Tecnología
Fecha de publicación: 2019-10-03

Sistemas de detección de peatones de los coches no son eficaces por la noche

En total, en 2017, se produjeron 6.000 muertes de peatones por atropello en Estados Unidos, de esta forma se produce una muerte por esta causa cada 88 minutos, lo que se traduce en más de 16 fallecimientos diarios, cerca de 115 personas a la semana.

Por Portaltic/EP

Los sistemas de detección de peatones con función de frenado automático que incorporan algunos coches no son eficaces por las noches, momento del día en el que se producen el 75 por ciento de atropellos mortales a peatones.

Un estudio realizado por AAA, organización que se dedica a la elaboración de investigaciones para la prevención de accidentes de tráfico, ha desvelado que los sistemas de detección de peatones evaluados durante el estudio "fueron ineficaces durante las condiciones nocturnas".

Esto constata los datos de la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en la Autopista de Estados Unidos, que dice que la mayoría de atropellos mortales en el país se producen por la noche, en concreto, el 75%, frente al 21 por ciento que tiene lugar a la luz del día.

En total, en 2017, se produjeron 6.000 muertes de peatones por atropello en Estados Unidos, de esta forma se produce una muerte por esta causa cada 88 minutos, lo que se traduce en más de 16 fallecimientos diarios, cerca de 115 personas a la semana.

El sistema de detección de peatones con función de frenado automático permite "prevenir o reducir la gravedad de las colisiones que desembocan en daño personal, lesión personal y/o muerte", según afirman en el estudio. Si el conductor se encuentra en una situación con posibilidad de sufrir un accidente, el sistema se lo avisará a través de una alerta visual, auditiva o táctil. Y si no hace nada, activará el sistema de frenado automático.

Más de la mitad de los modelos de vehículos lanzados en 2018, el 56 por ciento, ya vienen con este sistema incorporado, ya sea de manera estándar o como equipo opcional. A pesar de ello, los investigadores recalcan que estos sistemas no funcionan como sustitutos del conductor, sino como "una capa adicional de la asistencia al conductor y la mitigación de la colisión". Los conductores "siempre son responsables del manejo seguro de vehículo", apostillan.

Desde el Centro de Sistemas de Transporte Nacional Volpe afirman que este sistema podría reducir hasta 5.000 los atropellos anuales a peatones y accidentes de tráfico, así como disminuir en 810 los accidentes de tráfico y atropellos fatales. Además, aseguran que en el caso de que se produzcan, la gravedad de la herida podría mitigarse por la reducción de la velocidad a la que va el vehículo.

Para evaluar este sistema, los investigadores han utilizado un circuito de simulación cerrado en el que coches que contaban con la función de detección de peatones con frenado automático se enfrentaban a interacciones típicas con los mismos. Estos peatones han sido muñecos articulados guiados por una plataforma denominada 4active que se utiliza para probar objetivos de peatones dinámicos y que permite, por lo tanto, replicar el tamaño y forma de cada tipo de peatón.

Por su parte, los coches evaluados han sido el Chevrolet Malibu con freno de peatones frontal, el Honda Accord con Honda Sensing con sistema de frenos de por colisión, el Tesla Model 3 con frenado de emergencia automático, y el Toyota Camry con Toyota Safety Sense con un sistema de pre-colisión con detección de peatones. Todos ellos de 2019.

Así, el estudio arroja como resultados que, en el caso de que los coches, yendo por una carretera recta, se encontraran con un peatón adulto en un cruce perpendicular, cada vehículo probado proporcionaba una notificación visual de una inminente colisión cuando el vehículo iba a unos 32 kilómetros por hora (kph) (20 millas por hora, mph).

En este caso, una colisión con un peatón adulto como objetivo fue evitada en el 40 por ciento de las veces, y durante un 35 por ciento de tiempo adicional, las colisiones fueron mitigadas con una media de velocidad de alrededor de 7 kph (4,4 mph).

Por su parte, a una velocidad de aproximadamente 48 kpm (30 mph), tres de cada cuatro vehículos fallaron a la hora de reducir la velocidad de impacto por al menos 8 kph (5 mph) durante el test inicial, cuando se encontraban un peatón adulto en un cruce perpendicular.

Estos datos cambiaban cuando el peatón era un niño. Cuando el vehículo se encontraba a un menor a una velocidad de 32 kph (20 mph), la colisión fue evitada tan solo el 11 por ciento de las veces. En un 25 por ciento de tiempo adicional, las colisiones fueron mitigadas por una media de velocidad de aproximadamente 9 kph (5,9 mph).

Sin embargo, cuando el encuentro con un niño se producía justo después de una curva a la derecha, ninguno de los vehículos probados consiguieron mitigar el impacto de velocidad en ninguna de las cinco pruebas.

Por su parte, en caso de encontrarse con dos peatones en la carretera a 32 kph (20 mph), una colisión fue evitada en el 20 por ciento de las veces. Y en un 35 por ciento de tiempo adicional, las colisiones fueron mitigadas por una media de velocidad de cerca de 5 kph (3,4 mph).

Por otra parte, estas mismas pruebas fueran realizadas en un ambiente nocturno, una hora después de la puesta de sol, en este caso a una velocidad de aproximadamente 40 kph (25 mph), y resultaron ineficaces. Los coches realizaron las pruebas en cuatro ocasiones y en ninguna de ellas se mostró ninguna notificación de accidente inminente o se activaron los frenos.

EVOLUCIÓN DEL SISTEMA DE DETECCIÓN DE PEATONES

El sistema de detección de peatones se enmarca dentro de los denominados Sistemas de Asistencia Avanzada al Conductor (ADAS) que utilizan una serie de sensores para determinar que está ocurriendo alrededor del vehículo y cómo puede afectar esto a la actividad del conductor.

En el caso del sistema de detección de peatones existen dos sistemas. El de aviso, que simplemente alerta al conductor sobre una inminente colisión, pero que no toma ninguna acción al respecto. Y el de mitigación, que es el que ha sido analizado en el estudio, que avisa al conductor si se encuentra ante una situación de golpe inminente y, si este no hace nada, activa automáticamente los frenos para que la gravedad de la colisión sea menor o directamente se pueda evitar por completo.

Volvo fue el primero en introducir un sistema de detección de peatones en sus coches en Estados Unidos en 2011. El sistema utilizaba tanto radar como sensores de imágenes para detectar las posibles colisiones con los peatones así como las colisiones traseras con otros vehículos y motos.

Hoy en día, la detección de peatones suele utilizar un sensor de radar situado detrás de la rejilla frontal, además de una o dos cámaras que funcionan como sensores de imagen colocadas dentrás de limpiaparabrisas. A pesar de ello, aunque sea menos común, también hay coches que incorporan este sistema, pero utilizando tan solo o bien un radar, o bien sensores de imagen.

Por su parte, en el estudio aseguran que los sensores LIDAR, que son sistemas de medición y detección de objetos mediante láser, utilizados principalmente en coches autónomos, se introduce con modelo de 2019 de Audi A8.

RELACIONADAS