Tecnología
Fecha de publicación: 2019-07-01

Google vinculado a nuevo escándalo de vulneración de datos

La compañía es acusada de haber ingresado, sin permiso, a miles de datos médicos, de igual número de usuarios del Centro Médico de la Universidad de Chicago.

Por estrategiaynegocios.net

Una demanda colectiva enfrentará se acerca a Google y la Universidad de Chicago. A estos se les acusa de compartir de manera inapropiada con el gigante tecnológico los registros médicos confidenciales de miles de pacientes en Estados Unidos.

Según un reporte de The New York Times, la institución médica y el gigante tecnológico hicieron una alianza en 2017 para compartir los registros de pacientes con el objetivo de mejorar el análisis predictivo de enfermedades con la ayuda de inteligencia artificial.

La iniciativa consistía en crear una tecnología que pudiera leer los registros médicos electrónicos para identificar las afecciones médicas en un futuro, sin embargo, el compromiso contemplaba la no identificación de los pacientes ni la revelación de sus datos personales durante el proceso.

Frente a esta situación, un portavoz de Google dijo a The New York Times: "Creemos que nuestra investigación sobre el cuidado de la salud podría ayudar a salvar vidas en el futuro, razón por la cual tomamos en serio la privacidad y seguimos todas las reglas y regulaciones relevantes en nuestro manejo de la salud".

De acuerdo con la demanda, que fue presentada en el Tribunal del Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de Illinois, la Universidad compartió cientos de miles de registros de pacientes con el gigante de la tecnología sin quitar las fechas, los datos de identificación, ni las notas de los médicos.

La demanda detalla que Google recibió registros cuando los pacientes fueron admitidos y dados de alta del centro médico, lo que significa una violación potencial de la regulación federal de privacidad de datos de salud conocida como HIPAA.

El documento resalta que lo grave es que esta información podría combinarse con los datos de localización recopilados por el sistema operativo móvil Android de Google para revelar las identidades de los pacientes, así como con otra información que el gigante tecnológico recopila por diferentes medios.

El Centro Médico de la Universidad de Chicago es acusado de no notificar a sus pacientes ni obtener su consentimiento expreso, antes de entregar sus registros médicos confidenciales a Google “para su propio beneficio comercial".

Con información de El Nuevo Día

RELACIONADAS