filtraciones a la prensa con despidos, incluso por filtraciones menores en redes sociales, y especialmente haciendo que la mayoría de los empleados de Tesla sean también accionistas de la empresa.


Con información de Computerhoy.com

RELACIONADAS