Opinion
Fecha de publicación: 2013-11-12

La realidad sobre los fondos de capital privado en Centroamérica

En anteriores oportunidades he mencionado que desde nuestra perspectiva existe una gran disponibilidad de capital para invertir en empresas en nuestra región. De acuerdo con nuestras redes de negocios e investigaciones existen más de US$500MM aprovechables de diferentes instituciones de desarrollo, bancos multilaterales y fondos de inversión de capital privado, dirigidos a diversas industrias en todos los países de Centroamérica y El Caribe.

Pocos empresarios est? familiarizados o comprenden la funci? de un fondo de inversi? de capital privado.

Por: Roberto Ponce

En anteriores oportunidades he mencionado que desde nuestra perspectiva existe una gran disponibilidad de capital para invertir en empresas en nuestra regi?. De acuerdo con nuestras redes de negocios e investigaciones existen m? de US$500MM aprovechables de diferentes instituciones de desarrollo, bancos multilaterales y fondos de inversi? de capital privado, dirigidos a diversas industrias en todos los pa?es de Centroam?ica y El Caribe.

Durante mis 20 a?s de experiencia profesional como consultor en Bain & Company y ahora en Invermaster, me he percatado de que son realmente pocos los empresarios que est? familiarizados o comprenden la funci? de un fondo de inversi? de capital privado, por lo que la gran mayor? desaprovecha sus beneficios por falta de conocimiento de su funcionamiento, objetivos y alcances. A continuaci? explico de manera resumida lo principal respecto a este tema.

Un fondo de inversi? de capital privado o ?Private Equity? es una organizaci? de inversionistas privados, que administra e invierte sus recursos con base en una estrategia establecida y a trav? de un equipo de administraci?. El principal objetivo de estos fondos es la inversi? de recursos financieros en el patrimonio de empresas no cotizadas en la bolsa de valores. Existen tres grandes categor?s o tipos de fondos de capital privado: (1) Capital de riesgo o capital semilla, (2), Capital de expansi? o crecimiento y (3) Capital para cambio de propietario o ?buyout?. Usualmente los inversionistas que ponen su dinero en administraci? por parte de estos fondos son inversionistas sofisticados y se componen tambi? de tres grupos fundamentales: (1) las instituciones de desarrollo, (2) fondos institucionales que manejan patrimonios de universidades, fundaciones y fondos de pensi?, y (3) patrimonios de familias que han vendido sus negocios existentes y ahora se dedican a invertir.

Com?nmente los fondos de capital privado son utilizados para desarrollar nuevos productos, expandirse a nuevos mercados, poner en el mercado nuevas tecnolog?s, expandir el capital de trabajo, realizar adquisiciones, fortalecer el balance de una empresa o resolver temas estrat?icos u operativos.

Pero a pesar de esta gran alberca de recursos econ?icos, muchos proyectos no logran concluir exitosamente el proceso completo para la adquisici? de fondos, cuando precisamente, los fondos de capital privado son una alternativa real de obtenci? de recursos para hacer crecer un negocio, en especial en aquellas empresas donde el t?ico pr?tamo bancario no alcanza, o por la naturaleza de la empresa, no es viable. Una de las razones por las que los proyectos y empresas no logran concluir satisfactoriamente un proceso de inversi? de capital por parte de un fondo es que para estas organizaciones, con excepci? de los fondos de capital semilla, es un requisito fundamental que la empresa o empresario haya logrado que la idea se haya convertido en un verdadero negocio. Cuando digo negocio me refiero, no solamente a la constituci? legal de la empresa, sino tambi? a la existencia comprobada de un equipo de personas, un sistema administrativo funcionando, una cadena de valor y un grupo de clientes que generen ventas y flujos de caja.

Otro obst?ulo que he observado por el cual no es f?il ponerse de acuerdo con estos fondos, es que nuestra cultura latinoamericana generalmente es muy desconfiada, por lo que el comportamiento ante compartir informaci? o ?secretos? de la empresa es de mucho recelo.

Es necesario comprender que un fondo de inversi? busca un empresario con una actitud de alguien que busca un socio y acepta la formalidad y condiciones t?icas de un socio, ya que al final, el fondo est?invirtiendo junto con ?, en el patrimonio de una empresa sin garant?s reales, o garant?s de primero grado y tambi? est?asumiendo los mismos riesgos operativos y econ?icos de los dem? socios y accionistas para que el negocio resulte exitoso.

