Finanzas
Fecha de publicación: 2019-11-28

El Salvador: La usura sigue atrapando a los mircoempresarios

La Encuesta Nacional de Acceso al Financiamiento de las MIPYMES refleja que el 17% de los microempresarios han optado por pedir préstamos a personas particulares, denominados usureros, para financiar su negocio.

Por Gabriela Melara - estrategiaynegocios.net

Una parte de los microempresarios de El Salvador sigue atada a la usura. El 17% de ellos ha solicitado al menos un préstamo a las personas naturales que se dedican a prestar dinero.

De acuerdo con la “Encuesta Nacional de Acceso al Financiamiento de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES)”, pese a los avances, la banca tradicional no ha logrado cubrir las necesidades de los microempresarios.

Cuando se le preguntó a los empresarios si han solicitado préstamos a personas particulares (usureros) una gran mayoría respondió que la facilidad de trámite es lo que más los ha atrajo a solicitar fondos con personas que no están reguladas así como la no obligatoriedad de pedir documentos o garantías (que sí exigen las entidades financieras) son otros de los motivos para caer con los prestamistas.

A diferencia de la banca tradicional, los usureros prestan a cambio de garantías como hipotecarias (casas, locales, carros), maquinaria o equipo, entre otras.

De acuerdo con el Banco Central de Reserva de El Salvador (BCR), en el Artículo 7 de la Ley contra la Usura, la tasa de interés efectiva de las operaciones de crédito no puede ser mayor a 94,13% anual. Los usureros cobran tasas anuales de hasta 13.564%.

La encuesta elaborada por el Banco, la usura también atrapa a la pequeña y la mediana empresa- según la encuesta-, un 6% de la pequeña ha solicitado al menos un préstamo con usureros, en cambio en la mediana es apenas el 1%.

El avance de la banca tradicional como fuente de financiamiento es notorio. El 93% de los encuestados dijo que no han solicitado un préstamo a los usureros, siendo la mayoría aquellos que forman el grupo de la mediana empresa. La gran mayoría han optado por bancos, seguido por instituciones financieras y luego aparece el Sistema Fedecrédito.
bcr usura(800x600)
El 73% de los entrevistados aseguró que su principal fuente de financiamiento es con recursos propios y solo un 12% recurre a la banca. Además, el 8% obtiene recursos con socios, un 5% vía préstamos familiares y el resto los gestiona con cooperativas o remesas.

El Centro de Investigación de la Opinión Pública Salvadoreña (CIOPS) ya había identificado este fenómeno en el sector informal, en septiembre de 2019.

En su informe "El crédito en el sector informal", en colaboración con el CIOPS, se destacaba que el 99.3% optó por lo menos una deuda con los usureros, en segunda posición aparecen los bancos con un porcentaje de 22.8%.

Ellos han solicitado en su mayoría préstamos de US$1.000.

El estudio en detalle

La metodología para el estudio del BCR fue encuestar a 1.267 MYPIMES, tomando como base el universo total de establecimientos de los sectores industria, comercio y servicios definidos por el Directorio Económico 2011/2012 de la DIGESTYC. La encuesta tiene un nivel de confianza del 95% y un error muestral del 2%.

La importancia del acceso a los servicios financieros para el crecimiento de la Pequeña y Mediana Empresa es clave para el desarrollo de los países. Estos servicios permiten que los pequeños empresarios y emprendedores puedan innovar, incrementar su eficiencia, expandirse a nuevos mercados y crear nuevos puestos de trabajo. Un incentivo para la atención de este tipo de empresas por parte de las instituciones financieras es establecer relaciones duraderas con negocios que logran aumentar su tamaño y demandan más servicios financieros.

El estudio del BCR busca medir el nivel de necesidades de financiamiento, así como las barreras que las PYMES y otros usuarios tienen para acceder a los servicios de crédito en nuestro mercado, lo cual es un paso clave para estructurar una propuesta de remoción de los obstáculos y de estímulo al crédito.

La encuesta refleja que los productos financieros que más utilizan las MIPYMES son las cuentas de cheques con un 82% de mención, seguido por las cuentas de ahorro con un 51% de menci?n y, en tercer lugar, la línea de crédito con 29% de mención.

Esto demuestra que existen retos para un mayor uso de medios electrónicos y digitales y los productos de seguros. Asimismo, se indican ciertas barreras de acceso al financiamiento como los niveles de tasas de interés, los trámites y requerimientos en la solicitud de créditos, así como las garantías exigidas por los acreedores.

Desde el 2012, el Banco Central se encuentra promoviendo la Inclusión Financiera. Producto de ello es que se forma parte de la Alianza para la Inclusión Financiera (AFI), quienes han brindado apoyo a diversas actividades relacionadas con este tema, entre ellas, la realización de mesas de trabajo con la industria para discutir el acceso al crédito para las micro y pequeñas empresas, la capacitación a formadores del Programa de Educación Financiera, y dos encuestas referidas al “Acceso a los Servicios Financieros de El Salvador” y a las “Capacidades o Educación Financiera de la Población”.

RELACIONADAS