Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2019-02-04

Costa Rica: Gobierno promueve ley para combatir contaminación por plásticos

El gobierno de Carlos Alvarado impulsa el proyecto 21.159, una ley con la que busca para solucionar la contaminación de residuos plásticos. Entre otras medidas la nueva regulación, en debate en el Congreso, crearía un impuesto al plástico.

Por estrategiaynegocios.net

El gobierno de Costa Rica trabaja en nuevo cuerpo legal que regule el uso de plástico.

De acuerdo con cifras oficiales, aproximadamente 110 toneladas de plástico se quedan en el ambiente cada día y la tendencia es que la cifra aumente dramáticamente.

El poder ejecutivo impulsa un proyecto de ley que tiene como objetivo disminuir el consumo de plástico.

La iniciativa, presentada por la diputada Paola Vega, busca disminuir los efectos que producen los residuos derivados del plástico en Costa Rica, donde casi el 90% de las 600 millones de botellas de plástico desechable que se producen anualmente, no son recolectadas y terminan acumuladas en cuencas hidrográficas, costas y ambientes marinos.

WLa contaminación por plásticos es una causa importante de afectación a la vida marina silvestre y sus hábitats. En el caso de las tortugas marinas, por ejemplo, se calcula que un 52% ha ingerido algún tipo de plástico que se mantiene en sus estómagos a lo largo de su vida, ocasionándoles graves problemas de salud, acortando su existencia y poniendo en peligro a estas especiesW, destaca un comunicado de la presidencia de Costa Rica.

Para el 2050, si se no se revierte esta peligrosa tendencia, el 99% de todas las especies de aves marinas habrá comido plástico.

El proyecto de la diputada Vega elimina la comercialización de productos de plástico de un solo uso, los fabricados con estereofón y los que incluyan microperlas o microplásticos y prohíbe que las instituciones del Estado adquieran este tipo de productos.

Además, crea un impuesto al plástico orientado según el nivel contaminante de cada producto, que permitirá generar aproximadamente US$25 millones al año. Estos ingresos serán administrados en un fondo azul que financiará actividades de recolección, recuperación y revalorización del plástico que realicen las comunidades, especialmente las de zonas costeras.

De esta forma, se busca reactivar la economía generando trabajos azules que nos ayuden a asegurar mares sanos y limpios para presentes y futuras generaciones.

Según datos del Foro Económico Mundial, 8 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos cada año en todo el mundo, lo equivalente a un camión de basura cada minuto. Para el 2030, serán 2 camiones de basura cada minuto y para el 2050 serán 4 camiones de basura por minuto, como resultado en ese año habrá más plástico, por peso, en los océanos que peces.

RELACIONADAS