Tecnología
Fecha de publicación: 2019-05-12
Galeria  Ver Fotogalería

Revolución de pantallas 8K y móviles plegables en 2019

La TV evolucionó. La caja perdió peso, ganó contenido y diseño. Con la popularización de los smartphones, el mundo tiene dos ventanas al entretenimiento conectado.

Por Claudia Contreras y José Barrera, estrategiaynegocios.net

Personalizado, a la medida, resolución 8K, inteligentes. La maquinaria de gadgets tecnológicos de gran formato que veremos en 2019 son de amplio formato, máxima resolución y potente sonido. En formato pequeño, las pantallas flexibles llegaron a los smartphones.

La vida conecta del presente y del futuro ocupa asistentes inteligentes como Bixby en Samsung, Alexa o Google Assistant para los televisores inteligentes de Sony, LG y demás. En el primer día del Consumer Electronic Show (CES) en Las Vegas, LG reveló su futurístico televisor flexible de 8K y 75 pulgadas.

En los 50 años de fundación de Samsung, la firma coreana presentó The Wall, un televisor modular de hasta 219 pulgadas, con pantalla MicroLED. Todas las pantallas calidad 8K emiten color y luz sin filtros de colores, mantienen los negros muy profundos, son compatibles con HDR10+, y pueden convertir contenido resolución 4K (3840 X 2160), o sea, 8,2 millones de pixeles, en 8K (7680 X 4320). Esto es el equivalente a ver 33 millones de pixeles juntos. En otras palabras, es 16 veces más resolución que un televisor Full HD. El primer evento en transmitir contenido 8K serán las Olimpiadas de Tokio 2020. La cadena japonesa NHL anunció que habrá un canal en resolución 8K. "Tenemos una visión audaz de tomar unos 500.000 millones de dispositivos que vendemos cada año y hacerlos dispositivos conectados e inteligentes", dijo el copresidente ejecutivo de Samsung HS Kim, al presentar su visión de vida conectada en enero.

elegida 3.1(800x600)

Las pantallas 8K de Samsung llegan a América Latina en la primera mitad de 2019

Las pantallas 8K de Samsung llegan a América Latina en la primera mitad de 2019, en tamaños de 65, 75 y 82 pulgadas. “El cliente latino tiene una exigencia cada vez más de calidad e imagen, de tamaño de pantalla, de diseño”, apuntó Mario Laffitte, vicepresidente de Marketing Corporativo de Samsung América Latina. A pesar de que la mayoría de usuarios no han dado el salto a 4K, Son imágenes más fieles al ojo donde trabajan 33 millones de pixeles en el contenido que usted ve. “Es la realidad perfecta, con muchos detalles y calidad de imagen. La tecnología MicroLED equivale a un quinto del grosor de un cabello”, afirmó Edgar Kato, gerente de producto de Samsung. La firma coreana agregó asistentes virtuales: Alexa o Google Assistant, e incorporó hasta cuatro cámaras integradas al Smarthug de Samsung, donde podrá controlar su ciclo de lavado, qué hay en la refrigeradora inteligente o si ya llegó la pizza que esperaba.

“El consumidor latino siempre quiere tener una pantalla más grande para tener la experiencia de cine en casa. La resolución cambió y mejoró”.

Lafitte subrayó que la firma coreana anticipó desde 2016 que habría un boom de demanda por smartTVs de gran formato. Son conscientes que no habrá una alta demanda en las pantallas de 8K, que los volúmenes de venta serán bajos al principio. “Empezamos con volumen pequeño, pero después de un año y medio será el producto principal porque el cliente latino requiere una tecnología adelantada. El cliente latino quiere productos innovadores”.

Captura de pantalla 2019-03-25 a la(s) 13(800x600)

El reto: Streaming y velocidad de internet

¿Hay algún beneficio de una súper resolución de pantalla? Kyoung-Min Lee, MD, PhD
Instituto de Ciencias Cognitivas de la Universidad Nacional de Seúl, en Corea del Sur, resumió en Las Vegas que la resolución 8K:

1) Proyecta una percepción más realista de la realidad;

2) Logra inmersión en el contenido que se ve, en tiempo y lugar.

3) Se mejora el cambio de visión y se mantiene la calidad de imagen.

Son imágenes más fieles al ojo humano. “Es la realidad perfecta, con muchos detalles y calidad de imagen. La tecnología MicroLED equivale a un quinto del grosor de un cabello”, afirmó Edgar Kato, gerente de producto de Samsung. La firma coreana agregó asistentes virtuales a las pantallas de este año: Alexa o Google Assistant, e incorporó hasta cuatro cámaras integradas al SmartHub de Samsung, donde podrá controlar su ciclo de lavado, qué hay en la refrigeradora inteligente o si ya llegó la pizza que esperaba.

