Tecnología
Fecha de publicación: 2015-08-04
Leaf es “más que un app” de música, es plataforma que pone en contacto a fans y grupos, a los que permite monetizar su trabajo en el ambiente digital. Su equipo es 100% costarricense.

Innovadores: Leaf, un 'app' musical tica que va a por todas

Pasión por la música, creatividad e iniciativa, lleva a innovadores ticos a recibir apoyo en los principales escenarios del 'entrepeneurship'.

Por: Matías Señorán - estrategiaynegocios.net

"Leaf es una plataforma, no es un App”, aseguró Gilbert Corrales, CEO del proyecto, mientras camina por el barrio londinense de Shoreditch, el cual ya conoce muy bien y escogió como base de operaciones para cada incursión en la ciudad, normalmente caracterizada por una ajetreada agenda de reuniones, eventos y presentaciones. Leaf es un emprendimiento costarricense nacido hace dos años, que está adquiriendo vuelo global, codeándose con algunas de las figuras más destacadas de la innovación y el emprendimiento. “La plataforma permite conectar al fan con su artista, al artista con el fan y para ello va a tener diferentes formas de hacerlo”, describe. Se trata de un modelo que se plantea innovador, cuyo leitmotiv es el de promocionar bandas y solistas a través de una plataforma gratuita, atraer a los fans y finalmente monetizar en pro de los artistas. Durante su proceso de desarrollo, el proyecto fue presentado en ciudades que son referentes del entrepeneurship y los startups, como Londres, San Francisco o Tallin, capital de Estonia. Hoy cuenta con alrededor de 150.000 usuarios en 140 países y aspira alcanzar el millón antes de fin de año, así como generar cerca de medio millón de libras esterlinas de inversión.

Luego de algunos años como músico amateur y, posteriormente, desarrollador de software para empresas multinacionales de primer nivel, Corrales decidió seguir su pasión y emprender en esa dirección, con la impronta de crear algo novedoso que aportara valor a lo que llama “la cadena alimenticia” en el mercado de la música. Asegura que la tecnología y la música tienen la creatividad como principal motor: “Vos creás. Pasás de un concepto abstracto que tenés en la mente y lo interpretás de alguna manera, sea música, sea un pastel o sea código y son todas cosas con las que la gente interactúa”. Al mismo tiempo, repite y destaca que es la pasión lo que los trajo hasta aquí. También el haber armado una estrategia que parece estar funcionando y colmando las expectativas, las cuales fueron muy altas desde el inicio.

La experiencia en Estonia fue uno de los momentos clave, donde estuvieron interactuando con gente de Sillicon Valley, 500 startups y parte del equipo fundador de Skype. “Estuvimos tres meses y eso nos abrió las puertas al mundo. Gracias a que Skype fue creado allí, hay toda una tradición de startups. Son un país pequeño, lo que les obliga a tener un enfoque totalmente global, algo que podría servir de ejemplo para los países centroamericanos”, enfatiza.

LEAF SECUNDARIA-185(800x600)

Tal como menciona el CEO de Leaf, el avance generado en Estonia y todo lo aprendido durante ese periodo los llevó a presentar el proyecto en el Reino Unido. Allí lograron llamar la atención de la UK Trade & Investment (UKTI), un departamento de atracción de inversiones y apoyo al emprendimiento de alto potencial del gobierno británico. “Más que compañías ellos están atrayendo cerebros”, agrega Corrales, valorando la importancia que el país da a la innovación, respaldando proyectos que identifica a escala mundial. Así fue que Leaf consiguió trabajar con la aceleradora Ignite 100, situada en Newcastle y que cuenta con un fuerte reconocimiento en el mercado europeo del emprendimiento.

La plataforma

Tal como su CEO la define, “Leaf es más que un app” que se manifiesta como una plataforma gratuita de música, sin publicidad. Por el momento se encuentra disponible para iOS (descargable desde el App Store) y antes de fin de año estará activa también para Android.

Inicialmente comenzó con un catálogo de 500 artistas que luego amplió exponencialmente al modificar el acceso a ellos, arrastrando contenido de otras plataformas como YouTube o Soundcloud, el cual filtra a través de un proceso de curación “con el objetivo de preservar la calidad del material y la experiencia del usuario”, aseguró Corrales. Actualmente, el equipo, compuesto por cuatro personas, desarrolla nuevas funciones para expandir los usos y capacidades de la plataforma, como son la inclusión de la tienda, la cual va a permitir contar con merchandising exclusivo, álbumes en diferentes formatos y un sistema de ticketing que principalmente beneficiará a los artistas que no tengan acceso a la venta digital. “Vamos a ofrecer merchandising, discos y tickets incluso para bandas pequeñas y venues alternativos que no tienen acceso a tecnología de ticketing. Leaf va a democratizar el uso de estas herramientas, tanto para las bandas pequeñas como para las más grandes, las cuales tienen diferentes necesidades. La idea long-term es que Leaf se convierta en una plataforma que pueda activar todo esto y articular a los artistas para que hagan mucho más, independientemente del nivel en el que estén”, resumió el CEO de la compañía en alusión a su modelo de negocio, el que, aseguran, es totalmente diferenciado al de todas las plataformas de streaming conocidas.

