Empresas & Management
Fecha de publicación: 2017-06-22
I make sure we're on track

5 perfiles de emprendedores Millennial

Las etiquetas no gustan, pero la de Millennial se lleva con más estilo. Y es que los nacidos entre 1983 y 2000 están cambiando cosas. Muchas cosas, algunas sin querer. Incluso las que otras generaciones ni habrían soñado con cambiar.

Por The Venture Spain

Parece que son distintos en el trabajo, en la tecnología, en su forma de vivir y, por supuesto, en su forma de emprender negocios. ¿Pero son mejores? Aparte de lanzarse a la empresa con más juventud, todo indica que además, lo hacen con más éxito.

Entre los estudios que han llevado a cabo investigaciones más profundas entre lo sociológico y lo económico, destaca el de Sage, Walk with me, que explica, sobre una muestra de 7.400 entrevistas realizadas, los rasgos destacados de esta generación de nuevos empresarios.

Los millennipreneurs se pueden clasificar en cinco tipos:

1. El planificador con principios
Metódico y amante del plan exhaustivo, dueño de una elaborada estrategia para convertir sus valores en la base de un negocio que realmente, más allá de un impacto económico, busca secretamente cambiar el mundo. Las personas son protagonistas de la empresa y de la vida, pero ah, nada tiene sentido sin un buen sustento tecnológico.

2. El techie
Sí, es un tecnólogo que va más allá. El techie es un estudioso de la oportunidad, un fan desmedido de la tecnología, capaz de combinarla pero sobre todo, de empoderarla hasta convertirla en la base y la fuerza principal del éxito del negocio. El techie parece un genio solitario pero es probable que esté al tanto de todos los movimientos alrededor, los controle e incluso los haya integrado ya en el plan.

3. El explorador innato
Ese líder carismático de aspecto inusual. Confía más en sí mismo que en la tecnología que utiliza, así que no le urge estar a la última, aunque es posible que lo esté. Desde luego, el éxito económico no alcanza para él la importancia de la fama y el reconocimiento personal y social. Será una estrella; lo será incluso por encima de su vida personal, aunque nadie asegura que, después de alcanzar la fama como empresario, continúe en su puesto de trabajo. El objetivo es el estrellato.

4. El realista
En una lucha contra el tiempo, este tipo no tiene confianza alguna en la tecnología de su época. Es resolutivo por sí mismo, capaz de tomar decisiones basadas tanto en su instinto natural, como en el método más estricto: flexible, aunque no lo parezca. Desde luego, el realista es un emprendedor serio y dedicado, pero con los pies bien enterrados en el mundo real: no cabe mucho espacio para lo virtual realmente.

5. El buscador de emociones
Por supuesto, siempre hay un hueco para el amante del riesgo. Cuando la rutina es aburrida y el único camino desemboca en lo desconocido, este temerario del negocio arremete contra lo establecido, se aparta de la convención, configura su propio camino y, desde luego, no presta un segundo de atención a los avances tecnológicos. Su espíritu trasciende.

Chivas, a través de su proyecto The Venture, quiere darte todas las claves para que conozcas el ecosistema en el que debes desenvolverte.

RELACIONADAS