Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2021-07-20

OIT: 13 millones de mujeres menos en el mercado laboral a consecuencia de la pandemia

La Organización Internacional del Trabajo informó que habrá 13 millones de mujeres menos en el mercado laboral comparado con 2019, previo a la pandemia. Mientras que el número de hombres sí tiene mayor probabilidad de regresar a los niveles registrados hace dos años. Según el estudio, entre 2019 y 2020, las mujeres perdieron 54 millones de puestos de trabajo.

Por Expansion.mx

La inversión en las políticas de cuidado, así como una transparencia e igualdad salarial entre hombres y mujeres ayudarán a que se cierre la brecha causada por la pandemia.

Políticas con perspectiva de género, invertir en la economía de cuidado y fomentar a mujeres en puestos de liderazgo son algunas de las medidas que propone la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para cerrar la brecha de empleo entre mujeres y hombres en el mundo tras la pandemia.

"Si no se da prioridad a este objetivo, se corre el riesgo de que las mujeres se queden atrás en los esfuerzos de recuperación, exacerbando aún más las desigualdades de género existentes en términos de acceso al empleo y calidad del mismo", detalló el estudio Avanzar en la reconstrucción con más equidad: Los derechos de las mujeres al trabajo y en el trabajo, en el centro de la recuperación de la COVID-19 publicado este lunes. Para que se reactive la participación laboral de las mujeres, el organismo destaca la creación de políticas con perspectiva de género que sostengan la creación de empleo decente para las mujeres y estímulos que permitan el consumo.

"Las políticas sectoriales deben seguir apoyando a los sectores afectados por las medidas de confinamiento, las perturbaciones del comercio y la contracción general del consumo y las inversiones, en particular a aquellos en los que predomina el empleo de las mujeres", detalla el informe.

También es necesario de inversión en la economía del cuidado en sectores de salud, trabajo social y cuidados, ya que este tipo de empleos tienen el potencial para convertirse en una parte central de las estrategias de recuperación inclusivas y ricas en creación de empleo.

Un tercer pilar para la recuperación de empleo femenino es el acceso universal a la seguridad social que también incentive la transición de la informalidad a la formalidad así como igualdad en la remuneración de los empleos.

La OIT destaca que las labores de cuidados han sido infravaloradas por lo que se tiene que corregir con leyes que promuevan la transparencia salarial.

"Abordar este problema mediante una serie de medidas, como la inclusividad en la legislación, la transparencia salarial y la estrecha interacción con los interlocutores sociales, ayudaría a mejorar la calidad del trabajo que realizan las mujeres", destaca la OIT.

Uno de los puntos principales para evitar la brecha salarial en las mujeres es la prevención y eliminación del acoso, ya que en la pandemia se agravaron los problemas de violencia doméstica y acoso, que impiden a las mujeres ejercer un trabajo remunerado. También se debe buscar que las mujeres ocupen puestos de liderazgo.

¿Quiénes fueron las más afectadas?
El organismo dio a conocer que en la región de Latinoamérica es donde las mujeres han sufrido más el desempleo a causa de la pandemia, ya que las mujeres perdieron, entre 2019 y 2020, un 9.4% de participación en el mercado laboral frente al 7% de los hombres.

"La caída del empleo de las mujeres perturbó el progreso observado en los últimos 15 años, que fue debido a la mejora de las oportunidades educativas para las mujeres, al aumento de disponibilidad de empleos formales en el sector de los servicios, a la migración de zonas rurales a urbanas y al descenso de las tasas de fertilidad", informó la OIT.

El organismo advirtió que desde antes de la pandemia, los empleos de alta concentración femenina se caracterizaban por los bajos salarios, las prolongadas jornadas de trabajo, las escasas oportunidades de ascender y la exposición a riesgos de salud y seguridad en el trabajo y a sufrir violencia y acoso.

Ahora, a más de un año del estallido de la pandemia las mujeres ganan un 20% menos que los hombres y si pertenecen a minorías étnicas, son migrantes o personas discapacitadas, sus salarios se ven aún más afectados.

RELACIONADAS