Empresas & Management
Fecha de publicación: 2018-07-19

Las 7 cosas que debes hacer antes de dormir para alcanzar el éxito

Desde tomar decisiones lejos de la almohada hasta el comer saludable y ligero, forman parte de algunas de las cosas que se deben hacer al irse a la cama para alcanzar el éxito.

Por estrategiaynegocios.net

Para alcanzar el éxito se debe trabajar duro, pero también seguir ciertas rutinas, hasta antes de dormir, según el portal Bolsamanía.

Este sitio planteó los siete hábitos que se deben hacer para alcanzar el éxito, aún y cuando se va a la cama, luego de un día productivo.

1- Tomar decisiones fuera del horario de dormir

Siempre hay que tomar decisiones, desde cómo vestirme hasta el cómo ahorrar, sin embargo, se dio a conocer que las decisiones importantes deben tomarse alejadas de la cama. El agotamiento condiciona las elecciones, por lo que lo recomendable tomar las decisiones con más peso, o en las que existen más alternativas, antes de la última hora de la tarde.

2- Tachar los asuntos pendientes

Hay que llevar un control continuo de las cosas que se hacen bien y de las que se hacen mal. Es importante tener una planificación para la jornada y ver qué parte de este plan se ha cumplido al final del día. Cumplir con este objetivo ayuda a dormir más tranquilo y relajado.

3- Evitar dejar tareas pendientes

Estas cuestiones se acumulan y acaban convirtiéndose en un problema importante. Hay que esforzarse por dejar terminado todo lo que estaba programado para la jornada.

4- La preparación para el día siguiente

Debe planificar los asuntos para el día siguiente. Esta organización evita sorpresas negativas y ayuda a que los objetivos se cumplan de una forma más eficaz.

5- Alimentación correcta

Una cena equivocada puede deparar una noche de poco cansancio, lo que repercute en la productividad del día siguiente. Hay que evitar sustancias como la cafeína o la teína y alimentos fritos, así como el alcohol.

6- Separar trabajo y vida personal

Es fundamental encontrar un momento de desconexión con la faceta profesional. No desconectarse en ningún momento tampoco ayuda a descansar mejor. Además, aumenta las preocupaciones y no permite que la mente se oxigene lo necesario como para volver a coger un ritmo adecuado en la jornada siguiente.

7- Plantear horarios de sueño

No respetar esta rutina depara problemas del sueño que se traducen en un descanso inadecuado y en la consecuente pérdida de concentración y productividad.

RELACIONADAS