Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2021-09-09
Foto propiedad de Avance Ingenieros, Grupo M

Honduras: Las elecciones dificultan el panorama inmobiliario

Según el Banco Central de Honduras, el sector construcción será uno de los motores de la economía en 2021. Sin embargo, hay factores que lo frenan.

Por Gabriela Melara / Revista E&N

Reconstruir. Esa es la palabra que marcó el inicio de 2021 para Honduras. Al cierre del primer semestre, el sector de la construcción avanza tomando como oportunidades los daños que dejaron las tormentas

Eta e Iota, que se estima dejaron pérdidas de unos 250.000 millones de lempiras (US$10.440 millones, aproximadamente).

Las tormentas, de noviembre de 2020, impactaron principalmente al Valle de Sula, corazón industrial del país, donde la actividad productiva aporta cerca del 45% del Producto Interno Bruto (PIB).

Banner 928x200 Real Estate.6(800x600)

Los huracanes y la pandemia del Covid- 19 afectaron la economía de este país centroamericano. Una esperanza para el resurgir económico está puesta en la industria de la construcción, que se suma a otros sectores como la maquila y agricultura, dijo a Estrategia & Negocios Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada(COHEP).

Silvio Larios, Director Ejecutivo de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción, explica que este sector sigue “en franca recuperación”, pero está expectante sobre qué pasará en el entorno político en el país a finales del año, cuando vivirá un nuevo proceso de elección presidencial.

“(El) 2021 es un año político difícil para Honduras, habrá elecciones presidenciales en noviembre, por tanto, muchos de los proyectos inmobiliarios privados están en suspenso, esperarán a que no exista más la incertidumbre política”, destaca el representante del sector.

Esta postura es avalada por Ariel Santos, presidente de la Asociación de Urbanizaciones y Promotoras de Viviendas de Honduras (Asuprovih), quien llama a los políticos a aceptar los resultados y, al que gane, continuar con los programas impulsados por la actual gestión del ejecutivo, que han estimulado la adquisición de la vivienda propia, sobre todo Convivienda.

El Gobierno ha impulsado beneficios para aquellos que tienen interés en poseer una vivienda; sin embargo, está por terminar su periodo y aunque se han establecido leyes para que sigan los programas de vivienda, en Honduras nunca se sabe”, destaca Santos.

¿Buscando casa u oficina en Honduras? Ingrese ya a E&N Real Estate

Convivienda ofrece beneficios a aquellas personas que buscan contar con una vivienda. Entre ellos están préstamos hipotecarios de hasta US$95.000 con una tasa de interés al 5%.

Para Larios, estas iniciativas deben mejorar en aspectos como la coordinación y administración.

A su manera de ver, esto ha “impedido una gestión más eficiente, pero debemos reconocer que se están logrando avances en este sector”.

Un ejemplo de construcción social es condominios Hábitat de la Cordillera, el primer complejo vertical social del país construido por Hábitat para la Humanidad Honduras.

Tras más de dos años finalizó la construcción de la primera etapa. El proyecto que en su primera fase tuvo una inversión estimada de L 40millones (US$1.6704.084), consistió en tres edificios de tres niveles, cada uno con 18 apartamentos para un total de 54 espacios habitacionales.

Entre 2022 y 2023 serán ejecutadas las siguientes dos etapas de la obra para construir siete edificios adicionales, con el objetivo de llegar a un gran total de 254 apartamentos.

Alberto Benítez, director ejecutivo de Hábitat, dijo que el valor total del proyecto será de al menos L200 millones (US$ 8.352 millones), una inversión con la que buscan dar acceso a viviendas dignas y dentro de la ciudad a personas de escasos recursos.

“Todas las soluciones habitacionales del país han sido horizontales y en los alrededores de las urbes, este se encuentra en un punto céntrico de San Pedro Sula y además es el primer proyecto de vivienda social vertical de Honduras”, dijo.

Hasta la fecha, el 95% de los apartamentos construidos durante la primera etapa de Hábitat de la Cordillera ya tienen propietario. Cada apartamento tiene un costo de L850,000 (US$ 35.496).

Los apartamentos tienen una dimensión de 52 metros y se ubican dentro de un complejo que posee un parque, tiendas de conveniencia y centro para reuniones y fiestas.

No todos los bloques están puestos en proyectos verticales.

También siguen desarrollándose proyectos de viviendas tipo ‘town houses’ en varias ciudades del país y otros desarrollos privados enfocados en la clase media y media alta de Honduras.

Precios al alza

Aparte de la incertidumbre política. Honduras no es ajeno al alza de los precios de los materiales de la construcción.

“Estamos viviendo una inflación bastante fuerte en los precios de los materiales de construcción. Podemos decir que anda alrededor del 30% el aumento de estos productos. El único que no ha tenido esta subida es el cemento. Pero, el acero, el hierro, metales, todo lo importado, ha registrado esta alza”, enumera Santos, el ingeniero de Usuprovih.

Los expertos afirman que se puede ver un repunte en los trabajos de remodelaciones de casas, ampliaciones, reparaciones y construcción de viviendas, pero la falta de materiales, sobre todo bloques y cemento, es otro punto que golpea al sector que comienza a resurgir.

Arnaldo Martínez, presidente del capítulo noroccidental de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), dijo que hay “escasez de bloques de cuatro y medio, de seis pulgadas y los de ocho pulgadas. Ahora cuando uno va a buscar bloques le dicen que tienen que regresar dentro de 15 a 30 días”.

Para paliar la situación, los desarrolladores han comprado por adelantado algunos materiales, pero existe la incertidumbre de si se entregarán o no y si llegarán en el tiempo establecido.

“Esto es una dificultad y la perspectiva es que continúe. No vemos que esto vaya a cambiar”, sentencia Santos.

RELACIONADAS