Claves Del Día
Fecha de publicación: 2016-09-18

Dell resurge tras la compra de EMC

 La tecnológica pagará US$67.000 millones por EMC. Tras la fusión, competirá con IBM, Cisco y HP en el mercado de Big Data.

Por Clarín

Acostumbrado a sacudir al Silicon Valley, Michael Dell acaba de jugarsu carta más fuerte y ambiciosa. En una operación que demandóvarios meses de negociaciones, Dell finalmente pasará a controlar a EMC, por la cual pagará US$67.000 millones, la cifra más alta en la historia de las fusiones entre empresas tecnológicas. E

sta es la última fase del proceso de reconversión de Dell, precursora y líder enventas de PC, que ahora pasará a integrar una larga lista de servicios corporativos dealmacenamiento y procesamiento de enormes volúmenes de datos.

El nuevo coloso se llama Dell Technologies, y “estará excepcionalmente bien ubicada para el crecimiento en las áreas estratégicas de la próxima generación de tecnología informática, incluidas la transformación digital, el centro de datos definido por software, la infraestructura convergente, la nube híbrida, la telefonía móvil y la seguridad”, sostuvo Dell a través de un comunicado corporativo.

En términos llanos y simples, Dell fabricaba PC, laptops y servidores, un negocio en el que competía básicamente con Lenovo y Hewlett-Packard pero que está en declive. En esta nueva etapa, con el variado portafolio de EMC, se enfrentará totalmente o parcialmente conCisco, IBM,HP, Amazon y Google, entre muchosotros. Más allá de la envergadura de la transacción, la fusión entre Dell y EMCes la combinación de ofertas complementarias (fierros y servicios;software, aplicaciones y hardware), que la posiciona a la vanguardia de las demandas actuales, sobre todo las empresariales.

Dell Technologies es “la compañía tecnológica controlada de manera privada (no cotiza en bolsa) más grande del mundo”, con US$76.000 millones de facturación combinadaal año, 140.000 empleados, 25 fábricas, oficinas en 180 países, 17 centros de investigación ymás de 20.000 patentes. Casi nada.

Michael Dell tiene el ADN de la innovación. Fundó su empresa en 1984, con apenas US$1.000, mientras estudiaba medicina en Austin, Texas. Tenía apenas 19 años y vendía PC que armaba en su dormitorio de la universidad.De allí en más, no paró de crecer y revolucionó el mundo de la informática desde el otro lado del mostrador. Durante los 80 introdujo un sistema de ventas directa de PC por pedido y a medida para aventajar a sus principales rivales de entonces, Compaq, Hewlett Packard eIBM.

En 1990, sus acciones cotizaban a 23 centavos de dólar, que treparon a US$37 hacia finales de esa década. Dell asombró y revolucionó la comercialización de computadoras, reduciendo los costos y maximizando las gananciasbajo la consigna de fabricar a medida que se vende.“Los que tengan una estructura de costos equivocada afrontarán dificultades”, pronosticaba el empresario en aquellos años.

El inicio del nuevo milenio acrecentó su figura. Fue y es uno de los empresariostecnológicos más ricos y admirados, junto con Bill Gates, Steve Jobs y el extravagante fundador de Oracle, Larry Ellison. No por nada y durante más de 15 años fue cómodo líder del mercado de computadoras hasta que entró en la fase declinante, cuyo último capítulo fuela compra de EMC. Entre 2005 y 2013 y al igual que otros colosos de la informática como Microsoft e Intel, Dell afrontó la caída progresiva en las ventas de PC y su abaratamiento, producto del ascenso fulminante de los smartphones y las tabletas.

Emergieron y se consolidaron Google, Amazon, YouTubey Facebook. Sobrevino el Big Data, la explosión de datos, fotos y videos. Yel cloud computing, tal como define la jerga al almacenamiento en centros de cómputos virtuales. Esto modificó sustancialmente la lógica de usuarios y empresas. PrecisamenteDell apunta allí. “Lo que está terminando es la era de los mercados y divisiones estancas. Las fusiones generan grandes compañías que integran servicios de software, aplicaciones, bases de datos y también fierros, computadoras y servidores. Por eso, hoy se observan empresas que compiten en algunos nichos y son socios en otros al mismo tiempo”, dice el consultor Enrique Carrier.

Dell acaba de pegar ese salto. La adquisiciónde EMC y sus activos tiene ese objetivo. Nacida en Hopkinton, Boston,EMC controla diversas unidades de negocios, comoVirstustream (software y servicios de nube empresarial), VMware (infraestructura de virtualización) y RSA (seguridad para empresas y negocios en línea). De este modo, Dell Technologies abarca hoy una enorme oferta: PC, servidores, almacenamiento y administración de información, seguridad y gestión de centros de cómputos reales y virtuales. “La próxima revolución industrial está aquí, de la Internet de las Cosas a una nube más rápida y segura”, dijo Dell.

Michael Dell repite que no le teme a los riesgos. Esas mismas palabras utilizó en noviembre del año pasado, en elevento Web Summit,realizado en Dublín, cuando se lo consultó por la posible compra de EMC. “Eso es algo implícito en la innovación. En Dell hemos creado, comprado e incubado unidades de negocio que crecen con rapidez, y EMC tiene un modelo similar”, sentenció.

RELACIONADAS