Tecnología
Fecha de publicación: 2021-05-04

Enorme cohete chino podría reingresar a la Tierra sin control

De 30 metros de largo, la nave alcanzó la órbita y ahora se convertirá en uno de los más grandes de la historia en realizar un reingreso sin control, según SpaceNews.com

Por AFP

Un enorme cohete chino está listo para caer a la Tierra en un reingreso sin control después del lanzamiento desde una estación espacial. El cohete Long March 5B de 21 toneladas llevó un módulo de la nueva estación espacial de China a la órbita terrestre baja la semana pasada.

Pero el propio cohete de 30 metros de largo también alcanzó la órbita y ahora se convertirá en uno de los más grandes de la historia en realizar un reingreso sin control, según SpaceNews.com.

Los expertos dicen que la mayoría de los cohetes prescindibles no alcanzan una velocidad que los pondría en órbita y normalmente vuelven a entrar en la atmósfera y aterrizan en una zona conocida.

La velocidad del cohete significa que está orbitando la Tierra cada 90 minutos y pasa al norte de Nueva York, Madrid y Beijing, y tan al sur como Chile y Wellington, Nueva Zelanda.

Lo más probable es que cualquier residuo que no se queme al reingresar aterrice en el océano o en un área deshabitada, pero "el riesgo sigue siendo de daños a las personas o la propiedad", según SpaceNews.

En mayo pasado, el primer lanzamiento de Long March 5B también vio la primera etapa alcanzar la órbita y tuvo un reingreso sin control seis días después.

El ejército estadounidense dijo que volvió a entrar por el Océano Atlántico, pero si hubiera sucedido entre 15 y 30 minutos antes, los escombros que no se hubieran quemado habrían llegado a suelo estadounidense.

El observador de vuelos espaciales Jonathan McDowell dijo que el tamaño del cohete significa que sería una reentrada sin precedentes.

"La etapa central de Long March 5B es siete veces más masiva que la segunda etapa del Falcon 9 que causó mucha atención de la prensa hace unas semanas cuando volvió a entrar por encima de Seattle y arrojó un par de tanques de presión en el estado de Washington", dijo. SpaceNews.

“Creo que según los estándares actuales es inaceptable dejar que vuelva a entrar sin control. Desde 1990, nada más de 10 toneladas se ha dejado deliberadamente en órbita para volver a entrar sin control".

Los elementos que pueden sobrevivir a la reentrada incluyen componentes hechos de materiales resistentes al calor, como tanques de acero inoxidable o titanio. China tiene como objetivo completar su Estación Espacial Tiangong para 2022 luego del lanzamiento de los módulos restantes.