Tecnología
Fecha de publicación: 2019-06-13

Amazon Web Services critica a Oracle y Azure

A unas semanas de dar a conocer quién será el proveedor del Departamento de Defensa de Estados Unidos, la empresa de almacenamiento AWS critica a sus principales competidores

Por CNN Business

Un contrato gubernamental gigantesco podría ser adjudicado el próximo mes. El principal contendiente para ganar, Amazon Web Services, está ocupado atacando a la competencia.

El CEO de AWS, Andy Jassy, ridiculizó a otros proveedores de servicios de bases de datos tradicionales en la décima conferencia anual del sector público de la compañía en Washington DC. AWS ha luchado contra Microsoft, Oracle y otros por el contrato de servicios en la nube del Departamento de Defensa de Estados Unidos, el cual tiene un valor de 10,000 millones de dólares y una duración de 10 años.

"Creo que la mayoría de las personas está frustrada con las soluciones de bases de datos de la vieja guardia”, dijo Jassy. “Son costosas, exclusivas, de alta seguridad. Te auditan constantemente, te multan a menos que adquieras más. Es un modelo que tiene harta a la gente. Y es por ello por lo que la gente está optando lo más rápido posible por motores más abiertos”.

Ni Microsoft, ni Oracle han emitido algún comentario.

Amazon y Microsoft son las dos únicas compañías restantes en disputa por el contrato del Pentágono, que se conoce como Infraestructura de Defensa Empresarial Conjunta, o JEDI por sus siglas en inglés.

El proceso de adjudicación se ha visto frenado por la controversia y la protesta. En diciembre, Oracle presentó un caso en el Tribunal de Reclamaciones Federales afirmando que los funcionarios del Departamento de Defensa involucrados en el proceso de licitación tenían vínculos profundos con Amazon.

Amazon intervino en el caso en nombre del gobierno y en una presentación subsecuente argumentó que la queja de Oracle estaba “repleta de caracterizaciones erróneas y exageraciones”. En abril, un juez programó los alegatos orales para principios de julio y dijo al Pentágono que el contrato no puede ser adjudicado antes del 19 de julio.

Un gran premio

La pelea por el contrato ha sido feroz porque hay mucho en juego. AWS es el segmento más rentable de la empresa con sede en Seattle, debido en gran parte a su trabajo para los clientes del sector público.

Amazon no revela qué porcentaje de los ingresos de AWS proviene de gobiernos, pero cuenta con 5.000 agencias y 10.000 instituciones académicas en todo el mundo como clientes. La conferencia anual en Washington presentó a muchos de esos clientes, desde la NASA hasta el estado de Arizona, quienes compartieron sus historias de transformación a través de la nube de AWS.

"Somos más rápidos. Podemos hacer más preguntas y el costo de hacer esas preguntas es casi nada", dijo Sue Gordon, subdirectora principal de inteligencia nacional, en el escenario el martes. "Ahora tenemos un entorno en el que confiamos".

Amazon es el líder de los contratos gubernamentales después de su agresivo cortejo a los negocios federales, logrando diversas calificaciones de seguridad y adquisición antes que nadie. Alcanzó un gran avance en 2013, cuando la Agencia Central de Inteligencia le otorgó a AWS un contrato de 600 millones de dólares para servicios en la nube. Ese contrato generó confianza tanto en el sector público como en el privado sobre el traslado de datos de servidores heredados.

"Ellos inventaron este espacio", dijo Craig Lowery, un analista de tecnología de la compañía de investigación y asesoría Gartner. "Ellos fueron los que lo hicieron funcionar".

Aun así, dice Lowery, solo alrededor del 10% del gobierno federal ha realizado la transición de sus datos a la nube. Eso significa que queda una gran oportunidad de mercado.

El gobierno federal gasta actualmente cerca de US$5.800 millones en centros de datos anualmente, de acuerdo con información de la investigadora IDC. No se espera que esa cifra crezca mucho, pero el gasto en la nube se encuentra en US$8.900 millones, y está creciendo rápidamente


Los proveedores tradicionales de TI del gobierno no han permanecido ociosos. Microsoft tiene una profunda familiaridad con el sector público, por ejemplo, atendiendo a 7,000 entidades gubernamentales con diversos productos, y recientemente expandió sus ofertas de nube para el Pentágono. Los competidores de Amazon han tratado de mantener una parte de los negocios federales argumentando que las agencias deberían mantener un entorno de "múltiples nubes", que es común en las empresas privadas. Con la nube múltiple, las empresas utilizan múltiples proveedores de nube para diversos servicios en lugar de solo uno.

Sin embargo, el contrato JEDI se trata de una adjudicación a una sola fuente. El Pentágono defendió ese enfoque en respuesta a las protestas de Oracle e IBM, ambas desestimadas por la Oficina de Cuentas del Gobierno. Y este pasado miércoles Jassy dijo en el escenario que, si bien algunas empresas comienzan utilizando múltiples nubes, usualmente no despliegan sus operaciones de manera equitativa entre ellas.

"La razón por la que no lo hacen es que, de hacerlo, debe estandarizarse con el denominador común más bajo, y estas plataformas se encuentran en etapas muy diferentes en términos de capacidad y madurez en este punto", dijo Jassy, otra crítica escondida a la competencia.

El entusiasmo de Amazon

A diferencia de algunos en la industria generalmente liberal, Amazon no tiene reparos en apoyar a los militares. Los ejecutivos de AWS demostraron la disposición de la empresa para apoyar a los sectores de defensa e inteligencia de Estados Unidos, un contraste marcado con Google, que se retiró de la competencia por el contrato JEDI debido a las protestas de sus empleados después de que la empresa dijera que “no podría asegurar que se alinearía con nuestros principios de IA”.

"Nuestros hombres y mujeres en uniforme merecen la mejor tecnología del mercado y disponible para nuestros combatientes”, dijo Teresa Carlson, directora del negocio del sector público de AWS. Ella agregó que JEDI muestra que las autoridades de defensa "en verdad buscan adoptar las tecnologías más recientes en la nube para poder desempeñar su misión una mejor manera, más rápida y de una forma más segura”.

Si Amazon obtiene el contrato JEDI, podría ganar una ventaja aún mayor en el sector de la nube más amplio debido a las economías de escala.

Los precios de los servicios de la nube de AWS han disminuido progresivamente, y el incrementar sus esfuerzos para el Pentágono podría acelerar esas bajadas, dijo Shawn McCarthy de IDC.

Esto podría llevar a preocupaciones de que AWS se vuelva tan dominante que desaparezcan los competidores viables. Keith Alexander, ex comandante del Comando Cibernético de Estados Unidos y que ahora dirige una empresa de ciberseguridad llamada IronNet, dijo que ese siempre es parte del reto de los contratos de defensa: un puñado de grandes jugadores dominan el mercado para aviones y tanques, y ahora también los servicios de la nube.

"Si sólo hay tres o cuatro, otros van a entrar a ver si hay una oportunidad”, dijo Alexander. “El asunto es, ¿podrán alcanzarlos?”.

RELACIONADAS