Tecnología
Fecha de publicación: 2019-10-13

Huawei y su HarmonyOS competirán con iOS en apenas dos años

Huawei considera que su nuevo sistema operativo HarmonyOS podrá competir con iOS de Apple en apenas dos años, confiando en sus amplias posibilidades.

Por Computerhoy

Huawei ha tenido un año tremendamente complicado en el mercado internacional, y es que tras la inclusión de la empresa en la lista negra del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, se han visto obligados a perfilar contrarreloj un nuevo sistema operativo todoterreno que no solo funcionará en televisores, sino también en teléfonos móviles.

A día de hoy no queda muy claro si HarmonyOS ha nacido para quedarse o simplemente como un parche hasta que se resuelvan todas estas cuestiones políticas entre China y Estados Unidos. Si bien los primeros informes aseguraban que el Huawei lanzaría su primer teléfono móvil inteligente ejecutándose por HarmonyOS a finales de este año, finalmente no ha sido así.

En todo caso, hemos empezado a ver HarmonyOS con las Smart TV de Honor como un primer paso para empezar a verlo también en otros dispositivos como teléfonos móviles inteligentes.

El pasado mes, el consejero delegado de Huawei, Ren Zhengfei, fue entrevistado por corresponsales de la revista Fortune en unas declaraciones que acaban de salir a la luz. En dicha entrevista, el ejecutivo hizo una afirmación audaz diciendo que su nuevo sistema operativo HarmonyOS “podrá competir con iOS de Apple en un periodo de dos años”.

Resulta curioso, que un sistema operativo que aún ni siquiera ha sido probado de manera comercial en un teléfono móvil inteligente de la empresa, pueda ponerse a la altura del sistema operativo iOS, que lleva bastantes años en el mercado, y siendo considerado uno de los más importantes y estables que existen en la actualidad.

Las declaraciones, que pueden tener también cierto aroma patriótico, vienen a reflejar al mismo tiempo la confianza que tiene Huawei al respecto de su sistema operativo HarmonyOS, que podría contar con mayor protagonismo a lo largo del próximo año si finalmente las discrepancias entre China y Estados Unidos no se resuelven.

RELACIONADAS