El mayor reto del consumo masivo de 8K pasa por generar el contenido para esa calidad, ver imágenes vía streaming de forma rápida y eficiente en su televisor, y tener internet de alta velocidad en su hogar. “Mi opinión es que el cambio de 3G o 4G/LTE para 5G será más rápido de lo que se espera actualmente”, apuntó Laffitte. Los modelos 8K que veremos de Samsung cuentan con el Quantum Processor 8K, para optimizar el contenido de resoluciones menores.

Samsung-QLED-8K_1-1024x682(800x600)

Este año, las Samsung Stores en América Latina incorporarán el hogar inteligente de la firma coreana: refrigeradoras, aires acondicionados, cámaras y más. "Tenemos una visión audaz de tomar unos 500.000 millones de dispositivos que vendemos cada año y hacerlos dispositivos conectados e inteligentes", dijo el copresidente ejecutivo de Samsung HS Kim, al presentar su visión de vida conectada en enero. Este año, veremos la gama QLED 4K en tamaños desde 43 hasta 82 pulgadas.

Llegan los smartphones plegables

En tanto, en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, los grandes protagonistas fueron las pantallas flexibles, las que ya son consideran la mayor innovación en la industria de la telefonía móvil desde la salida al mercado del iPhone, una década atrás.

El potencial que ofrece el desarrollo de esta nueva generación de dispositivos es grande, pero necesita estar apalancada del desarrollo de las redes 5G, las que llevan a la comunicación a un nuevo nivel y abren a la tecnología de consumo a un nuevo universo de contenidos.

DSC_3234(800x600)

Samsung, Huawei y TCL llegaron al mayor evento de la industria de la telefonía móvil con sus apuestas en esta materia. Mientras las dos primeras llegaron con productos que estarán disponibles para el mercado este año -a un costo bastante alto (arriba de US$1.000)-, la tercera mostró un prototipo que espera lanzar en 2020 por debajo de la banda de los US$700.

Los desarrolladores están enfocados en una realidad: la llegada del streaming está ganando terreno y los smartphones son una de las principales fuentes de consumo, al grado de que se prevé que para 2021 el 75% del consumo de redes sociales en general sea de video.

La nueva generación de pantallas para dispositivos móviles gana en flexibilidad, pero también hereda capacidades de las pantallas de televisión, en cuanto a tecnologías y definición.

Mario Laffitte, vicepresidente de Marketing Corporativo de Samsung América Latina, explicó que la llegada del Galaxy Fold (su apuesta en smartphones de pantallas flexibles) es una apuesta que cambia totalmente la idea del formato de un teléfono celular.

"Es un producto intuitivo, es una pantalla por dentro, una pantalla de fuera... La propuesta es hacer una disrupción en formato, un diseño exclusivo, elaborado con materiales premium", dijo el ejecutivo que anticipó que están en contacto con los desarrolladores para el impulso a aplicaciones que se acoplen a un nuevo formato para aprovechar una pantalla más grande.

Lea más: Samsung pospone la llegada de Galaxy Fold

Sin embargo, está claro que no sirve de nada tener un teléfono con una pantalla más grande si las aplicaciones no se acoplan. El Fold ya tiene varias compatibilidades con apps como Google Maps. En este ejemplo, Laffitte explica que la app se expande, no pierde calidad, ni objetivo. “Igualmente -dijo- se pueden usar tres aplicaciones en simultáneo", explicó.

Unpacked-2019-Sketch_main_5(800x600)

Gabriel Alejandro Filippi, director de producto y operaciones para América Latina de TCL Communication, explicó que la empresa pretende lanzar su línea de pantallas flexibles hacia 2020, siguiendo la tendencia del mercado.

Filippi, sin embargo, anticipó que aún hay desafíos en el futuro de esta tecnología, ya que no solo se trata de entregar una pantalla con flexible, sino que el fabricante debe garantizar su durabilidad y la compatibilidad con las aplicaciones.

La versatilidad de los diseños, más allá del tradicional rectángulo, genera desafíos para los desarrolladores que tendrán que adecuar aplicaciones populares -como Snapchat o Instagram, por ejemplo- a formatos distintos al que usan ahora que atraigan a nuevos usuarios.

El ejecutivo detalla que en su caso aún se trata prototipos, pero están en conversaciones con los desarrolladores avanzarán en el desarrollo y ajuste de aplicaciones para este formato.

TCL, también dueña de una línea de producción pantallas de TV, usa ese conocimiento para el desarrollo de su propia pantalla para smartphones, pero aún trabaja en la adecuación de sistemas que faciliten, por ejemplo, que una pantalla se doble constantemente sin que los componentes detrás de la pantalla se doblen y corten como ocurría con los antiguos teléfonos de flip y den vida a conceptos como un smartwatch plegable, dispositivos como billeteras o de otros más discretos que recuerdan el viejo flip.

RELACIONADAS