Tecnología
Fecha de publicación: 2020-02-20
Galeria  Ver Fotogalería

Alejandro Arce, el científico tico que busca vida en otros planetas

Arce es parte de la investigación europea “Marte en la Tierra”, un estudio que encontró cianobacterias a más de 600m de profundidad y en total oscuridad, hallazgo que permitirá buscar vida en el espacio.

Por estrategiaynegocios.net

El científico costarricense Alejandro Arce Rodríguez es parte del equipo que encontró vida en uno de los parajes más agrestes de la Tierra.

Arce, junto a otros 15 científicos, trabaja en la investigación “Marte en la Tierra”, con el que se pretende identificar métodos para encontrar vida en otros planetas.

Relacionado: ¿Cómo era el agua de Marte?

El biotecnólogo es uno de los investigadores de la Universidad Técnica de Braunschweig, Alemania, que trabaja en la búsqueda de señales de vida en otras lunas y planetas del Sistema Solar.

Uno de los hallazgos de la misión es el descubrimiento de cianobacterias a más de 600 m de profundidad y en un ambiente de total oscuridad.

Dicho hallazgo se realizó en el sur de España, en el río Tinto, un lugar catalogado por los expertos como “lo más parecido a Marte en la Tierra”.

Rio Tinto.5(800x600)

“Desde un punto de vista mineral y geológico, la franja pirítica ibérica es el lugar más similar a Marte en la Tierra. Así por ejemplo, la cantidad de óxidos de hierro es muy alta y las concentraciones de oxígeno son extremadamente bajas, en la medida en que se baja por la subsuperficie del suelo continental”, explicó el ingeniero biotecnólogo graduado del Tecnológico de Costa Rica.

Los investigadores la Universidad Técnica de Braunschweig toman muestras en lugares extraordinarios del planeta Tierra, donde las condiciones de vida son extremas para el afloramiento de casi cualquier organismo vivo.

Destacado: Frank Rubio, el salvadoreño cercano a una misión de la NASA (candidato a viajar a Marte)

Tras seis años de investigación, los resultados fueron publicados en la revista científica Proceedings of the National Academy of Science of the United States of America.

Rio Tinto2(800x600)

“El gran descubrimiento es que el óxido de hierro y el ácido sulfúrico característicos del agua que dan el color rojizo al río Tinto, son producidos por formas de vida subterránea en los poros de la roca: ¡Descubrimos cianobacterias!”, afirmó.

Hasta ahora la ciencia había determinado que las cianobacterias solo vivían donde había presencia de luz solar, al menos ocasional, ya que su proceso de vida se realiza por medio de la fotosíntesis. De esta manera, se les puede encontrar fácilmente en mares, ríos o desiertos.

Sin embargo, el nuevo hallazgo corresponde a un ambiente subterráneo tras perforar el subsuelo continental rocoso a profundidades entre los 420 m y 607 m. “El simple hecho de encontrar vida a esas profundidades ya es sorprendente”, indicó Arce.

Descifrando el hallazgo

Los científicos buscan determinar como hace la cianobacteria para vivir, comer y generar su propia energía. “Es justo lo que queremos entender, porque esto podría estar pasando en el planeta rojo”, aseveró Arce.

El especialista sostiene que se presume que es a partir del hidrógeno que consumen las cianobacterias como fuente de energía, se generan otros tipos de fuente de energía, nitrógeno o carbono, que es utilizada para que puedan vivir otros microorganismos.

Cianobacterias(800x600)

Recomendamos: IICA apoya investigación 'tica' en Utah para simular producción de maíz en Marte

Las muestras se obtuvieron con dos perforaciones del proyecto IPBSL (Iberian Pyrite Belt Subsurface Life, vida subterránea en la Faja Pirítica Ibérica), realizado entre 2010 y 2015 con el objetivo de caracterizar la geomicrobiología de los ecosistemas profundos de esta zona.

Las muestras se analizan en conjunto entre el Centro de Astrobiología en Madrid, la Universidad Técnica de Braunschweig y el Instituto Helmholtz para el Estudio de las Infecciones en Alemania, en un proceso lento y laborioso.

“Los cultivos de estas bacterias son muy difíciles, ya que solo el 1% son cultivables y pueden tardar meses, incluso años, hasta que surja una actividad medible”, explicó el ingeniero.

Misión Marte

Los científicos intentan detectar algunos de los compuestos clave para el florecimiento de vida en Marte. Uno de los principales descubrimientos fue la presencia de hidrógeno atrapado en los poros de la roca, el cual disminuye en presencia de las cianobacterias, ya que estas lo utilizan como fuente de energía.

En la actualidad, Marte no es el único cuerpo del Sistema Solar que llama la atención de los investigadores; también lo hace la luna de Saturno, Titán, o la luna de Júpiter, Europa, las cuales se han convertido en objetos de estudio para los astrobiólogos.

En el 2005, la Agencia Espacial Europea (ESA) envió la sonda Huygens, la cual ya encontró metano líquido en la superficie del mayor de los satélites de Saturno.

Especial E&N: 20 Centroamericanos innovadores y disruptivos

No es el único

Alejandro Arce, no es el único científico costarricense graduado de la carrera de Biotecnología del TEC que trabaja en el exterior.

En la actualidad, 50 ticos más laboran en los centros de investigación más importantes del mundo. De ellos el 60% son mujeres.

RELACIONADAS