Otro requisito importante para estos fondos es que la empresa candidata pueda demostrar al menos tres a?s de existencia y capacidad de generar flujos de efectivo positivos por un per?do consistente de tiempo. Para ello, la empresa debe estar muy bien organizada, la informaci? estrat?ica, legal y laboral bien documentada, y con la informaci? financiera en orden y al d?. Muchas empresas no califican porque internamente hay mucho desorden, no solo en la operaci?, sino tambi? tienen una mezcla de los gastos personales o familiares con los gastos de la empresa. Adem? no tienen clara la definici? de su plan de negocio; es decir, la raz? por la que la empresa existe.

Ahora bien, con respecto al proceso de inversi?, cada negociaci? de inversi? se analiza caso-por-caso, no hay un formulario est?dar, pero en general se debe cumplir con cuatro requisitos fundamentales: (1) cuantificar el potencial de crecimiento y que sea rentable, (2) contar con un equipo de personas comprobado, (3) tener clara una estrategia de salida o re-compra de la inversi? del fondo entre 5 a 10 a?s y (4) poder desarrollar una estrategia o plan de negocio definido.

El empresario debe tener claro que dado que la inversi? de este tipo de fondos no es una deuda, el retorno que se exige por estos recursos de capital es un retorno econ?ico o rendimiento similar al retorno del socio fundador conmensurado al riesgo, ya que en algunos casos, no hay garant?s reales (ej. no hay hipotecas). Les recomiendo a los empresarios ser muy claros en este aspecto en la primera reuni? a la hora de sentarse en una negociaci? con los representantes de estos fondos.?Cuando m? riesgo hay, se exige m? retorno econ?ico. Por lo general, se buscan negocios que sean capaces de ofrecer crecimientos mayores a 20% promedio anual de sus utilidades por un per?do de al menos cinco a?s. Esto significa una rentabilidad superior al 20% para los inversionistas, tanto para el fondo como para el empresario fundador de la empresa.

Los administradores de estos fondos ganan por el ?ito de la inversi?, es decir les cobran a sus inversionistas, no a la empresa, un porcentaje que usualmente es el 20% de la apreciaci? del capital invertido. Por ejemplo si invierten $100 y logran una recuperaci? en 5 a?s de otros $100 adicionales, el administrador se gana sus $20 al final de dicho per?do. El retorno de la inversi? deber? darse entre 5 a 7 a?s, ya que un fondo est?obligado a salirse de la inversi? porque en alg?n momento deben recuperar su dinero invertido en la empresa. Las t?icas salidas son el cobro de dividendos, la venta de la empresa a un tercero o la recompra de las acciones por el o los socios fundadores.

Con respecto a las reglas de gobierno corporativo, los fondos buscan una participaci? activa en la Junta Directiva de la empresa donde invierten, con el objetivo de apoyar a la gerencia a enfocarse en implementar el plan estrat?ico prometido y a controlar el uso de los dineros invertidos. Esto tambi? se convierte muchas veces en un obst?ulo, pues no es com?nmente aceptado por la idiosincrasia de nuestras culturas. Se debe rendir cuentas a terceros; la empresa ya no es la fuente de caja personal o de la casa.

En mi experiencia creando y administrando fondos de capital privado, la dificultad de lograr una inversi? de Private Equity reside en que es muy dif?il encontrar negocios en marcha que cumplan con las caracter?ticas de (1) formalidad del gobierno corporativo, (2) con una estrategia y un plan de negocios coherentes, (3) empresarios locales que acepten a un socio y (4) valuaciones de empresas a precios razonables y justificados.

Los fondos de inversi? exigen un grado de formalidad que obliga a las empresas a estructurar adecuadamente su plan de negocio y gobierno corporativo, lo que ayuda a elevar el nivel de profesionalismo en nuestra regi?, lo que tambi? incrementa el potencial, mejora la rentabilidad y disminuye los riesgos y contingencias no solamente de la empresa, sino en especial del empresario.

Una buena sociedad con un fondo de capital tiene muchos beneficios, pues no solo acelera el crecimiento y rentabilidad del negocio (o bien lo saca de una situaci? financiera complicada), sino que trae consigo por lo general, una nueva red de contactos de negocios que incrementan el potencial de mercado, facilitan la adquisici? de conocimientos y herramientas e impulsan a?n m? el crecimiento que un socio o empresario por si solo puede lograr.

Los pa?es deber?n promover este tipo de instituciones ya que son una de las mejores alternativas para mejorar la calidad de vida de nuestra regi? y que precisamente su inter? primordial es invertir en el largo plazo, en negocios en marcha y por su naturaleza no es capital golondrina.