Tecnología
Fecha de publicación: 2019-01-23

Polémica por cena de Tim Cook, CEO de Apple, con el presidente de Brasil

El presidente ejecutivo de Apple, quien hizo pública su homosexualidad en 2014, departió con Jair Bolsonaro, reconocido por sus comentarios contra la comunidad gay, en una cena realizada en Davos.

Tomado de CNET en español

¿Negocios por encima de los prejuicios?

Parecía imposible que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se sentara en una misma mesa con un persona identificada como homosexual, pero el "milagro" ha ocurrido.

Durante una cena realizada el martes en Davos, Suiza, el reportero Felix Salmon captó el momento en que Tim Cook, presidente ejecutivo de Apple, conversa con Satya Nadella, su colega de Microsoft. A la derecha de ambos, separados solo por un desconocido, aparece Bolsonaro, con cara de pocos amigos.

Salmon, corresponsal de Axios, una página Web enfocada en información de negocios, compartió esta gráfica que inmortalizó la reunión:

Para comprender el porqué del impacto de la foto, es necesario un poco de contexto: Tim Cook, uno de los ejecutivos más importantes de mundo, tenía 53 años cuando hizo pública su homosexualidad en un artículo para Bloomberg Businessweek. "Estoy orgulloso de ser gay. Considero que ser homosexual es uno de los mejores regalos que Dios me ha dado", escribió.

El sucesor de Steve Jobs, que asumió su cargo en 2011, explicó las razones del relato: "Si oír que el presidente ejecutivo de Apple es gay puede ayudar a otros a afrontar su condición o a aportar consuelo a quien se sienta solo, o inspirar a otras personas para que defiendan la igualdad, entonces vale la pena sacrificar mi propia privacidad".

Bolsonaro, por su parte, es un mandatario cuyos principios políticos le definen como de extrema derecha. Ganó la presidencia de Brasil en octubre de 2018, con una gran diferencia sobre su rival: Obtuvo 55.21 por ciento de los votos frente al 44.79 por ciento de su opositor, el progresista Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores.

El mandatario brasileño conquistó al electorado a base de ideas extremas, incluyendo su apoyo a portar armas de fuego; la afirmación de la monogamia heterosexual; el odio a la diversidad de afectos e identidades de género; el repudio a la enseñanza crítica para niños y jóvenes; la condena del aborto y la negación del debate sobre las drogas ilegales, entre muchas otras. Incluso se le ha comparado con el presidente estadounidense y hay quienes lo llaman el Trump del Trópico.

De hecho, Bolsonaro, cuando era candidato, afirmó que prefería tener un hijo muerto que homosexual.

En conclusión, Cook y Bolsonaro son agua y aceite. ¿A quién se le ocurrió sentarlos juntos? Es un misterio, pero recordemos: es Davos, casa del Foro Económico Mundial, donde se cuecen muchos intercambios comerciales. Le hemos solicitado a Apple y Microsoft más información y actualizaremos esta nota cuando nos respondan.

Sin embargo, el propio portal que dio a conocer la foto, Business Insider, dictó sentencia: "Es una visión desafortunada para ambos (Cook y Nadella), que estaban sentados en la misma mesa que Bolsonaro y fueron captados por el reportero de Axios Felix Salmon".

Según Business Insider, la fotografía responde a una cena realizada el martes en la noche en honor al presidente brasileño. El propio Bolsonaro escribió ayer en Twitter: "Acabamos de asistir a una cena con grandes líderes empresariales y jefes de estado por invitación del presidente del Foro Económico Mundial, el profesor Schwab. Es una gran satisfacción compartir este momento y compartir experiencias".

En las redes sociales la reunión de los directivos de Apple y Microsoft con el presidente brasileño generó rechazo de algunos usuarios. Específicamente en Twitter, los comentarios una vez que se publicó la foto fueron negativos.

"¿Cómo es posible que @tim_cook esté cenando con Jair Bolsonaro, en Davos? un hombre que una vez afirmó que si tuviera un hijo gay no podría amarlo y hubiera preferido que muriera en un accidente o que una congresista 'no fuera lo suficientemente atractiva como para ser violada'", escribió en inglés Eduardo Arcos, director del sitio Hipertextual. La mayoría de comentarios al tuit de Arcos condenan la reunión.

RELACIONADAS