Tecnología
Fecha de publicación: 2021-06-04

Secure Access Service Edge, tecnología clave con el crecimiento del trabajo remoto

El crecimiento exponencial repentino en trabajadores remotos ha definido claramente la necesidad de liberar de forma acelerada la concentración de servicios de TI y llevarlos a modelos flexibles y ágiles de desplegar, que permita el reacomodo organizacional.

Por E&N

Las empresas que están más avanzadas en su viaje de transformación digital han comprobado que los modelos operativos digitales son inherentemente más rápidos, más ágiles y resistentes, y son ideales para entornos cambiantes. Pero igual, se ha dado cuenta que los modelos de seguridad tradicional ya no son suficientes.

Según Joshua Sibaja, Gerente de Sector Público para Cisco Costa Rica, “en este nuevo escenario, han surgido nuevas tecnologías. Y precisamente, la tecnología SASE se ha vuelto el aliado de las empresas para ayudarles a renovar o replantear su estrategia de transformación digital”.

Pero, ¿qué es Sase? Secure Access Service Edge (SASE, por sus siglas en inglés) es, según la definición2 de Gartner, un entorno emergente para la convergencia de los servicios de red y seguridad como parte de una plataforma global basada en la nube.

De acuerdo con Cisco, este nuevo término obliga a un replanteamiento de la estrategia de transformación de las empresas por cinco razones:

1. El perímetro tradicional de seguridad ha desaparecido. Las medidas de seguridad convencionales suponían que las aplicaciones y los usuarios estarían dentro del perímetro de la red de la empresa. Esto ya no es así. Los datos de las empresas se están trasladando a la nube, los empleados colaboran de manera remota cada vez más y las iniciativas de transformación digital requieren que las organizaciones de TI sean ágiles para apalancar las nuevas oportunidades de negocio. “Se necesitan nuevos modelos de control de acceso, protección de datos y protección frente a amenazas. Los productos de seguridad, como los firewalls, los proxy webs, etc. ya no son aplicables en un mundo que concede prioridad a la nube”, explicó Joshua Sibaja.


2. La red convencional evolucionó. Las redes LAN, WLAN y WAN han evolucionado para atender los requerimientos de tráfico de datos de un sinfín de aplicativos, de usuarios residentes o visitantes de la red e incluso de múltiples dispositivos que un solo usuario puede ingresar a la misma. Según Cisco5, para 2021 el tráfico IP se habrá multiplicado por 3, alcanzando los 3 Zettabytes. Habrá 27.100 millones de dispositivos conectados (siendo el 51% conexiones IoT) y 4.600 millones de internautas a escala global.

La red tradicional conectaba a usuarios de filiales con aplicaciones alojadas en servidores del centro de datos. Hoy las empresas adoptan aplicaciones de SaaS e Infraestructura como servicio (IaaS) en varias nubes. “Resulta muy difícil proteger los activos críticos de la empresa cuando a las aplicaciones acceden empleados, socios, proveedores e invitados. Las nuevas redes SD-WAN ayudan a mejorar el rendimiento de las aplicaciones y más agilidad para accesarlas.”, explicó el experto de Cisco.

3. Crecimiento exponencial de aplicaciones y dispositivos. Parte de las estrategias que se incluyen en la transformación digital de las empresas es el de generar aplicativos que permitan estar más cerca de sus clientes, ya sea de comercio, contacto o incluso de registro médicos. “En términos de dispositivos, no solo hablamos de nuestra computadora, nuestro celular y una tableta, hablamos del crecimiento exponencial de los dispositivos que se incorporan a la red para cumplir una interacción en un proceso de manufactura, cumplir acciones de seguridad y prevención como pueden ser las cámaras de video vigilancia, sensores de temperatura y conteo de personas para evitar saturación de espacios, etc. Este crecimiento implica mayor riesgo y huecos de seguridad, por lo cual el responsable de TI debe plantearse una estrategia basada en SASE”, explicó.

4. La seguridad se traslada a la nube. De acuerdo con una encuesta de KPMG y Harvey durante la pandemia se tuvo un aumento de la inversión en la nube (35%). Esto está impulsando la necesidad de servicios convergentes para reducir la complejidad, mejorar la velocidad y la agilidad, habilitar las redes multinube y proteger la nueva arquitectura habilitada para SD-WAN. Sin embargo, no sólo están creciendo los datos y los dispositivos conectados a la red, sino que también están aumentando las amenazas.

Precisamente, una arquitectura SASE ayuda a las empresas a identificar a los usuarios y a los dispositivos, aplicando controles de seguridad basados en políticas y ofreciendo un acceso seguro a las aplicaciones y los datos correctos desde cualquier lugar.

De acuerdo con Cisco, SASE permite proporcionar un acceso seguro con independencia de la ubicación de los usuarios, los datos, las aplicaciones o los dispositivos, todo mediante una plataforma única de gestión.

Pasar a un modelo SASE será un proceso gradual a medida que las empresas reconsideren cómo conectar una fuerza de trabajo remota a los recursos de información distribuida que necesitan.

RELACIONADAS