Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2021-01-26

México: El 40% de las escuelas privadas está en riesgo de cierre

Las escuelas particulares quieren regresar a las aulas en febrero para evitar daños al sector por la pandemia.

Por Expansión (México)

Las escuelas privadas son otro sector que no logró sortear los contagios de COVID-19 y ya son 10.000 los centros de estudio que cerraron de forma definitiva, pero el número podría aún duplicarse si continúan cerrados.

Lea más: Presidente de México anuncia que tiene covid-19

Alfredo Villar, presidente de la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANEP), puntualizó que de llegar a 20.000 centros educativos cerrados, el número equivaldría al 40% de los 43.000 que sumaban antes de la emergencia sanitaria.

La planilla de alumnos también se redujo y pasó de 5.500 millones de estudiantes a 2.300 millones, quienes han mudado a las escuelas oficiales, que de acuerdo con la ANEP no cuentan con la capacidad para atender a los alumnos. Esta crisis en el sector también pone en riesgo de perder su empleo a 200.000 trabajadores, entre docentes y administrativos, por lo que las academias buscan reiniciar las clases presenciales en febrero para finalizar el ciclo escolar en las aulas.

“La idea es que se abran con protocolos de sanitización, las escuelas particulares vamos a tener menos alumnos por deserción y porque muchos no quieren enviar a sus hijos. En protocolos, no podemos aceptar con síntomas y deben llegar con certificados médicos”, declaró el presidente de ANEP en un encuentro con medios.

Villar adelantó que el reinicio de actividades para los padres que decidan llevar a sus hijos a los centros de estudio se realizará con protocolos de sanidad para evitar los contagios de COVID-19, en tanto los grupos serán pequeños ya que prevén que algunos estudiantes continúen con las clases en línea.

El presidente de la ANEP argumenta que las autoridades no pueden suspender el derecho a impartir educación ni a recibirla, por tanto, se apegarán a recursos legales, como amparos, para dar paso al inicio de clases presenciales.

“Vamos a invitar a los que cerraron a abrir sus escuelas para que todos participen porque, si en algún momento se reinician las clases en las escuelas oficiales, va a estar terrible la situación porque los alumnos que desertaron de las escuelas privadas se fueron a las oficiales y los grupos serían de 90 alumnos. Y ahí sí va a tener el gobierno un grave problema para ver que va a hacer cuando las clases sean presenciales”, declaró.

Piden aplazar pago de impuestos

La hija de Shanti López estudia el nivel secundaria en una escuela particular al norte de la Ciudad de México. La madre de familia comenta a Expansión que los costos de colegiaturas mensuales no tuvieron reducción y, por políticas de la escuela, si el pago mensual no se realiza dentro de los 10 primeros días, les hacen el cobro de 10% como sanción. Además, la compra de útiles brandeados es obligatoria.

Hasta ahora, la institución no ha informado sobre el regreso a clases, ni tampoco ha consultado a los padres de familia su opinión sobre un regreso a las aulas. En tanto, la Secretaria de Educación Pública (SEP) declaró que las clases presenciales se reanudarán hasta el próximo ciclo escolar, que inicia en agosto. Villar declaró que son cerca del 50% de los padres quienes piden el regreso a las aulas, 35% no pretende que sus hijos regresen y el resto no sabe. En tanto, el presidente de ANEP declara que los alumnos que tomen clases en línea se verán afectados por la falta de interacción con profesores y maestros.

Por otra parte, el representante de las escuelas particulares declaró que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha emprendido la imposición de multas y embargos por la falta de pago de impuestos para presionar a pagar, por lo que piden plazos para realizar el pago de predial. “Las escuelas particulares no son contribuyentes porque no son una actividad mercantil. Ahí es donde el gobierno y el secretario de Educación no está poniendo atención”, comentó.

RELACIONADAS