Tecnología
Fecha de publicación: 2014-01-09

Relojes inteligentes toman la CES 2014

El puñado de empresas que coloca la potencia de la computación y las comunicaciones en las muñecas de la gente se convirtió en una multitud, lo que dificulta que proveedores pequeños y más nuevos se destaquen.

Algunos analistas sostienen que los relojes inteligentes que están saliendo al mercado son demasiado grandes o no ofrecen una batería que dure lo suficiente para lograr que los compre el público en general.

Por: The Wall Street Journal en Español

El puñado de empresas que coloca la potencia de la computación y las comunicaciones en las muñecas de la gente se convirtió en una multitud, lo que dificulta que proveedores pequeños y más nuevos se destaquen.

Los llamados relojes inteligentes están apareciendo por todas partes en la Feria de Electrónicos de Consumo (CES), con productos nuevos o recién presentados de Pebble Technology Corp., Kreyos Inc., Qualcomm Inc., Archos SA, PH Technical Labs Inc. y Samsung Electronics Co.

"Habrá mucha gente que ingresará al mercado", afirmó Patricia Roché, vicepresidenta de marketing y ventas de Kreyos, cuyo reloj Meteor, que costará US$170 en Estados Unidos, comenzará a venderse este mes. "Los relojes inteligentes son emocionantes y divertidos, y la gente tiene muchas ideas distintas" sobre cómo explotar la tecnología, agregó.

Un ejemplo es Pebble, una de las primeras empresas en marcar tendencia en el mercado emergente que apuesta a una mejora de estilo. Esta firma de Palo Alto, California, reveló el lunes planes de lanzar un reloj de acero inoxidable que costará US$249 para complementar su diseño original de plástico.

Sin embargo, para los que esperan destacarse hay un problema: hay una diferencia funcional mínima entre los productos.

Los relojes inteligentes más recientes esencialmente son compañeros de los teléfonos inteligentes, que funcionan como su portal para acceder a Internet. La mayoría tiene un chip procesador, varios sensores y una pantalla que muestra más o menos el mismo tipo de información: mensajes de texto: notificaciones sobre e-mails, clima u otros eventos.

Los relojes inteligentes, por ejemplo, pueden permitirles a los usuarios sortear la necesidad de sacar un teléfono inteligente para ver un mensaje importante, una práctica que a veces se considera de mala educación en reuniones. Pero los usuarios siguen teniendo que llevar sus teléfonos consigo, y mirar el reloj constantemente no es mucho más cortés, indican algunos ejecutivos de la industria.

Algunos analistas sostienen que los relojes inteligentes que están saliendo al mercado son demasiado grandes o no ofrecen una batería que dure lo suficiente para lograr que los compre el público en general.

"La forma de destacarse en lograr que el aparato haga lo que debe hacer sin ser un objeto enorme y estorboso en la muñeca", indicó Van Baker, analista de la firma de investigación Gartner. "La mayoría de los que están en el mercado son demasiado grandes o incómodos o pesados".

En cambio, los que parecen tener éxito son aparatos más simples, que apuntan a los deportes y la salud, como bandas muñequeras con sensores de actividad, incluidos los de Fitbit Inc. y Nike Inc. Esas empresas ofrecen productos que incluyen apenas una pequeña pantalla para información básica.

De todos modos, empresas que se centran en otras aplicaciones están intentando diferenciarse. Un ejemplo es Samsung, cuyo Galaxy Gear de US$299 tiene una cámara en la muñeca y una pantalla táctil a color en la faz del reloj. Samsung afirma que debería durar un día con uso promedio.

Pero algunas empresas, como Kreyos y PH Technical Labs, también ofrecen un altoparlante, lo que acerca a los consumidores a la promesa de un comunicador de muñeca como el que aparecía en cómics desde hace décadas.

"Se trata de las funciones", afirmó Shariq Hamid, presidente de PH Technical Labs. Su reloj Hot también tiene una pantalla táctil sobre la cual los clientes pueden dibujar una "D" con su dedo para discar un número, o una "A" para acceder a las aplicaciones. El Hot se pre-vende en varios diseños por entre US$179 y US249 en EE.UU., incluida una versión con una linterna incorporada. "Tratamos de destacarnos al ofrecer todas las opciones", agregó.

Archos, conocida por crear reproductores de medios portátiles y tabletas, centra su estrategia en las aplicaciones, y diseña sus propias aplicaciones en lugar de depender de desarrolladores externos. La meta, señaló la empresa, es ofrecer aplicaciones que aseguran una experiencia consistente y atractiva para los clientes.