Empresas & Management
Fecha de publicación: 2019-02-20

Chanel sigue en posición privilegiada sin Lagerfeld

La muerte del estilista alemán el martes puso fin a 36 años de estrecha relación con la marca de la rue Cambon. Además de hacer reconocible el estilo Chanel, Lagerfeld la transformó en una marca extremadamente rentable.

Por AFP

Chanel, que forma con Louis Vuitton y Gucci el trío líder mundial en el mundo del lujo, seguirá con su impulso pese a la muerte de su diseñador Karl Lagerfeld, estimaron los analistas del sector.

La muerte del estilista alemán el martes puso fin a 36 años de estrecha relación con la marca de la rue Cambon. Además de hacer reconocible el estilo Chanel, Lagerfeld la transformó en una marca extremadamente rentable.

Por primera vez, el año pasado, la casa fundada por Coco Chanel desveló su desempeño financiero, hasta ahora secreto, reportando una facturación de aproximadamente 8.300 millones de euros en 2017.

Estas cifras colocan a Chanel en el podio de las mayores marcas de lujo, junto a la empresa italiana Gucci, cuyas ventas en 2018 alcanzaron los 8.280 millones de euros, y especialmente Louis Vuitton, que "superó con creces la cifra de 10.000 millones", según el Grupo LVMH.

Pero aún sin Karl Lagerfeld, que encarnaba a Chanel, "la casa está en una posición de fortaleza sobre la que no hay dudas, su aceptación sigue siendo importante, no hay nada de que preocuparse", explicó a la AFP Luca Solca, analista de lujo de Bernstein.

Comparando a Chanel con "un Ferrari de la moda y el lujo", Solca destacó su "modelo de negocio ideal": además de la confección y la alta costura, "que le permiten ser selectivo" por sus elevados precios, la marca se ha diversificado considerablemente en cosméticos y perfumes "y por lo tanto llega a la clase media, que accede a la marca a través de un perfume o un pintalabios".

En el futuro inmediato, según él, la desaparición de Karl Lagerfeld "despertará un gran interés entre los consumidores por la última colección del modisto, con una intención, casi, de coleccionista".

"Insumergible"

Sin embargo, Luca Solca cree que "algunas ideas nuevas" serían beneficiosas: "sentimos un gran interés del público por encontrar novedades, como sucede con las marcas Gucci o Balenciaga", cuyas colecciones poco convencionales baten los récords de ventas.

"Chanel es un mito, la marca tiene una fuerza económica y un poder de influencia tan grande que no se puede hundir", sentenció Eric Briones, cofundador de la escuela de moda "Paris School of Luxury".

Para él, "lo que viene debería ser fácil en términos estilísticos: el estilo de Karl Lagerfeld no era sofocante porque se creó sobre una base que no provino de él", sino de Coco Chanel.

"Estilísticamente, es una oportunidad para que Chanel se revitalice".

"En cambio", juzgó Briones, "será más difícil en términos de imagen, márketing y comunicación".

"Es complicado suceder a Karl Lagerfeld: fue un modelo para otros creadores que estaban fascinados por su fuerza de trabajo, gustaba a todos, y tenía tanta libertad de expresión, no le importaba lo políticamente correcto", recordó.

"¡Era de una terrible franqueza!", subrayó Arnaud Cadart, gestor de carteras de Flornoy & Associés.

Para él, aunque "durante más de 35 años encarnó la creación de Chanel, otras marcas importantes lograron sobrevivir a la desaparición de su modisto, como Yves Saint Laurent o Christian Dior".

"La marca es más importante que el diseñador, y Virginie Viard", - mano derecha del modisto, que fue nombrada el martes para sucederle, "estuvo con él durante 30 años, no ha sido poco en el éxito de Chanel".

"No hay razón para que la casa no siga creciendo", concluyó Arnaud Cadart.

RELACIONADAS