Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-05-14

¿Cómo construir una empresa de la que sus trabajadores nunca quieran irse?

Construir una compañía donde los empleados se sientan realizados, una compañía en la que los empleados quieran trabajar por el resto de sus carreras, es realmente difícil. Aquí algunos tips.

Por Gestión

No cabe duda que tener una empresa en la que sus trabajadores estén contentos, no quieran renunciar y estén cien por ciento comprometidos es el sueño de todo empleador. Llegar a ese punto en la organización no es nada fácil.

Crear un producto increíble, brindar una atención al cliente increíble, ingresos crecientes, etc.; son cosas relativamente simples en comparación con construir una compañía donde los empleados se sientan realizados, una compañía en la que los empleados quieran trabajar por el resto de sus carreras.

David Cancel es fundador y CEO de Drift, la primera y única plataforma de marketing conversacional del mundo, dio detalles de cómo logró que sus empresas sean una de esas donde los empleados prosperen y se sientan bien con su trabajo.

El "secreto", dice Cancel, es que realmente no es un secreto en absoluto. En cambio, es un concepto bien conocido del que muchos empresarios exitosos han estado hablando durante años: Meritocracia.

¿Qué es la meritocracia?


En términos generales, la meritocracia es un sistema basado en el mérito. Esto es, las posiciones jerarquizadas son conquistadas con base al merecimiento, en virtud, del talento, educación, competencia o aptitud específica para un determinado puesto de trabajo.

En 2018, el CEO de Constellation Software, Mark Leonard, explicó que para que funcione una meritocracia, no se pueden tolerar los siguientes tipos de empleados:

Sicofantes: personas que están de acuerdo con todo lo que dices en un intento de salir adelante.
Spin-doctors: personas que mienten para verse bien en un intento por salir adelante.
Mercenarios: personas que no tienen ninguna lealtad con su compañía y harán cualquier cosa para salir adelante.

FACTORES QUE HACEN O DESHACEN UNA MERITOCRACIA


En su empresa, usted querrá crear una meritocracia en la que las personas puedan avanzar basándose en los siguientes factores:

Lealtad: ¿Los empleados ponen en primer lugar los intereses de la empresa?
Los empleados leales son lo opuesto a los mercenarios. Se preocupan por la misión de la empresa y siempre ponen en primer lugar los intereses de la empresa. No importa qué tan populares o determinados sean, si no tienen lealtad, en última instancia, serán una carga para la empresa.

Armonía: ¿Los empleados contribuyen positivamente a la cultura de la empresa?
Tratar a los compañeros de trabajo con dignidad y respeto. Suena como algo que todos deberían estar haciendo, pero, desafortunadamente, las personas groseras e irrespetuosas a veces logran ser contratadas, especialmente si tienen un historial probado de resultados de conducción. Pero solo porque alguien pueda ser bueno para sus resultados no significa que será una buena contratación a largo plazo, especialmente si interrumpen la armonía de su equipo.

Resultados: ¿Los empleados producen resultados medibles año tras año?
Por supuesto, no puede ejecutar una meritocracia sin mirar los resultados medibles. Así es como hace que sea fácil para todos ver por qué ciertas personas dentro de su empresa son contratadas (o despedidas), o promovidas, o que reciben un aumento de sueldo.

¿CÓMO EVALUAR A LOS EMPLEADOS UTILIZANDO LOS TRES FACTORES?

David Cancel publicó en su artículo de Inc.com, unos tips para evaluar a los empleados de su empresa. Pero antes sugirió algunas preguntas que debe hacerse: ¿Qué hace cuando se encuentra con un empleado que tiene alta lealtad y alta armonía, pero con bajos resultados? ¿O altos resultados y alta lealtad, pero baja armonía?

Estos son los ‘tips’ que lo ayudarán a tomar la decisión correcta:

Altos resultados + Alta armonía + Alta lealtad = alguien en quien invertir
Resultados altos + Armonía alta o baja + Lealtad baja = no encaja bien (mercenario)
Altos resultados + Baja armonía + Alta lealtad = alguien a quien entrenar
Bajos resultados + alta armonía + alta lealtad = alguien a quien entrenar
Resultados bajos + Armonía alta o baja + Lealtad baja = no encaja bien (spin-doctor)
Resultados bajos + Armonía baja + Lealtad alta = no encaja bien (sicofante)

RELACIONADAS