“Algunos servicios de streaming, como Spotify, tienen su modelo, te permiten escuchar música pero no conectar de una manera diferente con el artista. En eso estamos enfocados y trabajando ahora mismo. Para ello vamos creando perfiles, comunidades, alrededor de los artistas de un modo innovador muy distinto a lo que se puede encontrar hoy, así como un servicio de news digest. algo diferente a lo conocido y que será presentado dentro de pocos meses”, adelantó.

De los 150.000 usuarios, alrededor de un 20% proviene de México, un 15% de Estados Unidos y un 10% corresponde al Reino Unido. Respecto al Istmo, Corrales asegura que “Centroamérica también está siendo relevante, aunque creciendo a otro ritmo, y al tratarse de una comunidad más pequeña tiende a representar un share menor que el de estos países con mucha más población”.

El siguiente paso será trabajar los diferentes acuerdos con representantes y compañías dentro de un marco estándar, similar al utilizado en la industria a nivel internacional. En referencia a ello, quieren establecer reglas muy claras con sus contrapartes, algo que según Corrales no siempre fue bien manejado, “el resultado de lo que pasa hoy en la industria es porque las reglas nunca han sido claras, siempre han sido oscuras y por eso, entre otras cosas, hay tantos artistas disconformes. Leaf aparece como una alternativa donde el músico es parte primordial del modelo y no simplemente un ingrediente más”.

Centroamérica en su laberinto

“Uno de nuestros principales obstáculos era el hecho de que venimos de un país pequeño, en el que se vive muy bien y hay poca competencia para este tipo de cosas. Además, teníamos que ir a buscar las oportunidades globales porque desde el inicio Leaf es un producto global. Sin dudas, el lugar geográfico donde estés, en este negocio, puede ser importante por los padrinos que puedas conocer y que te pueden impulsar”, opina Corrales. Sugiere la necesidad de educar e incentivar el espíritu emprendedor de los jóvenes: “el mindset es que tengo que estudiar para ser empleado y estamos dejando fuera el emprendedurismo que es un importante generador de empleo”.

En este sentido, algunos países centroamericanos están comenzando a fomentar incubadoras y aceleradoras de emprendimiento.

Gilbert Corrales señala la importancia de algunos casos específicos en la región: “Panamá y Costa Rica se están despertando. Como lo que están haciendo en Ciudad del Saber, Panamá, con la aceleradora que manejan allí. Súper importante y valioso. En Costa Rica, como un ejemplo está Carao, quienes son los pioneros, los que están abriendo camino y generando muchas oportunidades. También la Universidad de Costa Rica y Open Future de Telefónica y el Micitt (Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones)”. Para el CEO de Leaf es fundamental el trabajo de estas organizaciones en concientizar y despertar el interés entre el empresariado y los potenciales inversores locales. “Ahí tiene que haber un elemento de concientización desde el punto de vista del inversionista. Hacerle entender cómo es que funciona esto. Una cuestión más bien de ‘cómo puedo aportar yo a este proyecto’”.

Sobre el futuro del emprendedurismo en Centroamérica, Corrales espera que crezca la colaboración bajo una visión regional. “Tenemos que sentar a la gente y preguntarnos cómo vamos a levantar el perfil de la región. Debemos generar facilitadores pues considero que los fondos y la experiencia están. Necesitamos más iniciativas de las que ya existen y poner un roadmap como región siguiendo el ejemplo de otros países y regiones, pues así es como se ha hecho”.

De San José a Newcastle

Ignate 100, allí donde fueron estos ticos, es de una de las principales aceleradoras de Europa. “Instalarnos en Newcastle fue una decisión estratégica, correcta, ya que la zona es hoy un hub de innovación en el país”, indicó el CEO de Leaf, Gilbert Corrales. Dadas las características del lugar, se les ha hecho accesible trabajar y coordinarse junto con otros proyectos de igual o mayor envergadura, así como personajes destacados de la industria: “Aquí puedo escribirle un correo al manager de Robbie Williams, como ya sucedió, y a las tres semanas estar reunidos en su oficina hablando de la plataforma”.

De esta manera, en Newcastle pueden estar enfocados trabajando y haciendo networking inteligente. Además, las posibilidades de crecer reteniendo capital humano son mayores. Para su rate de crecimiento, va a ser más fácil sobresalir que en Londres, donde se compite con Facebook, Twitter… Además, la sede les brinda la posibilidad de reunirse permanentemente con inversionistas y gente de la industria con un nivel de frecuencia que no podrían tener en Costa Rica.

Si quiere leer más notas de centroamericanos que innovan, ‪#‎GenteCOOLMadeinCA‬, puede suscribirse aquí a nuestra revista en papel.