Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-07-02
Members of the Civic Alliance deliver protective equipment packages to independent journalists to prevent the spread of the new coronavirus COVID-19, in Managua on June 2, 2020. (Photo by INTI OCON / AFP)

Nicaragua: Cosep denuncia imposición IVA a ventiladores médicos

Para la gremial esto evidencia de una ‘necesidad de recaudación, que riñe, inclusive, contra la propia realidad de salvar vidas’.

Por La Prensa de Nicaragua

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, denunció que el Gobierno, tras una movida legal discrecional, decidió colocar un nuevo impuesto a las importaciones de ventiladores médicos y además a través del mecanismos de duda de valor ha encarecido el ingreso al país de mascarillas quirúrgicas, lo que representa una amenaza para la población que urge de estos insumos médicos para hacer frente a la pandemia.

Desde esta semana el Cosep comenzó a dar seguimiento a la decisión de la Dirección General de Servicios Aduaneros de reclasificar las partidas arancelarias. En ese proceso, la cúpula empresarial señaló que la administración aduanera optó por incorporar en la lista de productos que pagan impuestos a los ventiladores, cuando antes estaban exentos del IVA.

“Los ventiladores que hoy son fundamentales para salvar vidas. Antes de este cambio, estos estaban registrados bajo una partida donde esos ventiladores no tienen por qué pagar el 15% del Impuesto al Valor Agregado (IVA). ¿Qué están haciendo las autoridades aduaneras ahora? Están haciendo una reclasificación donde obligan a que ese ventilador se ponga en otra reclasificación arancelaria que te obliga a pagar impuestos y que te abre la posibilidad de que la Aduana te quiera poner una multa diciendo que vos (el importador) registraste mal esa partida”, explicó Aguerri durante su acostumbrada conferencia de media semana.

Para el Cosep esto evidencia de una ‘necesidad de recaudación, que riñe, inclusive, contra la propia realidad de salvar vidas, que es lo importante en este momento. Una necesidad de recaudación tributaria que está llegando a aquellos equipos que son necesarios para poder enfrentar la pandemia y que entonces esto lo hace que se encarezca’.

Otro de los productos que también el Gobierno ordenó gravar son los oxímetros, que sirven para medir la carga de oxígeno en la sangre

A la sed recaudatoria no escaparon las mascarillas. Específicamente las de tipo quirúrgicas, a las que ahora el Gobierno ha optado por aplicarle el mecanismo de dudas de valor, que implica sobre estimar la factura que presenta el importador de los cargamentos, lo que aumenta el aporte en concepto de impuestos. Según Aguerri eso ha provocado que la facturación de este producto sea 18 % más cara, lo que al final impacta al consumidor final.

La situación empeora porque son los propios médicos los que están comprando sus propias mascarillas para atender a los pacientes infectados con el virus.

RELACIONADAS