Pyme-Emprende
2016-08-15

4 lecciones para emprendedores que inician y 5 consejos para los que ya caminan

Por Claudia Contreras, estrategiaynegocios.net

El mundo necesita de los emprendedores. Ellos son los que van a solucionar los grandes problemas del mundo. ¿Qué hubiera pasado si los Wright Brothers no hubieran inventado el avión? Eso mismo se pregunta el salvadoreño Alfredo Atanacio, cofundador y CEO de Uassist.ME, la firma que ofrece ayuda administrativa remota.

En junio, Atanacio fue parte de la selecta lista de emprendedores sociales de 170 países invitados por el Departamento de Estado de Estados Unidos en el Global Entrepreneurship Summit (GES) en Sillicon Valley. Ahí estuvieron reunidos el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, el de LinkedIn, Reid Hoafman, de Aribnb, de Uber, etc.

Por eso, Atanacio insiste: 'el próximo Mark Zuckerberg o Steve Jobs no va a venir de Estados Unidos. A los inversionistas (del GES), les decían estén preparado que la próxima gran cosa que se invente en el mundo no se está haciendo en Estados Unidos'.

4 lecciones para emprendedores que inician

1. Piensa global. Atanacio subraya: 'Uno está acostumbrado que uno piensa bien local, local sigue siendo Centroamérica. El mercado es el mundo. Es global. Lo primero es pensar en un mercado global'. Atanacio también es cofundador de POINT, una exclusiva comunidad de emprendedores salvadoreños que fomenta networking y apoya a startups.

2. No hay nada imposible. 'Antes pensaban que imposible era volar. Hoy pensamos que la teletransportación es imposible'. Para Atanacio, las barreras muchas veces son barreras mentales. 'Las barreras mentales nos tratan de lavar la cabeza que no se puede hacer. Lo imposible significa que se va a tardar más. Eso es todo. No hay nada imposible'.

3. Ser emprendedor está en el ADN. Puede ser que tenga un colaborador o mil cargo, pero ser emprendedor es tener otra manera de pensar. 'Hoy todo el mundo se dice innovador, emprendedor, disruptivo. Emprendedor no es alguien que tiene un negocio. Emprendedor es otra manera de pensar. Puedes ser dueño de empresa de una persona o de 1.000 personas. Es la mentalidad cómo se maneja uno. Hay que estar resignando lo que pasa, no quedarse en piloto automático', dijo el también profesor de medio tiempo en la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN) en El Salvador.

4. El fin último no es hacer dinero, sino cambiar las cosas. 'Lo más más retador es el fondeo: pasar de 0 dólares a US$1 millón, o lograr US$100.000, creo que es lo más difícil'. Por eso, Atanacio también apunta: El ciclo de vida de la empresa depende del financiamiento. 'Si recibe financiamiento hay gente involucrada en el negocio, la decisión no sólo está en usted'.

5 consejos para emprendedores que ya caminan

En el caso de los que ya están caminando y tienen un espíritu inquieto, Atanacio aconseja:

1. No pierdas la cultura de la empresa. Cuando se crece aceleradamente, este ejecutivo salvadoreño recuerda: 'A veces uno está tan preocupado haciendo crecer la empresa, contratando gente, consiguiendo clientes que deja a un lado la parte de la cultura'. Para Atanacio la cultura de startup es genial: todos se sienten identificados, todos se sienten parte de la compañía. 'De pronto creces y ya no tienen 150 empleados. Ya no es un startup, puedes perder la escencia'. En su caso, Atanacio refuerza: 'en eso nos queremos concentrar. Tratamos de mantener esa esencia de startup'.

2. No quedarse cómodos... porque en el momento que las cosas estén fáciles es que estás haciendo algo mal. 'Cuando sientas que todo va bien o si crees que todo va para arriba, irá para abajo. Nunca nada es perfecto. Si crees que algo es perfecto, prepárate'. Atanacio destacó que nunca me he sentido tranquilo en su empresa. Siempre ha sento que está caminando en cuerda floja

3. Cree en lo que estás haciendo. 'Si alguien más quiere hacer lo que ya estás haciendo probablemente no es buena idea. Si quieres hacer algo, la gente tiene que decir: estás loco. En todas las veces que hemos lanzado un negocio la gente me dice: estás loco', dijo.

4. No creerse tanto. Para Atanacio siempre hay que tener los pies sobre la tierra. 'A veces uno cree que le van tan bien, y no es así. Ser emprendedor es algo bien humilde porque te toca recibir rechazos o negativas todos los días: de clientes, de empleados. Desde que uno empieza y aún recibo NO a diario. Uno tiene que sentirse cómodo con que alguien no quiera su producto o servicio. No agarrarlo personal'. También dijo que ser emprendedor es bien solitario porque nadie los entiende. Pero, además, un emprendedor no puede andar mundo depresivo. 'Es un oficio bien solitario. Uno tiene que proyectar que todo va bien'.

5. Tener un socio sirve montón. Empezar un negocio solo es peor. Alfredo Atanacio habló de su compañero de fórmula en Uassist.me, Rodolfo Schildknecht, cofundador de la firma boutique y director de MiCV:

'Siempre hay que encontrar a alguien. Uno no es todólogo. Tenemos 9 o 10 años de ser socios y ahí seguimos. Yo veo más la operación, veo las finanzas, él ve reclutamiento, inmobliario, infraestructura. él es más tranquilo. Yo soy super acelerado. Si los dos fuéramos igual, sería un caos. Es super bueno, hay que escoger un socio con mayor cuidado que cuando uno escoge a la esposa. Siempre hay que contratar a alguien mejor que uno en todo.Hay gente que tiene miedo de contratar a alguien mejor que uno. Yo soy feliz teniendo gente mejor que yo en todos los sentidos', puntualizó
el emprendedor salvadoreño.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE