Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2020-06-24

Costa Rica: Miran con lupa ocupamiento de UCI´s por pandemia

311 ventiladores que se compraron al principio de la pandemia y que no han llegado al país, debido a la alta demanda a nivel mundial.

Por CRHOY

Un total de 30 pacientes con COVID-19 se encuentran hospitalizados, según el último corte de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y las autoridades temen que el número siga creciendo. No obstante, de momento se tiene la capacidad para atenderlos y no hay problemas de saturación.

Costa Rica: Desempleados por covid-19 recibirán capacitación en línea

Román Macaya, presidente ejecutivo de la entidad explicó que 20 de los hospitalizados en el Centro de Atención de Pacientes con COVID-19 (Ceaco), 3 en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y los otros 7 en diferentes salas hospitalarias regionales o periféricas.

Lo más escaso en todo el sistema hospitalario son los cubículos de Cuidados Intensivos y eso es lo que miramos con lupa todos los días. Las camas hospitalarias son más manejables, pero en las UCI no son solo las camas, tienen que tener el equipo adecuado, ventilador, monitor, y el recurso humano que va a atender esas camas, los especialistas intensivistas, neumólogos, enfermeros especializados y eso es lo que monitoreamos”, dijo.

Según Macaya, hay una posibilidad de convertir camas del Ceaco en Unidades de Cuidados Intensivos, si se llega a cierto número de pacientes que lo requieran.

“Si comenzamos a llegar a un punto donde esas camas se pueden saturar, entramos en una nueva etapa donde podríamos convertir hasta 32 camas del Ceaco que tienen ventilador y todo lo que se ocupa en un tipo de cama de atención de paciente crítico. Luego podemos ir trabajando en diferentes hospitales, dotándolas del equipo que se requiere”, añadió.

El jerarca habló también de los 311 ventiladores que se compraron al principio de la pandemia y que no han llegado al país, debido a la alta demanda a nivel mundial. Por ello, realizaron un inventario de los ventiladores con los que cuentan y repararon algunos.

“Ante una emergencia, podemos usar 100 ventiladores que no están en uso para dotar más camas en el sistema. Todo depende de muchos factores, el perfil de paciente que se enferma (…) Pero estaremos dotando las camas que podamos. No hay sistema de salud en el mundo que aguante un crecimiento exponencial de casos. Lo hemos dicho claramente y lo que hacemos es tratar de que esas curvas no lleguen a ese crecimiento. El reto de la pandemia es ahí“, manifestó.

RELACIONADAS