Claves Del Día
Fecha de publicación: 2015-02-05
Estudio es el primero a nivel regional en Latinoamérica y el Caribe. Cubre veintidós ciudades y diez puertos de Centroamérica y la República Dominicana. (Foto: Archivo).

Brecha entre ciudades centroamericanas en clima de negocios

'Doing Business en Centroamérica y República Dominicana 2015' advierte que Panamá, San José, Ciudad de Guatemala y Santo Domingo están por encima de las ciudades de Honduras, El Salvador y Nicaragua. También existen grandes contrastes según las áreas estudiadas. 

Por: Dardo Justino Rodríguez – estrategiaynegocios.net

Mientras en El Salvador y Nicaragua, las ciudades tienen un desempeño homogéneo, en Honduras, Guatemala y la República Dominicana, existen marcadas diferencias en el desempeño de sus diferentes ciudades. Es en Costa Rica, la ciudad de Panamá, la ciudad de Guatemala y Santo Domingo, donde hacer negocios es más fácil para los empresarios.

Para mejorar significativamente el clima de negocios en la región, y acortar la brecha con las ciudades de mejor desempeño, es necesario fortalecer la integración regional, creando un ambiente favorable para los emprendedores locales y apoyando la competitividad.

La comparación por áreas revela grandes contrastes. Mientras la ciudad de Panamá se destaca por la facilidad para abrir una empresa, y, en general, las capitales de la región son más proclives a dar esas facilidades, las primeras posiciones para obtener permisos de construcción corresponden a ciudades como León en Nicaragua y San Pedro Sula en Honduras.

En tanto, registrar una propiedad es más fácil y expeditivo en San José de Costa Rica y El Salvador, ciudades donde funciona un registro de la propiedad electrónico.

Por otro lado, es en Panamá, República Dominicana y Costa Rica, en ese orden, donde es más fácil el comercio transfronterizo. El tiempo para las gestiones y la documentación requerida, pone a estos tres países el mismo nivel de sus similares de altos ingresos de la OCDE.

El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, en cambio, requieren de más tiempo y documentos para importar y exportar, similar al resto de América latina y el Caribe.

El estudio abarca cuatro áreas de regulación, que inciden en el ciclo de vida de las pequeñas y medianas empresas locales: apertura, obtención de permisos de construcción, registro de la propiedad y comercio transfronterizo. Incluye, asimismo, un análisis regional de género, estudiando las leyes que imponen un trato diferencial a las mujeres.

De acuerdo a lo informado por los disertantes, en cada país pueden contabilizarse buenas prácticas en por lo menos una de las cuatro áreas medidas, pero ninguno de los países participantes sobrepasa a los demás en todas.

Honduras

La presentación del informe tuvo lugar en el país catracho. Respecto a Honduras en particular, según los datos del informe regional, Puerto Cortés y San Pedro Sula, están dentro de las tres primeras ciudades de la región en las facilidades para obtener un permiso de construcción. Ambas son eficientes para expedir licencias en tal sentido y de carácter ambiental.

Mientras en Puerto Cortés funciona una ventanilla única, en San Pedro Sula la revisión de los proyectos se hace en concurso con colegios de profesionales privados.

De acuerdo al informe, la apertura de empresas es significativamente más rápida en Tegucigalpa (Distrito Central) que en el resto de las ciudades, merced a la rapidez en la inscripción de una sociedad en el Registro Mercantil de la Cámara de Comercio e Industria local y la obtención del permiso de operación de la Alcaldía Municipal del Distrito Central.

Asimismo, para registrar una propiedad en Honduras, se requiere la mitad del tiempo, comparado con Latinoamérica y el Caribe, pero existen diferencias en tiempo entre las diferentes ciudades del país. En contraste, Tegucigalpa es la ciudad más costosa y en promedio el costo de transferir propiedades en Honduras es más alto que en la región centroamericana y en la República Dominicana, así como en los países de altos ingresos de la OCDE.

En Honduras, además, importar y exportar, es más costoso que en el resto de la región, debido en parte a los elevados costos del transporte terrestre.

RELACIONADAS